Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Reflexión   ·   Teoría Crítica   ·   Dioses    ·   Libre Pensamiento   ·   Internet



El Cristiano ante lo paranormal.


Inicio > Cultura
12/04/2012

6975 Visitas



Es público y notorio que los cristianos y las iglesias están desorientadas en materia del psiquismo paranormal. Estamos presenciando una explosión de fenómenos parapsíquicos, de percepción extrasensorial (PES) y de psicokinesis (PK), como también de experiencias extracorpóreras de diversos tipos, en todos los paises y en todos los ambientes. Y muchas iglesias y creyentes concretos no saben que pensar o que decir acerca del este fenómeno multiforme.


Algunos pretenden ignorar el fenómeno y continuar enseñando impertérritos las antiguas revelaciones, tratando de que sus seguidores no miren ni piensen acerca de ello. Y sin embargo la Biblia está llena de fenómenos de psiquismo paranormal, tanto cognitivos como manipuladores de materia o PK. Se les califica de milagros o de intervenciones del espíritu de Dios, o en ocasiones, del demonio. Los profetas, y los apóstoles estaban llenos de facultades o poderes paranormales, lo mismo que Cristo, en un grado superlativo.

Otros enfrentan esta realidad diciendo que todo eso es obra del diablo, que trata de apartar a los creyentes de la fe tradicional y de la salvación. Por tanto satanás estaría detrás de todos los psíquicos, mediums, canalizadores, videntes y sandores que existen. E incluso agregan que la meditación y el yoga, con sus métodos de interiorización estarían bajo el poder del maligno.

E incluso recomiendan a sus adeptos que se nieguen a dejarse tocar por las manos de cualquier sanador magnético o reikiano. Y se les recomienda únicamente recurrir a la medicina alopática tradicional, y evitar a los curanderos. Bueno, es posible que en esa clase de consejos haya una porción de sentido común, pues es verdad que algunos de esos personajes no son de fiar, pero no todos. San Pablo decía: EXAMINADLO TODO, RETENED LO BUENO. Es decir, un cristiano debe ejercer el discernimiento a cada paso, usando su cultura cristiana a fondo, para separar lo que es de Dios de lo que no lo es.

Es verdad que el mundo nos ofrece una mezcla de elementos luminosos y oscuros, y que debemos discernir, analizar, discriminar los grados de bondad o de maldad que las cosas y las personas contienen. También hay grados de verdad y de mentira, y matices de amor y de odio, disfrazados en bonitas palabras. No es oro todo lo que brilla.

Hecha esta salvedad ya podemos tener una respuesta que dar acerca de lo paranormal. Algunos de los fenómenos paranormales son de Dios, vienen del Cielo, otros vienen del inframundo, o del infierno. Hay que observar, comparar con fenómenos narrados por las sagradas escrituras, discernir, rechazar algunas cosas y aceptar otras.

Profundizando el tema se debe recordar que tanto el nuevo testamento como el antiguo nos habla de dones espirituales, de poderes otorgados a los hombres por poderes invisibles. Son los llamados Carismas, regalos de Dios, dones. Pero en rigor San Pablo les dice a sus discípulos: QUE TIENES, OH HOMBRE, QUE NO TE HAYA SIDO DADO? es decir, todo en la vida, las facultades físicas, intelectuales, salud, belleza, habilidades, dinero, clarividencia, telepatía, premonición, alegría, vocaciones, amores, etc. son dones, son como los talentos o los sacos de 5000 monedas de plata que el Señor dió a sus servidores para que le rindieran cuenta cuando el volviera de su viaje. 

Hay que usar esos dones, desarrollarlos, PERO RECORDAR QUIEN LOS OTORGÓ Y PARA QUE LOS DIÓ EL SEÑOR. Eso es lo importante. Saber PARA QUE tengo esas raras capacidades paranormales. Su finalidad. San Pablo dice que SON PARA EDIFICAR A LA IGLESIA, no para el mal, o para destruir a la Comunidad. Iglesia es la comunidad humana de los creyentes. Es decir, si yo uso mis dones espirituales para destruir la fe, o para confundir a los buscadores de Dios y de la Verdad y aparterlos de la Luz ya dada, es evidente que estoy mal, y seré juzgado como pecador en el dia final.

La idea de desarrollar los dones que aquí se plantea viene de la misma parábola de los talentos señalada anteriormente, pues el Señor, al volver de su viaje, y pedir cuentas a sus servidores, da un premio a los que multiplicaron sus talentos, y castiga con el infierno a aquel que los enterró y los devolvió sin ganancias para Dios. Estamos obligados a ser como los árboles, y a dar frutos cuando el Patrón pasa por su jardín, que es nuestra vida y nos pide los productos de nuestro amor y de nuestros esfuerzos cotidianos, y a veces los de toda una vida.

Así, sean dones naturales, como dones parapsíquicos, materiales o espirituales, los seres humanos estan obligados a usarlos, y a usarlos para el bien, para acercar a las mentes de los hombres a la verdad y a la luz, no hacia la oscuridad. Lo mismo el don de la razón, la inteligencia, son instrumentos. Cómo y para qué los usamos es la clave de un análisis cristiano. Lo mismo la creatividad, el liderazgo, el amor, el magnetismo, la visión y el poder de la mente.

Son herramientas de servicio para canalizar nuestra vocación de hijos de Dios. De allí que sean o no dones paranormales los que tengamos, debemos ejercerlos con espíritu religioso, y si los ponemos al servicio de la ciencia, debemos recordar que es Dios el que puso en nosotros la necesidad del conocimiento y el de buscar la Luz infinita.

Los dones paranormales son partcularmente importantes hoy, en una época en la cual existen muchas dudas e incertidumbres existenciales, y mensajes racionalistas contrarios a las revelaciones del espíritu eterno a través de los tiempos. Son, claramente una ayuda superior que nos puede impulsar a retomar el camino enseñado por los sabios en todas las épocas, camino encarnado en las grandes religiones del mundo, especialmente en el Cristianismo, la religión predominante en occidente.

Por eso se puede entender esta explosión del psiquismo paranormal como el cumplimiento de una antigua promesa de Dios dada a los hombres por medio del profeta Joel, en el  libro del mismo nombre, cap. 2,28 y ss. donde se afirma: "...DERRAMARE MI ESPIRITU SOBRE TODA CARNE Y PROFETIZARAN VUESTREOS HIJOS Y VUESTRAS HIJAS, VUESTROS ANCIANOS SOÑARAN SUEÑOS, Y VUESTROS JOVENES TENDRAN VISIONES. Y TAMBIEN SOBRE LOS SIERVOS Y SOBRE LAS SIERVAS DERRAMARÉ MI ESPIRITU EN AQUELLOS DIAS.." y agrega, hablando a favor de los mantrams, muy usados en la actualidad, "Y TODO AQUEL QUE INVOCARE EL NOMBRE DE YAHVEH SERA SALVO, PORQUE EN EL MONTE DE SION Y EN JERUSALEN HABRÁ SALVACIÓN, PARA EL REMANENTE AL QUE EL HABRA LLAMADO".

Para los que saben es evidente que tal derramamiento del Espíritu está en proceso, por lo tanto Dios sigue a cargo del desarrollo y de la historia de la humanidad. Hay que ver, desde luego, cómo usaremos de ese poder multiforme. Es un regalo de amor, pero hasta los regalos son pruebas existenciales, nuestro destino estará marcado por el cómo y el para qué usaremos esos dones, tal como nuestro destino depende de cómo y para que usamos los dones de nuestra madre tierra.

Es bueno pedir sabiduría para amar y amar bien, en la dirección en que Dios y los maestros aconsejan y no en otra.



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21241 publicaciones
5198 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora