V. José María Ruiz-Mateos: La amenaza de un genio irrepetible.

A muchos mediocres les cuesta asimilarlo; la genialidad ajena afecta a los propios intereses; por la impotencia que se experimenta de no alcanzar las lejanas metas del ingenio de otros y por la mermada competitividad de las insuficientes virtudes derrotadas por quien las tiene todas. Es una cuestión de pura envidia, insana y proclive a la falacia que se alía con otras envidias de tantos mediocres para asaltar al genio. Estamos en España y a nadie sorprende la actitud.

 

. Es una cuestión de pura envidia, insana y proclive a la falacia que se alía con otras envidias de tantos mediocres para asaltar al genio. Estamos en España y a nadie sorprende la actitud.
 

Si los mediocres se quedaran en eso, gentuza sin influencia, no se notaría esa envidia correosa; el problema es que la política o la actividad sindical son perfectos disfraces para convertir a inútiles en dignos aparentes, siendo sólo dolosos  ladrones elegidos por la miopía moral de quienes les votan por sufragio universal. Ruiz- Mateos soportó a esa calaña gobernante de Felipe González y el tiempo le ha dado la razón a su épica lucha contra la expropiación  y con derecho a multimillonarias indemnizaciones. Pero hete aquí que la aliada mediocridad no descansa y treinta años después se practica otro intento de linchamiento mediático, cuyos orígenes estriban en un desfondamiento crediticio como base imprescindible para el desarrollo del holding empresarial de la Nueva Rumasa. Ciertamente que el golpe ha sido ahora más sutil, pero la intencionalidad no carece del mismo fondo que la delictiva expropiación de los ochenta.http://www.youtube.com/watch?v=niNiM5TbPQU

 

Tirar la piedra y esconder la mano ha sido la estrategia empleada en la traición bancaria que ha desembocado en una crisis cuyas responsabilidades se cargan contra Nueva Rumasa, siendo el holding el primer perjudicado de la maniobra y obligado a responder, con indefensión, por las responsabilidades contraídas en un normal desarrollo de estrategia financiera. Los trabajadores, los inversores de pagarés, la propia familia, son los damnificados de una situación provocada por quienes guardan cientos de miles de millones de euros propios en bancos suizos, en tanto gestionan, desde sus propios bancos, la quiebra de los clientes cerrando el grifo contractual de un crédito millonario. Habría que escudriñar las artimañas de algunos poderosos banqueros que muy seguramente son más que irregulares, asegurándose también la ruina de los que se les confiaron en tanto se lucran con una indecencia moral repugnante.

 

José María Ruiz-Mateos es el genio que va de A a D sin pasar por B y C. Mientras los demás caminan, él vuela, a modo de Superman, tal y como se disfrazó para que nadie olvidara jamás el crimen institucional que se perpetró contra sus legítimos intereses y encomiable labor. Además del conocimiento aplica un don de genuina intuición empresarial que es descollante ante cualquier comparación donde los demás quedan en evidencia, muy lejos de las impresionantes dotes del empresario paradigmático que él representa. De ahí las múltiples zancadillas orquestadas desde las sombras políticas, económicas y jurídicas. Lo cierto es que  los obstáculos impuestos se canalizan por quienes mueven los hilos invisibles del poder mayor que todo lo influencia. Sobre ello ya dio pistas el empresario, allá por los años ochenta, cuando decía que los bancos están acostumbrados a ser los que posibiliten la generación de empresas, pero no a que exista desde la empresa la posibilidad de generar bancos.

 

La influencia de Ruiz-Mateos por su ingenio sin par siempre fue una amenaza para mediocres de toda condición: desde los inútiles del poder político como Zapatero o los fulleros del felipismo que se aseguraron un retiro millonario repartiendo los pedazos de Rumasa a amigos de correrías delictivas con sello estatal… y esos que , tres décadas después, han decidido de un plumazo destrozar la vida de miles de personas para lucrarse con la desgracia. Mediocres todos ante el genio sin igual de un hombre que marca un hito en la Historia del logro empresarial: José María Ruiz-Mateos y Jiménez de Tejada.

Uno de los detalles que siempre resultó amenazante y que no perdonan sus vulgares y envidiosos enemigos, es que nació en Rota (Cádiz) –ESPAÑA; ya se sabe que en este país, la envidia es deporte nacional. Otro es que carece de la villanía y el rencor de sus numerosos y sucios rivales, a los que sólo puede combatir con la nobleza y la luchadora dignidad que siempre le han caracterizado. Ser un genio, honrado, firme creyente en Dios y español, son valores que aquí la envidia y el recelo no perdonan.http://laverdadocultadenuevarumasa.blogspot.com.es/

 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales