Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Quintana Roo   ·   PRI   ·   MORENA   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   México   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Filosofía



¿Destrucción irreparable?


Inicio > Política Nacional
27/03/2012

1414 Visitas



Los daños que la “revolución bolivarista” le ha perpetrado a Venezuela son tan vastos y profundos que ponen a pensar acerca de si pueden o no ser superados.


Es obvio que el malbaratamiento de la inmensa oportunidad histórica de estos años -sobre todo por la magnitud de la bonanza petrolera- es tan irrecuperable como el tiempo transcurrido. Pero ello no significa que el país haya perdido la capacidad de recuperarse hacia el futuro, y de hacerlo, además, con verdadero ánimo de transformación.

Y esa esperanza de capacidad renovada no debe fundarse en el mero voluntarismo o la mera ilusión o la mera técnica, sino que debe poner los pies sobre la tierra, y sobre la tierra arrasada por los daños de la hegemonía roja. Acaso el más perverso sea la exacerbación del odio social y político como estrategia deliberada del régimen despótico.

Ese ámbito configurado por el enfrentamiento continuo, por hacer imposible la convivencia cívica, por el discurso de vituperio y exterminio, entre otros factores, ha producido una explosión de violencia criminal sin precedentes que, a pesar de sus derivaciones políticas, no pasará por obra de un solo cambio de gobierno.

Como tampoco pasarían las reforzadas taras de la cultura política corriente, “ejemplos” de las cuales encontramos en la amalgama entre función gubernativa y proselitismo partisano, o en el desempeño buscadamente arbitrario del poder, o en la naturalidad de lo que podría llamarse el antiEstado-de-derecho. Todo lo cual se multiplica por la ruina institucional de Venezuela.

El imperio del populismo radical es otro de los grandes daños “revolucionarios”. Y entendámonos, ya José María Vargas advertía sobre la molicie venezolana en 1834, pero el populismo fanático y consagrado es una realidad que tiene secuestrada la voluntad de emprendimiento y participación de buena parte del país.

Como me dijera un buen paisano que apoya al comandante-Presidente: “es que Chávez está organizando las cosas para que podamos vivir sin trabajar”... El reforzamiento de esa mentalidad es la base del populismo radical o el masivo engranaje de taquillas que permite agravar la dependencia personal y familiar del Estado.

Un aspecto auspicioso para la viabilidad de cambios sustanciales es el precio internacional del petróleo. Pero en cambio no lo es la arrogante pretensión de que bastan algunos arreglos técnicos bien ensamblados para poner la economía a funcionar... Como si la experiencia de 1989 hubiera sido en vano.

La dimensión de las tareas necesarias para que Venezuela pueda irse recuperando y para que no sea cierto el que los daños de este tiempo ya son imposibles de superar, es mucho más abarcadora de lo que se está admitiendo. Y habrá que acometer esas tareas de acuerdo a las exigencias del bien común. Después de todo, el propio papa Benedicto XVI acaba de expresar en México que el mal no tiene la última palabra en la historia...



Etiquetas:   Hugo Chavez   ·   Petróleo   ·   Sociedad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19085 publicaciones
4782 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora