Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Dignidad   ·   Machismo   ·   Valores



De la veda electoral a la pobreza de las propuestas


Inicio > Política Nacional
04/04/2012

1004 Visitas



Confesiones.


 

Los tres acontecimientos que marcaron el inicio de las campañas políticas hacia la Presidencia de la República y la renovación de las cámaras de Senadores y Diputados, cada uno por separado, sirven para establecer los errores de cálculo, la falta de atención y responsabilidad, pero sobre todo la pobreza de propuestas de los Partidos Políticos y sus candidatos, en la medida que le corresponde a cada uno.

La primera circunstancia consiste en el hecho de que la veda electoral concluye precisamente en coincidencia con el inicio de la semana santa, de tal suerte que los esfuerzos del proselitismo se perderán en la intención, porque el publico receptor estará más concentrado en aprovechar su periodo de asueto que en los mensajes de los diversos candidatos, si ya de por si la veda había fomentado una gran distracción en ese sentido, las vacaciones no harán más que aumentarla.

Un gran desperdicio si se considera que quince de los noventa días que constituyen el periodo de las campañas, transcurrirán en el intervalo de estas festividades, por lo que el efecto de la promoción no tendrá el impacto necesario en contraste al gasto y al esfuerzo que se despliegan.

El segundo aspecto corresponde al concepto que engloba los argumentos expuestos al principio, error de cálculo, desatención e irresponsabilidad, en el armado de las listas de candidatos a cargos de elección popular, bajo la premisa de que por ley se instituye que el cuarenta por ciento de las postulaciones de cada partido político o coalición, debieron estar integradas por mujeres.

Con excepción del PANAL, todos los partidos y sus coaliciones ignoraron esta obligación, que por consecuencia los ponía en una situación de un incumplimiento que incluso pudo derivar en sanciones tan graves como la nulidad de su registro.

Al final de cuentas y mediante los fallos del Tribunal Federal Electoral y el Instituto Federal Electoral, a última hora las tres principales fuerzas políticas, el Partido Acción Nacional, la coalición del Revolucionario Institucional y el Verde Ecologista y la del Partido de la Revolución Democrática, el del Trabajo y el Movimiento Ciudadano, tuvieron que cambiar esas listas, para sustituir hombres por mujeres de forma que la cuenta correspondiera al porcentaje que la normatividad marca como obligatorio en función de la cuota de género.

Ahora bien vale pena recordar que este precepto de ley obedece a una reforma propuesta y votada por los mismos partidos políticos y que los fallos del Tribunal Electoral y el IFE, datan desde noviembre del año pasado, por lo que el cambio de nombres de última hora, no puede ser más que el producto de la desorganización y la irresponsabilidad.

Evidentemente la realización forzada de cambios de candidatos contra el tiempo, habla mal de las fuerzas políticas y sus dirigentes, los problemas que esto les causo, son solamente culpa de ellos mismos, sin embargo y a pesar de que lo resolvieron de último minuto, el mensaje que la sociedad percibe no les favorece en absoluto, deja ver falta de conocimiento, de organización, pero sobre todo de seriedad.

Finalmente la tercera de estas circunstancias proviene de un elemento externo, nos referimos al desplegado firmado por diversas personalidades de los más variados ámbitos y corrientes de opinión, encabezado por el intelectual quintanarroense Héctor Aguilar Camín, difundido en gran cantidad de medios de comunicación, en donde se plantean una serie de preguntas, que ellos les llaman para transformar a México, dirigidas a los candidatos a la presidencia de la república.

Mas allá del contenido e intención de las mismas, las preguntas que según los que las elaboraron, están diseñadas para evitar respuestas ambiguas, pretenden establecer un contraste en la forma de pensar de cada uno de los aspirantes presidenciales, que permita a la sociedad tener referencias directas en relación a los temas que se abordan y a partir de ello poder señalar diferencias.

En este caso, todo ejercicio que provenga de la sociedad organizada deberá ser tomado en cuenta, aun y cuando resulte parcial, sin embargo hay que reconocer que fue la difusión que logro el documento lo que obligo a los candidatos a comprometerse a dar las respuestas correspondientes.

Esta circunstancia nos remite a que la pobreza de las propuestas de los candidatos, obliga a que los grupos de la sociedad tengan que adoptar el papel de interlocutores, cuando tendrían que ser ellos mismos quienes de origen establecieran los canales de diálogo con el elector, al menos para plantear su correspondiente plan de acción.

Habrá quienes puedan criticar este ejercicio, incluso mencionar que forma parte de un plan estratégico para favorecer expresamente a algún candidato en particular, que las preguntas no engloban todos los aspectos de la agenda social o que se trata de un intento de protagonismo de sus autores.

Como sea, lo que queda de manifiesto es que la estructura de las campañas está diseñada para la búsqueda del voto a través de mecanismos orientados al clientelismo, no al convencimiento que se deriva del análisis serio de las propuestas especificas.

Lo que se ve, es que las coordinaciones de las estructuras tienden a favorecer aspectos promocionales, basados en el marketing, una masificación del mensaje intrascendente que no compromete nada, lugares y frases comunes que buscan evitar riesgos y criticas, pero que al alejarse del debate solo atinan a incrementar el desinterés y el hastió colectivo.

No cabe duda de que si el porcentaje que mas aumenta en las encuestas en cada medición es el de los indecisos, es precisamente porque los propios partidos y sus candidatos son los que no quieren o no pueden lograr, que la sociedad se involucre en la dinámica de las campañas.

Naturalmente la publicidad que logro la presentación de este desplegado y sus preguntas, en alguna medida por la importancia y relevancia de algunos de los personajes que lo firman, transformo el inicio formal del proceso electoral en su etapa más competitiva y definitoria, porque a pesar de la intención de los candidatos, esto los compromete a contestar, con lo que eso conlleva en materia de involucrarse en los temas ahí planteados, entendiendo que sus argumentos serán la base del análisis al que estarán expuestos y que eso puede pesar más que los eventos masivos o la propaganda.

Porque al final de cuentas lo que puede terminar por definir las cosas, es precisamente el conocimiento de las posturas personales en relación a los temas que más importan a los mexicanos, si bien es cierto que existe una conciencia de que las promesas de campaña no se cumplen del todo, hoy el verdadero interés de los grupos sociales, está en conocer los planteamientos que habrán de afectar su desempeño, comparar para decidir por quién votar.

Bajo este concepto no se puede descartar que surjan otras expresiones de este tipo y que estas además se inclinen a abordar situaciones más especificas, si así fuera al menos los candidatos tendrían que reorganizar sus campañas para atender este reclamo y dar respuestas a esos cuestionamientos, lo que sin duda significaría una competencia mucho más interesante, orientada al beneficio del debate que contrasta, a cambio de la guerra de propaganda intrascendente que inunda el escenario.

Realmente noventa días de campaña pueden parecer pocos si se trata de que un candidato visite todo el país, para cumplir el formato tradicional de la celebración festiva de eventos masivos, pero por otro lado tendrían que ser suficientes para conocer lo que cada uno propone y cómo piensa llevarlo a cabo, esa es la diferencia y la disyuntiva.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall

 





Etiquetas:   Elecciones   ·   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18436 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora