La productividad: base para el crecimiento.



La productividad de un estado o país, tiene una fuerte relación con una diversidad de factores: el grado de educación de los trabajadores, el tamaño de las empresas, el tamaño del sector informal, la capacidad instalada, grado de desarrollo tecnológico, el acceso al crédito, su estabilidad macroeconómica e incluso la seguridad pública.

 


Comúnmente la administración observada en las empresas se basa en expectativas, previsiones, estimados o probabilidad de obtener los resultados deseados a través de actividades por iniciativas locales sin un manejo adecuado desde arriba hasta abajo. Se ha podido observar la ausencia de un sistema integral de cumplimiento de actividades, donde los colaboradores trabajan sin una visión clara o los objetivos a ser alcanzados. Por eso la importancia de la integración de los sistemas de administración.

Las compañías que pueden trasladar su estrategia en un sistema medible, tienen más probabilidad de ejecutarla porque son capaces de transmitir objetivos y metas. El despliegue de estrategias debe llegar a cada elemento, y éste debe saber cuál es su rol y cómo debe contribuir para lograr los objetivos propuestos.

En general cualquier sistema que pretenda incrementar de manera integral los resultados de productividad en una organización, deberá tomar en cuenta los siguientes cinco factores:

 

1- Definición de objetivos.

2- Seleccionar estrategias operativas.

3- Despliegue de objetivos.

4- Estructurar un Sistema Organizacional de ejecución de estrategias.

5- Análisis de resultados y reformulación de procesos.

 

La importancia de medir la productividad total radica en la posibilidad de conocer el rendimiento de la organización como un todo, en relación al conjunto de las empresas de su misma industria.

Mientras no seamos capaces de ser más productivos, estaremos condenados a una economía que no crece, y esto hará imposible que resolvamos los problemas más apremiantes como son la pobreza o la inseguridad. La productividad es una condición necesaria y, en algunos casos, suficiente para lograrlo.



  • Comentarios
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






La productividad: base para el crecimiento.


La productividad de un estado o país, tiene una fuerte relación con una diversidad de factores: el grado de educación de los trabajadores, el tamaño de las empresas, el tamaño del sector informal, la capacidad instalada, grado de desarrollo tecnológico, el acceso al crédito, su estabilidad macroeconómica e incluso la seguridad pública.

 


Comúnmente la administración observada en las empresas se basa en expectativas, previsiones, estimados o probabilidad de obtener los resultados deseados a través de actividades por iniciativas locales sin un manejo adecuado desde arriba hasta abajo. Se ha podido observar la ausencia de un sistema integral de cumplimiento de actividades, donde los colaboradores trabajan sin una visión clara o los objetivos a ser alcanzados. Por eso la importancia de la integración de los sistemas de administración.

Las compañías que pueden trasladar su estrategia en un sistema medible, tienen más probabilidad de ejecutarla porque son capaces de transmitir objetivos y metas. El despliegue de estrategias debe llegar a cada elemento, y éste debe saber cuál es su rol y cómo debe contribuir para lograr los objetivos propuestos.

En general cualquier sistema que pretenda incrementar de manera integral los resultados de productividad en una organización, deberá tomar en cuenta los siguientes cinco factores:

 

1- Definición de objetivos.

2- Seleccionar estrategias operativas.

3- Despliegue de objetivos.

4- Estructurar un Sistema Organizacional de ejecución de estrategias.

5- Análisis de resultados y reformulación de procesos.

 

La importancia de medir la productividad total radica en la posibilidad de conocer el rendimiento de la organización como un todo, en relación al conjunto de las empresas de su misma industria.

Mientras no seamos capaces de ser más productivos, estaremos condenados a una economía que no crece, y esto hará imposible que resolvamos los problemas más apremiantes como son la pobreza o la inseguridad. La productividad es una condición necesaria y, en algunos casos, suficiente para lograrlo.



  • Comentarios

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE