Adios a la Gasolina y Diésel

 

.

Dentro de un plan cuestionado por fabricantes y ecologistas, la Comisión Europea se ha fijado un horizonte sin automóviles impulsados por gasolina o gasóleo (con una reducción del 50% para 2030, y total 20 años después), dentro de un futuro plan global de transporte.

El proyecto persigue reducir las emisiones en un 60% respecto a las tasas de 1990, y para ello se incentivaría tanto el uso de biocarburantes como el de coches eléctricos mediante ayudas fiscales. En opinión de Siim Kallas, comisario europeo de Transportes, “podemos acabar con la dependencia del petróleo del transporte sin sacrificar su eficiencia ni comprometer la movilidad. Son objetivos realistas y ambiciosos, teniendo en cuenta que el transporte seguirá creciendo”.

La Comisión ya ha declarado su intención de reducir un 40% las emisiones del transporte marítimo, y rebajar el 40% las emisiones de CO2 emitidas por el transporte aeronáutico. El plan contempla derivar la mitad de los desplazamientos de media distancia de la carretera al tren (triplicando el volumen de la red europea de alta velocidad para 2030) y otros medios de transporte.

Sin embargo, Greenpeace asegura que el plan no propone estrategias concretas, mientras que la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) comenta que la propuesta “envía una señal equivocada al no ofrecer soluciones flexibles como el transporte por carretera, de interés capital”.

Para luchar contra la congestión, la Comisión Europea apuesta por la creación de corredores eficientes de transporte, mejorando las conexiones intermodales avión/tren, aumentando la separación entre redes ferroviarias y prestadores de este servicio

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales