Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Novela   ·   Cambio Climático   ·   Contaminación   ·   Poesía   ·   Música



CONSOLIDANDO EL ERROR


Inicio > Ciudadanía
28/04/2012


1346 Visitas






















































































Existen pedagogías que promueven desde hace décadas, dejar de educar como en el pasado, habiendo logrado ganar un enorme predicamento en un colectivo docente, siempre dispuesto a la aceptación de nuevos conceptos y nuevas modas educativas. 



Estas teorías, son las que le asignan al docente el rol de acompañante o asistente en el proceso educativo. Adecuándose de esa manera a la realidad que el educando ya trae de la primera experiencia educativa en el seno familiar. Donde, sobre él, no existió nunca una marcada autoridad. Desconociendo por lo tanto, cuáles son sus límites.



Esas teorías han logrado imponer una relación simétrica entre educadores y educandos, a lo que muchos docentes se han sometido alegremente, en la creencia que de esta manera se estaba creando un espacio más democrático, dejando atrás una relación calificada como asimétrica y autoritaria, como la experimentada durante otras épocas pasadas. 



Estas nuevas experiencias se materializaron con el avenimiento de la nueva etapa democrática en nuestro país, respondiendo a las demandas de la población plasmadas en el Congreso Pedagógico. Donde además, en este nuevo escenario, supuestamente fluiría con mayor intensidad la creatividad, en un mundo demandante de nuevas expresiones productivas. Pretendiendo que sean los educandos quienes construyan su propio aprendizaje con la mayor libertad de acción posible. Sin que la escuela imponga ninguna de las cuestiones formativas del pasado.



Sosteniendo, quienes han estudiado los resultados de este tipo de prácticas, que existe un porcentaje menor de egresados del sistema educativo actual, que muestran un mejor desempeño que los anteriores, cuando ingresan al sistema productivo. Pero también está a la vista comprobar, que existe una gran mayoría que no se adapta a la sociedad productiva, fundamentalmente por no aceptar las reglas ya impuestas, que los empresarios exigen para que los asalariados cumplan, dentro del funcionamiento como integrantes de la plantilla en el ámbito de su empresa. Sobre todo por no aceptar ningún tipo de condicionamientos, como fuera lo habitual en sus experiencias de vida anteriores, dentro de la familia primero y dentro de la escuela, después. Permaneciendo en sus cargos por un período corto de tiempo, para finalmente, terminar renunciando.



Pudiendo además comprobarse, como llegan a la universidad personas que han egresado del nivel educativo anterior, sin haberse apropiado de las herramientas fundamentales y básicas como son el uso correcto de la lengua oral y escrita. Las que a poco de andar muestran sus incapacidades para la interpretación y la comprensión de textos. Como así también, para el manejo de las herramientas de la matemática. Lo que les imposibilita acceder a otros conocimientos más profundos, desertando en una gran mayoría de sus aulas, dentro del primer año. 



Haciéndose presentes también, con semejantes deficiencias, en el sistema educativo para desempeñarse como docentes. Resultando fácilmente comprobable al estar en contacto con ellos en el establecimiento donde prestan servicios. Observándose las falencias que se profundizan y reproducen con mayor velocidad de contagio al universo educativo en formación.



Pudiéndose comprobar que algunas personas no muestran ninguna aflicción al mostrar sus carencias educativas, a las que también se sienten con derechos a tener, restándole toda importancia, como si se tratara de cuestiones menores, considerando que no merecen la pena detenerse en ellas.



Comportándose ante las reglas del idioma con el mismo desprecio como el que se comportan ante las otras reglas que la sociedad pretende imponer para poder lograr un funcionamiento más adecuado y eficiente. Mostrándose sin ruborizarse por los desconocimientos observables de las cuestiones más elementales. Haciendo gala de una sólida e indestructible autoestima. Lo cual dinamita toda posibilidad de que se enmienden las deficiencias apuntadas. Reproduciéndose hasta el infinito el error al que les han enseñado a justificar y a visualizar como una oportunidad educativa. Esto en la práctica ha consolidado la situación donde era muy bajo el porcentaje que ingresaba al sistema en su nivel secundario. Habiéndose reproducido la situación anterior donde un pequeño porcentaje de la población egresa con éxito del sistema. Es decir, incorporando los conocimientos. Mientras que una mayoría, egresa del sistema, obteniendo la titulación, pero sin incorporarlos, o incorporando a dichos conocimientos solo parcialmente.

Eugenio García

http://garenioblog.blogspot.com 

Etiquetas:   Educación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18166 publicaciones
4629 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora