Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Sociedad   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Política   ·   Moralidad



La importancia del debate Presidencial


Inicio > Política Nacional
02/05/2012

2470 Visitas



Confesiones.


 

El próximo domingo a las ocho de la noche, se llevara a cabo el primero de los dos debates obligatorios para los cuatro candidatos a la Presidencia de la República, organizados por el Instituto Federal Electoral y sin duda, este primero será fundamental.

De entrada porque si el de este domingo venidero realmente impacta en la población, el siguiente será todavía más interesante y generara mayor expectación, de otra forma si el desarrollo del mismo es intrascendente, seguramente nadie vera el subsecuente.

Por ello son muchas las cosas que dependen de este encuentro, simplemente el futuro del segundo, evidentemente los efectos que habrá de generar en la opinión pública y por ende en la intención del voto.

Según la gran mayoría de los analistas del proceso electoral, incluidos las empresas encuestadoras y los equipos de campaña de los candidatos, el debate se circunscribe como el momento más importante de lo que llevamos de la campaña y puede ser el culminante.

Coincidiendo con esa observación, toda vez que la campaña en general no ha sido capaz de despertar el interés de la sociedad, el debate se antoja como el elemento capaz de marcar la diferencia y atraer al electorado hasta ahora distante del desarrollo del proceso.

Muy a pesar del boicot que inexplicablemente Televisión Azteca trata de imponer transmitiendo en el mismo horario un partido de futbol, del equipo del que también es propietario, los monarcas de Morelia, correspondiente a la primera fase de la liguilla del torneo nacional, el debate será mucho más importante que el evento deportivo.

Lamentablemente en este caso lo que se infiere es la mala actitud del propietario, el desdén a la autoridad pero sobre todo a la sociedad, porque de todas formas, todos los demás canales lo van a transmitir y el partido de futbol tampoco es de sumo interés, por tanto la posición de esta televisora no pone en riesgo la cobertura y difusión del mismo.

Por sus antecedentes, los debates representan la oportunidad, no solo para exponer posturas y propuestas, sino para contrastar, en términos llanos para exhibir a los rivales y con ello provocar mover las preferencias.

Por formato quien se asume como puntero, ve esta plataforma como un riesgo, porque es mas lo que se puede perder contra lo que se obtiene, incluso si solo se mantiene en el mismo nivel.

En cambio para los demás candidatos es la mejor oportunidad para posicionarse, hoy sobre todo considerando que el número de indecisos es muy grande y va en aumento periódico cada semana.

Ahora bien, según datos de las propias empresas encuestadoras, el porcentaje de la población que ha manifestado interés en el debate ronda alrededor del cuarenta por ciento, lo cual se califica como muy elevado.

Estas cifras anticipan una audiencia substancial, lo cual sugiere que desde ese punto de vista el debate cumple con su objetivo primario de difusión, dependerá de los participantes que el contenido sea de interés, pero sobre todo que produzca la influencia que cada uno pretende para su causa.

Porque independientemente que la discusión posterior al encuentro, seguramente se circunscribirá a la competencia entre los seguidores de cada fuerza, para establecer quien resulto ganador, el debate servirá como un extraordinario argumento para el análisis individual del votante.

El post debate será también primordial, se convertirá en el tema principal de la agenda, tanto para los medios como para los opinadores profesionales, quienes seguramente también trataran de hacer patente sus preferencias beneficiando con su opinión, al candidato de su predilección.

Por otro lado es natural que los simpatizantes de cada candidato quieran ellos mismos ganara su propio debate, sobre todo a través de la manifestación colectiva que empuje a pensar que es mayoritaria, sin embargo eso es secundario.

Lo es porque el desarrollo del mismo tendrá por descontado un efecto en quien lo vea, es decir, cada espectador independientemente de su preferencia, tendrá su propio juicio y las expresiones posteriores no necesariamente significaran un cambio de percepción.

Esto es importante señalarlo porque aun y cuando en las redes sociales, que ha sido hasta ahora el campo en donde se dirimen las verdaderas acometidas y donde mejor se contrastan las posiciones,  se observa un gran movimiento cotidiano en torno a las campañas.

Aun así quienes participan estas plataformas, con todo y que son muy activos, específicamente en relación al proceso electoral, solo significan el dos por ciento de la población votante.

Si bien es cierto que hay que reconocer que esta dinámica social tendría que entenderse más como un asunto de cantidad que de calidad, me refiero al contenido de sus expresiones, cualitativamente no representa ni el sentir ni la opinión mayoritaria.

La actividad en las redes sociales es sin duda importante e influyente y cada vez lo será más, marca tendencias y es capaz de subir temas a la agenda nacional, pero sería un error pensar que en este momento representa a todo México.

Por tanto las hostilidades que se llevara a cabo en ellas, posteriores al debate, en la que los simpatizantes, los medios de comunicación y los equipos de cada fuerza habrán de desgarrarse para señalar a su candidato como ganador, es muy parcial.

Este es un asunto en el que hemos insistido mucho en columnas anteriores, la participación de incondicionales adoptando una posición muy activa, que ha sido la base sobre la cual se ha construido un ambiente de rivalidad que ha sobrepasado la cordura para tornarse hostil.

Esta agresividad como lo hemos explicado en diversas oportunidades, proviene de miembros de células que pertenecen a los círculos de la estructura de las campañas o el servicio público en cualquiera de sus tres niveles.

La dimensión del efecto de sus expresiones se limita al sector del voto duro y en todo caso sirve solo como argumento para sostener la batalla del encono con sus similares en las otras fuerzas, por su actitud intolerante y soberbia, en simultaneo para alejar al indeciso y confundir al volátil

Siendo así, el efecto de sus aguerridas manifestaciones o sus exacerbadas muestras de respaldo al candidato que apoyan van dirigidas a ellos mismos, a un segmento que de todas formas por su personal e individual conveniencia no va a cambiar el sentido de su voto.

Precisamente por este análisis, el debate se convierte en el mejor instrumento de comunicación para impactar en el indeciso, e incluso en el volátil, apartados que por su tamaño pueden cambiar todo el escenario.

Dada esta circunstancia, se puede esperar que el desarrollo del mismo sea al menos ríspido, privilegiando el ataque por encima de la propuesta, exhibiendo más que planteando, de hecho lo que muchos esperan es la presentación de algún tema que sugiera un escándalo.

Si bien es cierto que lo trascendente seria poder comparar propuestas, hay que reconocer que el escenario de la confrontación es atractivo, impone la atención y la mantendrá en el post debate.

Finalmente lo que resta es esperar al domingo para salir de dudas y en todo caso confirmar lo que hemos visto hasta ahora de cada aspirante a la Presidencia, en la posibilidad de que suceda algo extraordinario.

Como sea, el simple ejercicio es parte del proceso democrático, beneficia a la sociedad mas allá de lo que le pueda aportar a los candidatos, por esa  razón se entiende como un aspecto fundamental estar atentos a su desarrollo.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall

 





Etiquetas:   Elecciones   ·   Política   ·   Debate

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18438 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora