Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Novela   ·   Cambio Climático   ·   Contaminación   ·   Poesía   ·   Música



SU INFLUENCIA SOBRE LOS MÁS DÉBILES


Inicio > Ciudadanía
04/05/2012


1679 Visitas


































































La sociedad de consumo tiene una enorme influencia sobre las personas más débiles de la sociedad. Siendo consideradas las más débiles, quienes son afectadas en mayor medida por sus dictados y por sus “sugerencias”, las que finalmente terminan siendo convertidas en obedientes clientes. Precisamente se logra este efecto, cuando se dejan capturar por el encantamiento del que son objeto. Son ellos, los convertidos en clientes, quienes no alcanzan a darse cuenta lo que les están haciendo y se dejan arrastrar sin ofrecer resistencia, identificándose con los modelos que la sociedad de consumo les ofrece, para que se copien y pertenezcan. Fundamentalmente porque a medida que la presencia de la sociedad de consumo aumenta su peso específico por su persistencia con mensajes incentivadores del consumo de sus objetos y servicios, las culturas de los pueblos retroceden eclipsadas, fundamentalmente por su menor presencia en la sociedad, sobre todo en los medios masivos de comunicación. Siendo estas culturas cargadas de valores, identificadas por los convertidos, como cosas de un pasado agonizante. Perdiendo sus encantos, fundamentalmente porque su producto no es tangible ni habla del poder adquisitivo de quien lo ostenta. Sino que lo suyo, es ideológico y nos ofrece los valores con los que la sociedad de consumo colisiona arrebatando voluntades.



Esa influencia es observada y destacada por Daniel Pennac cuando dice: “Los jóvenes se han convertido en clientes de la sociedad de consumo. Son tanto o más consumistas que los adultos y eso ocurre en todos los sectores sociales. Hoy los alumnos son clientes y creen que su identidad la otorga el consumo”. Agregando: “Cuando los chicos van a la escuela, se comportan con los profesores como si fueran clientes. Sólo que la cultura no es un bien de consumo. ¿Qué es un cliente? Es alguien que sólo tiene en cuenta sus propios deseos. ¿Y cómo funciona la escuela? La escuela no se dirige a nuestros deseos, sino a nuestras necesidades”.El reportaje a Daniel Pennac puede leerse en: http://www.lanacion.com.ar/1470285-el-alumno-cliente-cree-que-su-identidad-la-otorga-el-consumo 





Eugenio García

http://apuntesenborrador.blogspot.com

Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18166 publicaciones
4629 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora