Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libertad de Expresión   ·   Política   ·   Internet   ·   Censura   ·   Pandemia   ·   Programa de Gobierno   ·   Empresas   ·   Nuevas Tecnologías



Los lácteos ¿Buenos o malos?


Inicio > Nutrición
29/03/2012


3812 Visitas



El ser humano, como todos los mamíferos, se alimenta durante la primera etapa de su vida exclusivamente de leche materna. Ésta contiene todos los nutrientes necesarios y características para los humanos, lo que no sucede con ninguna otra leche. ¿Pero hasta cuando es necesaria la lactancia o el consumo de lácteos en general? ¿Por qué el ser humano a diferencia de otros mamíferos continúa tomando leche hasta adulto y lo hace con una de otra especie? ¿Es realmente necesario el consumo de lácteos?


Durante una etapa de la vida la leche materna es fundamental, no sólo durante los seis primeros meses, que será el único alimento del bebe, sino mucho mas allá. La recomendación es continuar con la lactancia materna mínimo hasta los 2 años lo cual no quiere decir que no se pueda prolongar más allá. En ésta etapa a leche materna es la mejor para el bebe y la de vaca lejos de ser beneficiosa podría ser perjudicial debido a sus grandes cantidades de proteínas al sobrecargar los riñones del bebe lo que produciría micro sangrado intestinal ocasionando anemia. Además, la leche de vaca es deficiente en triptófano y lisina, aminoacidos esenciales para los humanos. Otra diferencia muy importante entre a leche de vaca y la materna es la cantidad y calidad de grasas. Si bien es cierto los bebes necesitan grandes cantidades de grasas para la formación del cerebro, estas deben ser poliinsaturadas, por lo que la leche de vaca no sería de gran utilidad.

¿Pero qué pasa si la lactancia materna no es posible? Existen fórmulas hechas a base de leche de vaca a las se les ha hecho modificaciones regulando la cantidad y calidad de proteínas, retirándole las grasas saturadas y adicionándoles grasas poliinsaturadas, adicionando vitaminas y sales con el propósito de imitar las concentraciones de la leche materna. Es cierto que hasta el momento ninguna fórmula igualará o remplazará a la leche materna, es una mejor tener una alternativa a la leche de vaca, y debería utilizarse por lo menos hasta los dos años y si fuese posible hasta los cinco.

¿Porque siguen siendo necesarios los lácteos después de la primera infancia?¿Qué beneficios nos aportan?

Debido a la necesidad de crecimiento óseo y muscular, que se refleja en la talla y peso de niños y adolescentes,  se requiere un aporte especial de calcio y vitamina D. Cubrir los requerimientos de Calcio, Vitamina D, Fósforo y Magnesio entre otros nutrientes, sin el aporte de los lácteos, y con el tipo de alimentación que llevamos en ésta época es difícil. Los lácteos por su alto contenido de calcio:

  • Favorecen a la formación de los huesos y ayudan a prevenir la osteoporosis.
  • Ayudan a reducir los riesgos de caries dentales.
  • Ayudan a la formación y regeneración de tejidos.
  • Brindan protección contra el cáncer de seno.
  • Brindan protección contra el cáncer de colon.
 Por todo esto los lácteos juegan un papel importante en la adecuada nutrición de niños y adolescentes, pero no dejan de cumplir un rol en la adultez y la tercera edad.

¿Pero que pasa con las personas que les cae mal la leche? La intolerancia a la lactosa en niños no es frecuente, la mayoría de veces es transitoria y se presenta luego de infecciones intestinales. Reiniciar poco a poco los lácteos, empezando sobretodo con los yogurts, por ser los más fáciles de digerir, recuperará la producción de lactasa solucionando la intolerancia. Conforme avanzamos en edad la intolerancia a la lactosa es más frecuente, muchas veces inducida por una falta de consumo de lácteos; en ese caso los derivados como queso y yogurt suelen ser bien tolerados. Hay en el mercado tabletas de lactasa (sustancia que digiere la lactosa) que se pueden consumir simultáneamente con los lácteos para evitar las molestias.

La alergia a la proteína de leche de vaca, entidad felizmente poco frecuente, sería la única indicación estricta para evitar el consumo de lácteos. En éste caso, será necesario una dieta rica en leguminosas, frutos secos, pescados y algunos vegetales para cubrir los requerimientos de calcio.

Mientras tanto, la mayoría de personas podremos disfrutar del consumo beneficioso de los lácteos. No olvidemos que a cualquier edad es recomendable consumirlos descremados debido a la cantidad de grasas saturadas que poseen y tres porciones por día.

 

Dra. Paola Arrús

Médico Pediatra



Etiquetas:   Niños   ·   Lactancia materna   ·   Lácteos

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21048 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora