Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Psicopatología   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Lectores



L.R. Nogueras y la inspiración


Inicio > Literatura
30/04/2012


1404 Visitas



Alguna vez conocí a una persona excepcional; Rosa María era, o es (esa costumbre de hablar en pasado de quien aún habita este mundo), su nombre. Me la presentó una buena amiga una tarde lluviosa, que se tornó propicia para el intercambio y la anécdota, todo bajo la presencia efímera y cómplice de un delicioso té. Rosa María era graduada de Filología, aunque ya estaba acogida a la jubilación. Su amplia cultura la llevó a convertirse en una especie de Mecenas para no pocos artistas santiagueros. Su casa, un refugio para los humores del día. En medio de la conversación mi amiga (como suelen hacer los amigos que confían, más que uno mismo, en la obra nuestra) le habló a Rosa María de mis cuentos. Algo ruborizado apenas la dejé comentar y me justificaba (¿de qué culpas?) de ser un autodidacta sin oficio ni técnica alguna. La gruesa mujer recién conocida me miró con unos ojos generosos y me dijo: “Escribir a veces es tan solo una cuestión de talento e inspiración”. No sé cuánta verdad encierran sus palabras, o si son apenas la punta del iceberg que me mostró. Lo cierto es que sigo con cierta vaguedad para el oficio (acaso porque no es tal para mí), pero confío más en esa inspiración que camina junto a mi sombra y en ocasiones se adueña de mis sentidos. Pero a veces esa inspiración me depara malos momentos; acaso por se extravía alguna esquina del tedio; o porque ¡oh musilla traviesa!, llega deprisa, me habla al oído y se va, sin siquiera darme tiempo a dejar sobre el papel la huella de su existencia. Imagino que a otros escritores (de los que realmente pueden ufanarse de ese título) pueda sucederles igual. Ellos, en cambio, tendrán entonces en sus manos esas poderosas herramientas de las que laguna vez me quejé: “oficio y técnica”. Sólo así se explica que yo, eterno aprendiz de secretos que no se me develan, mire indefenso el espacio que deja algún buen cuento que se olvidó (o simplemente no halló la ruta para nacer), mientras otros, de una grandeza y misticismo tal como Nogueras, hagan del olvido de un poema, motivo para unos versos no menos hermosos[1].  


[1] Perdida del poema de amor llamado "Niebla"

Luis Rogelio Nogueras

Ayer he escrito un poema magnificolástimalo he perdido no se dóndeahora no puedo recordarlopero era estupendodecía mas o menosque estaba enamoradoclaro lo decía de otra formaya les digo era excelentepero ella amaba a otroy entonces venía una parterealmente bella donde hablaba delos árboles el viento y luegomás adelante explicaba algo acerca de la muertenaturalmente no decía muerte decíaoscura garra o algo asíy luego venían unos versos extraordinariosy hacia el finalcontaba como me había ido caminandopor una calle desiertaconvencido de que la vida comienza de nuevoen cualquier esquinapor supuesto no decía esa cursileríaera bueno el poema

lástima de pérdidalástima de memoria

 







Etiquetas:   Literatura   ·   Literatura Latino Americana   ·   Poesía   ·   Crónica

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18743 publicaciones
4728 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora