Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Novela   ·   Cambio Climático   ·   Contaminación   ·   Poesía   ·   Música



ACTUAR CON RESPONSABILIDAD


Inicio > Ciudadanía
03/04/2012


2381 Visitas












































Tanta es la presión en todo sentido de distintos sectores sobre la legalización del aborto, que no es muy difícil anticipar que finalmente será aprobado por la legislatura, en algún momento no muy lejano del actual.



En este sentido, me manifiesto absolutamente contrario a esta práctica a la que considero lamentable y lacerante. Postura que manifiesto siempre que tengo la oportunidad de hacerlo, reafirmándola permanentemente.



Ahora bien, dejando de lado los aspectos relacionados con esta cuestión de principios y ante la inminencia de que efectivamente se producirá en un determinado tiempo más la legalización de esta práctica, sin poder precisar cuánto más será ese tiempo. Es necesario anticiparse analizando pragmáticamente la cuestión, que afecta a la sociedad, dada la magnitud de la problemática.



Es que las cifras que se manejan son de tal magnitud que alarman grandemente. Ya que oscilan desde los que afirman que alcanzan los 550.000 abortos anuales, hasta los que fijan la cifra en 150.000 en el mismo período de tiempo. Cifras que no dejan de estremecer porque significan que un aborto se produce en Argentina por minuto, en el peor de los casos, o que se produce uno cada tres minutos en la estadística más optimista.



Lo que debe evitarse por todos los medios es que se produzca, con la legalización de esta práctica, que la misma sea incorporada como un método anticonceptivo más por las embarazadas que, irresponsablemente, no utilizaron a su debido momento todo el arsenal de métodos anticonceptivos a su disposición. Los que van desde el preservativo, hasta la conocida pastilla del día después, pasando por el dispositivo intrauterino, por el diafragma y por las otras drogas que se utilizan en estos casos, que no son pocas.



Es decir, que es evidente, que aquí está faltando responsabilidad por parte de quienes se terminaron embarazando por distintas cuestiones. Las que de ninguna manera se deben a que exista desconocimiento sobre las consecuencias no deseadas de las relaciones sexuales sin protección, ni sobre las precauciones que se deben tomar para que no existan embarazos no deseados.



Podrían comprenderse estas cuestiones en otros tiempos donde conseguir un preservativo era una misión imposible o cuando no existían ninguno de los artefactos y drogas que hoy están a disposición de todas las mujeres que pretendan utilizarlos. Además de la existencia de servicios telefónicos gratuitos para que sean utilizados con el fin de poder asesorarse, si a pesar de todo estos medios a su alcance, el embarazo finalmente se produjo.



Sospecho, que cuando se quedan embarazadas, es en cumplimiento de un deseo por tener un proyecto de vida al que aferrarse o quizás para fortalecer los lazos afectivos de una relación sentimental que se extingue. Mucho también tiene su origen en toda la cuestión relacionada con el fracaso escolar, el que las deja sin un proyecto de vida en los primeros años de la adolescencia.



Finalmente lo que está faltando, es actuar con responsabilidad en este tema tan fundamental. No solo por parte de la directamente involucrada, sino por las familiares de su mismo género que tienen posibilidades de estar cerca en estos momentos cruciales. Me refiero a su madre,hermana, primas, amigas,vecinas, docentes, compañeras de estudios, etc. Ya que ninguna mujer joven, hoy en nuestro país, puede decir que fue obligada a realizarse un aborto, sin su consentimiento, si su intención era alumbrar. Como tampoco pueden argumentar desconocimiento de los métodos anticonceptivos ampliamente difundidos, a los que puede acceder muy fácilmente.



Está muy claro que las mujeres de todas las edades han adquirido en las últimas décadas muchas libertades y derechos, pero evidentemente les está faltando actuar con la responsabilidad que esas libertades exigen. Quizás porque solo se las educa e instruye en los derechos, sin hacerlo simultáneamente, en los deberes y obligaciones a cumplimentar.



Eugenio García

http://garenioblog.blogspot.com







Etiquetas:   Aborto

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18166 publicaciones
4629 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora