Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Filosofía   ·   Ética   ·   Poesía   ·   Medio Ambiente   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad   ·   Escritores   ·   Biografía   ·   Cultura   ·   Periodismo



2 seguidores

Reencuentro: Ser mas libres


Inicio > Literatura
13/04/2012


1693 Visitas






Manos a la obra.









Soñar no cuesta nada. Todos soñamos, generalmente vemos en él las altas aspiraciones a las que postulamos. Otras veces en los sueños vemos nuestros mas reconditos temores, nuestras faltas y errores, nuestras expiaciones. pero volvamos a nuestros anhelos. 





Otra vez, soñar no cuesta nada, pero únicamente soñar, no vale nada. Soñar es el primer eslabon de una serie de acontecimeintos que  levantan un edificio. Una  buena frase que exprese  algo positivo al respecto seria - trabajar en pos de los sueños que anhelamos. 

Los tiempos actuales son violentos,  los medios audiovisuales  bombardean a la sociedad  con sus spots, y cuestiones inutiles que solo anestesian al individuo, se vuleve esclavo de los sueños y le hacen pensar que trabajar es producto del pecado o bien que es una actividad asociada al dolor, al castigo.  Sin embargo es todo lo contrario. El problema surge en que las condiciones para que el individuo se realice son adversas, por ejemplo. Veo diariamente a gran cantidad de personas saliendo de sus trabajos  abatidos, pero no tanto por el trabajo, ¡que sistema de transporte! los dejan esperando largos intervalos de tiempo, les agotan la paciencia. Luego que  logran subir a un bus, a encagar como piezas de un puzzle,  y el metro no se salva. Cansados psiquicamente ademas, se convencen al llegar a casa que hacer ejercicios solo les  cansaria mas, y donde han hecho de sus viajes una rutina, ya no tiene un impacto en el estado fisico, asi que por mas que esten de pie,  caen en el ocio, asi que sus cuerpos se degeneran. En  tal punto, mente y cuerpos estan  agotados, rigidos, perezosos. Entonces llegan a sus casas a corromper lo ultimo que les falta, su espiritu, la Tv aqui juega el milagro. En tal estado de traicion consigo mismo, los sueños que de jovenes manteniamos parecen un lejano recuerdo.  Viajar es tan remoto, las vacaciones son tan breves, entre queja y quejas llegamos a viejos, a disfrutar nuestras pensiones, ¿en que? en cosas que verdaderamente no importan a nadie, por que lo esencial ya paso, salir de paseo un dia  a la playa en nada compensa las alas mutiladas.





El trabajo amigos!!, es la única garantia para ser quienes deseamos ser. Pero no nos engañemos trabajar con inteligencia y constancia es el método. De otro modo es inutil.





Por medio del trabajos nos liberamos, alcanzamos todo aquello que deseamos, podemos ser quienes queremos ser,  que la fatiga y el desanimo no nos paren, hay que estar templado, saber estar en todo clima, ser  igual o mas fuerte que el  viento que sopla.  Trabajar no es solamente ir a una oficina,  hay un trabajo interno, uno material y uno social.





Finalmente deseo  expresar mi gratitud por todos aquellos que en  silencio o publicamente han trabajado por el progreso del genero humano y una doble gratitud por quienes no olvidan que  somos parte de una naturaleza que hay que respetar y amar. A despertar.









Fraternalmente





Francisco Villarroel 









Etiquetas:   Reflexión   ·   Sociedad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18875 publicaciones
4749 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora