Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Cultura   ·   Ética   ·   Moralidad   ·   Poesía   ·   Libros   ·   Novela   ·   Reseña



El Día del Libro y los Mayas


Inicio > Literatura
23/04/2012


1467 Visitas



Al celebrar el “Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor”, la UNESCO tiene por objetivo promover la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual a través del derecho de autor.




 



 

Para festejarlo en su día decidí escribir acerca de este libro; ya que ayer vi un programa de los mayas, debo confesar que es una cultura mesoamericana apasionante con unos paisajes y arquitecturas impresionantes.



 



Chilam Balam es el nombre de varios libros que relatan hechos y circunstancias históricas de la civilización maya. Escritos en lengua maya, por personajes anónimos, durante los siglos XVI y XVII, en la península de Yucatán. A ese nombre se le agrega el nombre de la población en donde fueron escritos, por ejemplo, el Chilam Balam de Chumayel, etc.

Fuente importante para el conocimiento de la religión, historia, folklore, medicina, y astronomía maya precolombina.

Los libros fueron redactados después de la conquista española. Durante la época colonial, la mayor parte de los escritos y vestigios de la religión maya fueron destruidos por los misioneros católicos españoles, al considerar que tales vestigios representaban influencias paganas y por tanto nocivas para la catequización de los mayas. En su redacción se nota influencia de la cultura española, sobre todo en materia religiosa. Los libros en su conjunto relatan acontecimientos de relevancia histórica consignados conforme a los katunes (períodos de 20 años) del calendario maya. Los relatos dejan constancia de las tradiciones religiosas del pueblo original, así como de su devenir histórico. Algunos historiadores piensan que los libros podrían contener cierta información que habría provenido, a través de la memoria colectiva, de los escritos destruidos en el auto de fe de Maní del arzobispo Diego de Landa (1524-1579).

Estos escritos constituyen uno de los máximos tesoros de la cosmogonía  y teogonía de la América precolombina.  Algunos frailes españoles anónimos, adaptaron la fonología de la lengua maya a la grafía castellana y escribieron en cuadernos, sobre papel europeo (aunque algunos de ellos están cubiertos con tapas de piel de venado) 18 libros, aunque sólo se cuente hasta ahora con copias de los Chumayel, Tizimín, Cavalxil, Tkax, Nah y Tusik, llamados así por los sitios donde fueron encontrados.  El material lo componen múltiples escritos históricos, médicos, cronológicos, astronómicos y literarios.  Los religiosos e históricos provienen de los antiguos libros de jeroglíficos y los demás fueron tomados de fuente oral o proceden de códices así como otros impresos europeos.

Los ocho libros tratan asuntos muy heterogéneos que si abarcan sin embargo, casi todas las fases culturales por las que fue pasando el pueblo maya de Yucatán.  Vinieron a llamarse Libros de Chilam Balam, en honor a Balam, nombre del  más famoso de los chilames que existieron poco antes de la llegada de los blancos al continente.

I

Casi todos los libros han tenido más de una versión y numerosos incidentes.  El Chilam Balam de Chumayel fue propiedad del Obispo Crescencio Carrillo y Ancona.  En  1868 fue copiado a mano por el Doctor Bérendt, y en 1887, fotografiado por Teoberto Malér.  Paso a la biblioteca Cepeda en Mérida en 1915 y de ahí fue robado, apareciendo en 1938, a la venta en los Estados Unidos por la suma de ocho mil dólares, siendo finalmente adquirido por Sylvanus G. Morley.  Varios de los libros hablan de la historia de las emigraciones de los Xiúes, desde su salida de Nonouál, en la era Katún 3 ahuá, hasta su establecimiento en la tierra de Chacnabitón que duró hasta la era Katún 5 ahuá.  Después refiere el descubrimiento de la provincia de Siyán Kan Bakhalal en el catún 8 ahuá,  hasta el retorno del grupo a Chichen Itza en el Katún 13.  Se refiere también al establecimiento de Uxmal, bajo el mando de Ah Mekat Tutul Xiú.

II

A causa de un complot urdido por Huanac Ceel de Mayapán, contra Chac Cib Xac, jefe de Chichen con la ayuda de mercenarios chichimecas, capitaneados por siete jefes, hubieron establecerse en otra región oculta entre la selva.  Años después Quetzalcóatl-Kukulcán entró por la parte poniente, aunque lo que no se sabe es si lo hizo antes o después de los itzaes o con ellos.  A su llegada se estableció la República, la cual perdió su fuerza porque los Cocómes, eran los gobernantes, propiciaron una constante importación de mercenarios mexicanos y de Xicalanco, lo cual dio origen a una revolución capitaneada por los Xiúes.

Las predicciones katúnicas y las túnicas se presentaban en ruedas cíclicas manteniendo el concepto de los acontecimientos de un periodo dado, volverían a repetirse la misma fecha en que estaban anotados.  La cuenta se inicia con el once y el orden es: Once, nueve, siete, cinco, tres y uno, y del otro lado, 12, 10, 8, 6, 4, 2 y trece.  La razón por la cual inicia en onces es que corría el Katún once cuando se realizó la conquista española, acontecimiento que inició una nueva era en la historia.

III

En las crónicas, el ciclo comenzaba y terminaba con el ocho, y se llamaba Uúds Katún-ob, o sea, doblez de los katunes.  Las túnicas corresponden a cada una de las divisiones de un Katún, veinte períodos de 360 días cada una, llamados tun, pues Katún es una palabra compuesta por Kal, que significa 20 y tun, año.

En el calendario maya, cada 20 días hacían un mes, 18 meses era lo que contaban un año, cada mes lo llamaban un uinál, al final venían cinco días sin nombre que eran los más dañosos del año, los más temibles, los de mayor pena por el temor de muertes inesperadas y peligros de ser devorados por el jaguar.

Y así caminan, el sol, la luna y las demás estrellas.

No olvidemos que este día 23 de abril es una fecha simbólica para el mundo de la literatura. Un día como hoy pero de 1616, murió Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el poeta Garcilaso de la Vega, El Inca. El 23 de abril es también la fecha de nacimiento de otros prominentes autores, como Maurice Druon, K. Laxness, Vladimir Nabokov, Josep Pla y Manuel Mejía Vallejo.

Por tal motivo la UNESCO eligió esta fecha durante su Conferencia General para rendir homenaje al libro y a los autores, animando a todo el mundo, y en especial a los jóvenes, a descubrir el placer de la lectura y a respetar la insustituible contribución de los autores al progreso social y cultural.







Etiquetas:   Día del Libro

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18772 publicaciones
4732 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora