Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Libros   ·   Lectura   ·   Lectores   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Novela   ·   Cultura



El comunismo puro y la perversión de las ideas


Inicio > Sociología
11/04/2012


1894 Visitas



No voy a hablar de historia, ni de Castro, ni del CheGuevara, ni de nadie. Los hombres hacen que las ideas se corrompan, igual que la democracia que nació para dar al hombre libertades y a convertido a los seres humanos meros espectadores del latrocinio político. Además los “líderes” comunistas fallaron en implantar una idea de comunismo antes de un proceso de educación real, no se puede lograr nada mediante la imposición.






No soy comunista, pero la ética pide que se hable desde la perspectiva de las ideas primeras, de lo que es el comunismo y no del mito sobre la idea. Lo que hicieron los hombres del hombre es.





En el comunismo ideal no hay clases sociales. Marxconcibió la idea ingenua de que cada hombre debe vivir en cooperación con otros hombres, trabajando para el sustento y no para el lucro. Lo que se escribió después sobre las hojas del comunismo no es más que capitalismo enmascarado.

Viabilidad





El comunismo puro en mi opinión es inviable sin un largo proceso de educación y asimilación ya que siempre se peleará contra el instinto del hombre de ser primero y más grande que el otro. Es parte del hombre el querer modificar lo pensado, “evolucionar” lo que otros han ideado. Con eso se permite la perversión los pensamientos. No se hace apología con esto a la eliminación de la libre expresión. No. La democracia debe ser la columna vertebral que lleve al comunismo a ser parte de la vida del hombre.



Etiquetas:   Ética   ·   Comunismo

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Fernando Edmundo del Cármen Laredo Cárter, Escritor Estimado Amigo Miguel María. El comunismo es inviable porque va contra la naturaleza humana, y porque para poder implantarse necesita de un régimen totalitario, y para poder perpetuarse también. Ni siquiera un largo proceso de educación o mejor dicho de acondicionamiento animal podría evitar que aparecieran fuerzas o factores que producirían su desplome, en el caso de que fuese posible instaurarlo por algún tiempo. Marx era muy mal psicólogo. Y no se dio cuenta de que su sistema no podría llegar jamás a su meta natural por las mismas razones dialecticas que usaba para anunciar su inevitable advenimiento. El proceso de tesis, antísis y síntesis no acaba jamás, pues toda síntesis se convierte en tesis y engendra una antítesis social subsecuente, hasta el fin de los tiempos. Atte.




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22235 publicaciones
5301 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora