Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Coronavirus   ·   Crisis Económica   ·   Pandemia   ·   Salud   ·   Fake News   ·   Posverdad   ·   Ecología   ·   Salud Pública   ·   Humanidad   ·   Economía



Austeridad y desempleo.


Inicio > Economía
30/04/2012


1862 Visitas



El mundo avanza hacia una nueva y más profunda recesión del empleo






A proposito del “Informe sobre el Trabajo en el Mundo" de la OIT  y el pensamiento de Joseph Stiglitz como telón de fondo. 





- En un análisis sombrío publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) dice que la economía mundial se encuentra al borde de una nueva y más profunda recesión del empleo, que retrasará aún más la recuperación económica a nivel global y que puede generar más tensión social en un gran número de países.





“Hemos llegado al momento de la verdad. Las posibilidades de evitar una “doble caída” del empleo son limitadas y debemos aprovecharlas”, afirmó Raymond Torres, Director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT.





El “Informe sobre el Trabajo en el Mundo : Los mercados al servicio del empleo”  sostiene que el estancamiento de la recuperación económica comienza a afectar drásticamente a los mercados laborales. Si se mantienen las tendencias actuales, serán necesarios al menos cinco años para que el empleo regrese a los niveles anteriores a la crisis en las economías avanzadas, un año después de lo previsto en el informe del año pasado.





El informe señala que el mercado laboral ya se encuentra dentro del límite habitual de seis meses que lleva para que una desaceleración económica impacte sobre el empleo, y dice que será necesario crear 80 millones de puestos de trabajo durante los próximos dos años para regresar a las tasas de empleo que existían antes de la crisis. Sin embargo, la reciente desaceleración del crecimiento sugiere que es probable que la economía mundial genere sólo la mitad de ese número de puestos de trabajo.





El informe también presenta un nuevo índice de “tensión social”, que refleja los niveles de descontento social a raíz de la falta de empleos y el enojo de la gente que siente que el peso de la crisis no está siendo distribuido de manera equitativa. El informe señala que en más de 45 de los 118 países analizados, la tensión social está aumentando. Este es el caso principalmente en las economías avanzadas, en particular en Estados Unidos, la región árabe y, en menor medida, Asia. Por el contrario, existe una estabilización o un menor riesgo social en África Subsahariana y América Latina.





El estudio muestra que cerca de dos terceras partes de las economías avanzadas y la mitad de las economías emergentes y en desarrollo, para las cuales existen datos recientes, están atravesando nuevamente una desaceleración del empleo. Esto se suma a una situación laboral que ya de por sí era precaria, con el desempleo mundial por encima de los 200 millones a nivel mundial, es decir, la cifra más alta jamás registrada.





El informe cita tres razones por las cuales la actual desaceleración económica puede tener un impacto particularmente graves sobre el panorama laboral: primero, en comparación con el comienzo de la crisis, las empresas están en una posición más débil para retener a sus trabajadores; segundo, a medida que aumenta la presión para adoptar medidas de austeridad fiscal, los gobiernos están menos dispuestos a mantener o adoptar nuevos programas de apoyo al empleo y al ingreso; tercero, dado la falta de coordinación política a nivel internacional, los países han quedado en posición de actuar de manera aislada.





Otras conclusiones importantes del informe incluyen:





Cerca de 80 millones de nuevos puestos de trabajo serán necesarios durante los próximos dos años para regresar a las tasas de empleo anteriores a la crisis (27 millones en las economías avanzadas; el resto, en países emergentes y en desarrollo).





De los 118 países para los cuales existen datos, 69 registraron un aumento en el porcentaje de personas que manifiestan un empeoramiento de su nivel de vida en 2010 comparado con 2006. En la mitad de los 99 países analizados, las personas entrevistadas dijeron que no tenían confianza en sus gobiernos nacionales.





Más de 50 por ciento de los habitantes de los países desarrollados declararon que no estaban satisfechos con la oferta de trabajos decentes (en países como Eslovenia, España, Grecia, Italia y Portugal, más del 70 por ciento de las personas entrevistadas se manifestaron descontentas).





Entre 2000 y 2009, 83 por ciento de los países registraron un incremento de la parte de los beneficios corporativos en el PIB. Sin embargo, durante el mismo período, las inversiones productivas se estancaron a nivel mundial.





En las economías avanzadas, el crecimiento de los beneficios de las empresas no financieras se tradujo en un incremento importante en el pago de dividendos (de 29 por ciento en 2000 a 36 por ciento en 2009) y de inversiones financieras (de 81,2 por ciento del PIB en 1995 a 132,2 por ciento en 2007). La crisis invirtió levemente esta tendencia, que se recuperó en 2010.





La volatilidad de los precios de los alimentos se duplicó a lo largo del período 2006-2010 en relación con los cinco años anteriores, afectando de esta manera las perspectivas de trabajo decente en los países en desarrollo. Los inversionistas financieros se benefician más de la volatilidad de los precios que los productores de alimentos, en particular los pequeños productores.





Los últimos informes llaman a que se mantengan y, en algunos casos, se fortalezcan los programas a favor del empleo, y advierte que los esfuerzos por reducir la deuda pública y el déficit con frecuencia se han enfocado de manera desproporcionada en el mercado laboral y las medidas sociales. Por ejemplo, un aumento del gasto en políticas activas del mercado laboral de sólo 0,5 por ciento del PIB podría incrementar el empleo en entre 0,4 y 0,8 por ciento, dependiendo del país.





Se deben apoyar las inversiones en la economía real, a través de la reforma financiera y de medidas que favorezcan las inversiones.





Por último, el informe sostiene que el adagio según el cual la moderación de salarios lleva a la creación de empleos es un mito, e invita a adoptar una estrategia de recuperación integral basada en los ingresos. Esto además ayudaría a estimular las inversiones y al mismo tiempo reduciría las excesivas desigualdades en los ingresos.









Trabajo en el Mundo 2012





En relación a la situación Española 2012 he aquí algunas valoraciones:





"Es imposible identificar tendencias en función de las varias reformas que se han llevado a cabo en España en los últimos años", pero afirmó que "reducir el coste del despido en un momento de crisis no soluciona el problema, sino que genera más destrucción de empleo".





Para la OIT, las medidas de austeridad aplicadas por el Gobierno actual y el anterior "han afectado al crecimiento y al empleo en el corto plazo y, por el momento, no se han traducido en una reducción significativa del déficit fiscal", que era el objetivo perseguido.





"Se pensaba que esos recortes iban a fomentar la confianza y la inversión, crear mayor crecimiento en algún momento y empleo, pero en realidad lo que está pasando es que sigue cayendo la confianza y la inversión",





El crecimiento de las exportaciones y de la inversión "no han compensado el impacto negativo que las medidas de austeridad tienen sobre la demanda privada", y que "la inversión ha disminuido debido a la caída de la inversión pública y a la contracción de la inversión privada por la restricción del crédito".





"El problema ahora es que con la ralentización de la economía mundial, la posibilidad de compensar la débil demanda interna con las exportaciones es menor", argumentó el experto de la OIT, que consideró que la solución pasa por la reanudación del crédito.





"La recuperación económica en España no será posible hasta que no se reanude el crédito a las PYMES (...). Algunas medidas deseables serían disponer de un sistema de garantías de crédito, aumentar el número de mediadores que consideran peticiones que no han sido atendidas por los bancos y proveer de liquidez a los bancos"





Para ello, es necesario "reformar el sistema financiero para que se centre en su verdadera labor de dar crédito a la economía real". En el informe de la OIT, se subraya que "merece la pena considerar la creación de una banca pública que se dedique a la promoción de la inversión en sectores estratégicos" o reactivar instancias ya existentes como el Instituto de Crédito Oficial (ICO).





En referencia al mercado laboral,  "es imposible identificar tendencias en función de las varias reformas que se han llevado a cabo en España en los últimos años", pero afirmó que "reducir el coste del despido en un momento de crisis no soluciona el problema, sino que genera más destrucción de empleo".





Una “combinación correcta de políticas” puede conducir a la consolidación fiscal y a la creación de empleos. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) dice que entre 1,8 y 2,1 millones de empleos pueden crearse en las economías avanzadas en el plazo de un año si los gobiernos adoptan un enfoque de austeridad fiscal que sea más favorable al empleo.





Creación de Empleo 





Entre 1,8 y 2,1 millones de empleos pueden crearse en las economías avanzadas en el plazo de un año si los gobiernos adoptan un enfoque de austeridad fiscal que sea más favorable al empleo.





De acuerdo con el Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2012, esta cifra es casi tres veces mayor que la que se puede esperar si se continúa con las actuales políticas.





Muchos países desarrollados enfrentan el enorme y doble desafío de sanear sus cuentas fiscales y crear nuevos puestos de trabajo. No sólo han aumentado sus gastos como consecuencia de la crisis sino que, más importante aún, los ingresos procedentes de los ingresos han disminuido. Al mismo tiempo, el crecimiento del empleo cae a medida que la producción se desacelera.





La cuestión fundamental para estos países es saber cómo estimular la actividad económica y crear empleos en un contexto dominado por las presiones para controlar el gasto público y la baja demanda del sector privado.





El informe hace un llamamiento a favor de un proceso de consolidación fiscal que sea socialmente responsable, y agrega que el ritmo y el contenido de los recortes fiscales son importantes tanto para propiciar la estabilidad fiscal como para estimular el crecimiento del empleo.





Según el informe, en más del 90 por ciento de los países que han implementado medidas de austeridad, las tasas de desempleo superan los niveles de 2007. En cerca la mitad de ellos, las tasas de desempleo habían aumentado aún más para finales de 2011. Se estima que hay 43,5 millones de desempleados en las economías avanzadas.





El informe advierte que las actuales políticas de consolidación fiscal conducirán a un débil crecimiento del empleo y a un deterioro de la posición fiscal a mediano plazo. Bajo este escenario, las economías avanzadas sólo lograrán crear 800.000 empleos en el plazo de un año.





En cambio, si las economías avanzadas apuestan a las medidas sociales y de protección del empleo – a la vez que llevan a cabo una administración prudente de sus cuentas fiscales – se podría más que duplicar la creación de empleo y generar hasta 2,1 millones de puestos de trabajo.





Más de la mitad de los 106 países analizados por la OIT enfrentan un riesgo cada vez mayor de tensión social y descontento





La Austeridad según Joseph Stiglitz





“Creo que Europa se dirige al suicidio. No ha habido ningún programa de austeridad exitoso en ningún gran país”, 





“El crecimiento decreciente está causando el déficit, y no al revés. Creo que la idea de la austeridad va a llevar a niveles elevados de desempleo que serán políticamente inaceptables y empeorarían los déficits”





Invertir más en infraestructura, educación y tecnología “el retorno de esas inversiones es de mayor magnitud que el costo del capital”





“Si Gran Bretaña, Francia, España y todos los países se concentran en la austeridad, se trata de una austeridad generalizada, y las consecuencias económicas de ello van a ser graves”.





Si bien las autoridades de la zona del euro “tomaron conciencia de que la austeridad por sí sola no funcionará y de que tenemos que crecer”, no se han tomado medidas. La Formula Zarkozy-Merkel “lo que acordaron hacer en diciembre es una receta segura de muerte”





Sobre el Euro “El problema es que con el euro se ha separado el gobierno del banco central y la emisión, con lo que se ha creado un gran problema”,  “la austeridad sumada a las limitaciones del euro son una combinación letal”.





El desempleo juvenil en España se mantiene en 50% desde la crisis de 2008 “sin esperanzas de que mejore pronto”. “Lo que están haciendo es destruir el capital humano y alejar a los jóvenes”.





A los efectos de impulsar el crecimiento, los gobernantes europeos deben reorientar el gasto del gobierno para “utilizar plenamente” instituciones como el Banco Europeo de Inversiones, introducir impuestos para mejorar el desempeño económico y usar multiplicadores de presupuesto equilibrado





La confianza de las personas en la economía





Cinco años después del colapso financiero y económico mundial, el riesgo de tensiones sociales ha aumentado en la mayoría de países analizados. Esto no es sorprendente dado que los empleos de buena calidad siguen escaseando y la desigualdad en términos de ingresos está aumentando. Cada vez existe una mayor sensación de que las personas más afectadas por la crisis no están recibiendo la atención política necesaria.





De los 106 países analisados, el 54 por ciento presenta un aumento en la escala del riesgo de tensión social en 2011 comparado con 2010. Las dos regiones con el riesgo más alto son África Subsahariana, y Oriente Medio y África del Norte. Sin embargo, también se constataron importantes aumentos en las economías avanzadas y en Europa Central y Oriental. Por otra parte, América Latina y algunos países de Asia experimentaron una disminución de la tensión social en este período.





El índice de tensión social





La confianza en los gobiernoses un criterio importante para medir el índice de tensión social, ya que una menor confianza en los gobiernos puede ser un indicador de la insatisfacción de la gente frente a las respuestas de los gobiernos a la crisis. En 2011, el 54 por ciento de los países analizados registró una disminución de la confianza en sus gobiernos nacionales en comparación con 2010. No es sorprendente constatar bajos niveles de confianza en algunos países árabes. Esto puede ser visto como consecuencia de la reciente lucha por la democracia. En las economías avanzadas, en especial en Europa, también se ha constatado un deterioro de la confianza hacia los gobiernos nacionales.





Las políticas dirigidas a crear empleos de calidad son decisivas para reducir el riesgo de exclusión y promover un sentido de equidad. Las principales políticas incluyen: fortalecer las instituciones del mercado laboral y garantizar que los salarios crezcan al mismo ritmo que la productividad (y no menos, como ha sucedido hasta ahora); adoptar medidas especiales para los trabajadores jóvenes y otros grupos vulnerables (existen muchos ejemplos de buenas prácticas en esta área); restablecer el crédito para las pequeñas empresas, que son las principales creadoras de empleo; y, en Europa, evitar el tipo de austeridad fiscal que ha afectado negativamente las perspectivas de empleo y ha fracasado en reducir el déficit fiscal. Los gobiernos además han abundado en promesas y escaseado en acción en lo que se refiere a la reforma del sector financiero. Todas estas medidas ayudarían a aumentar el sentido de equidad, que tan ausente se encuentra en el actual modelo de globalización.









Referencias:

2010 Mismeasuring Our Lives: Why GDP Doesn't Add Up, with Amartya Sen, Jean-Paul Fitoussi, and J.E. Stiglitz, eds., The New Press, 2010.





Salarios de eficiencia, el modelo Shapiro-Stiglitz Descargar  http://bit.ly/4Soq2k









Globalization and Its Discontents, W.W. Norton & Company, June 2002.

El malestar de la globalización, Taurus, ISBN 84-306-0478-2





Page personnelle de Joseph Stiglitz http://bit.ly/4K8zv4





OIT Informe sobre el trabajo en el mundo 2011 

Descargar: http://bit.ly/rNK3Tp





Informe Mundial Sobre Salarios 2010/2011

Políticas salariales en tiempos de crisis

Descargar: http://bit.ly/r5A2K4





Tendencias Mundiales del Empleo 2012

Prevenir una crisis mayor del empleo

Descargar: http://bit.ly/Hdpdkb





Informe sobre el Trabajo en el Mundo 2012

"Mejores Empleos para una economía mejor"

Descargar el informe integral (en inglés) http://bit.ly/ID39tQ





Informe preparado por  @sergeglaurens



Etiquetas:   Economía   ·   Desempleo   ·   Crisis Económica

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19493 publicaciones
4876 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora