Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Pandemia   ·   Lectura   ·   Bitcoin   ·   Criptomonedas   ·   Salud   ·   Colombia



El Legado del Presidente Balmaceda


Inicio > Historia
26/03/2012


4499 Visitas



Vida :




José Manuel Balmaceda y Fernández nace en Bucalemu el 19 julio de 1840. Comienza a estudiar las Humanidades en el Seminario Conciliar, y las termina en el Instituto Nacional. Recibe la influencia del Presidente Manuel Montt, al acompañar al político como "Secretario de la Delegación Chilena al Congreso Americano" realizado en Lima Perú en el año 1864. En 1869 ingresa al célebre "Club de la Reforma", convirtiéndose en uno de los más importantes actores del Movimiento de Renovación Social que allí se produce. En 1870, es elegido Diputado por Carelmapu. En 1875, rehusa el cargo de Ministro de Hacienda. En 1878, acepta la Misión de Plenipotenciario ante el Gobierno Argentino, para obtener de él una tregua en "La Cuestión Limítrofe", y la desvinculación trasandina del "Problema del Pacífico". Su inteligencia, patriotismo, y prestigio diplomático; lograron pleno éxito en esta importante tarea. Luego de su destacada gestión durante los Gobiernos Liberales de Pinto y Santa María, es nombrado en 1879 como Embajador de Chile ante los Gobiernos de Brasil y Argentina. En esta calidad, envía una Nota Diplomática a Santiago de Chile informando sobre "La Alianza Secreta" ofensiva y defensiva del Perú y Bolivia en contra de Chile. Al mismo tiempo, consigue la promesa de neutralidad del Presidente Argentino Avellaneda. En 1881, fue nombrado Canciller de la República, esto es, Ministro de Relaciones Exteriores. En 1886, La Convención Liberal lo designa Candidato Presidencial unánimemente y sin lucha, como agradecimiento a la permanente postura del Estadista en favor de la Unidad de toda La Familia Liberal. El 30 agosto 1886, El Congreso Pleno lo nombra Presidente de la República, contando con 324 votos sobre un total de 330 votos.



El Programa de Gobierno :



Balmaceda expuso sus propósitos para la Patria en La Convención Liberal realizada durante el mes de enero de 1886. En principio, pensaba que nuestro país ya había alcanzado gran parte de los objetivos de una "Política Liberal", vale decir, Libertad Política, Libertad Civil, Libertad Religiosa; mediante las sucesivas Reformas a la Constitución del año 1833, esto es, Reforma a la Ley Electoral y la Ley de Municipios, a las leyes que salvaguardaban las denominadas "Garantías Individuales", tan caras al Pensamiento Liberal por supuesto, y además la promulgación de las polémicas "Leyes Laicas" respectivamente. En relación a estas últimas, que dejaron variadas heridas en el sector conservador y clerical, el Presidente Balmaceda, mostrando nuevamente sus dotes de gran y distinguido diplomático, dispuso como una de sus primeras medidas gubernamentales, restablecer la armonía con la Iglesia Católica, a través de una misiva personal para el Sumo Pontífice Romano, gesto que la Santa Sede aceptó y agradeció efusivamente al Primer Mandatario.



Por lo anterior, el desafío histórico del liberalismo finisecular del siglo XIX chileno para el Presidente Balmaceda; consistía en que su Gobierno debía abocarse por entero al mejoramiento de la educación, y al fomento del desarrollo económico de todo el Pueblo de Chile, asegurando un buen uso y una eficiente gestión burocrática de los cuantiosos recursos financieros  provenientes de los ingresos salitreros devenidos de la Victoria de Chile en el conflicto bélico denominado "Guerra del Pacífico" librada entre los años 1879-1884. Estos dos objetivos, se constituían en el principal norte de toda la política balmacedista, sobretodo, el hacer posible "La Educación de Todo el Pueblo de Chile", ya que de ella derivaría de forma prácticamente natural y lógica según la doctrina liberal del siglo XIX, el ansiado desarrollo económico y el bienestar material de la Nación toda, anticipando y confirmando la Grandeza y el Liderazgo de Chile dentro del conjunto de las hermanas Naciones Americanas.



Para el primer fin, ordenó mediante Decreto Presidencial la creación del Instituto Pedagógico, el cual fue inaugurado el 1 agosto 1889. Para garantizar la calidad de la enseñanza, Balmaceda hizo traer a Chile a destacados académicos alemanes, razón por la cual el primer director de la nueva institución fue el doctor en ciencias naturales Federico Johow. Junto a él y como director de filosofía y pedagogía fue nombrado el dr.Jorge Schneider. Los acompañó también como director de historia y geografía el colega dr.Juan Steffen. En física y química fue designado director el dr. Alberto Beutell. Filosofía clásica estuvo dirigida por el dr.Federico Hanssen. En lenguas vivas estuvo a la cabeza el dr.Rodolfo Lenz, y en matemáticas lideró el dr.Reinaldo von Lillienthal. Balmaceda y los prestigiosos académicos prusianos establecieron en Chile el llamado "Sistema Concéntrico de Enseñanza", a la usanza europea de la época, con el objeto de acabar con la farsa y la estafa de la obtención de títulos sin valor académico alguno en periodos cortos de un año... En palabras de Balmaceda en la Convención Liberal de 1886 :



"Es la instrucción, la Luz y el Espíritu de la Moral, aplicada con discernimiento en las acciones de los hombres. Ella constituye el más seguro fundamento de los Derechos Individuales, y la más seria garantía de la prosperidad general. La influencia intelectual, los progresos del siglo, la experiencia y la previsión política; señalan el campo de la instrucción pública como el punto cardinal en el que el Liberalismo Chileno habrá de probar su inteligencia, la superioridad de su doctrina, y su positivo anhelo por los intereses del Pueblo...".



Para el segundo objetivo, Balmaceda planteó la ampliación del concepto de Estado que manejó el Liberalismo hasta esa época; desde ser un garante de las libertades individuales y públicas, a pasar a convertirse en un verdadero "Asegurador de la Reproducción e Incremento de la Riqueza Nacional". Balmaceda creó una nueva concepción, en la cual el Estado se transformaría en un "facilitador y propiciador del desenvolvimiento económico de las personas". Para ello, ordenó mediante Decreto Presidencial la formación del Ministerio de Obras Públicas, ya que pensó que este sería el mejor instrumento para desplegar esta nueva visión del papel del Estado al interior del Pensamiento Liberal. La recién creada Secretaría Ministerial llevaría adelante la Inversión Social a través de la creación de miles de empleos, y llevaría a cabo la Inversión Económica mediante el aumento de la demanda por materias primas, alza de la demanda que dinamizaría a su vez a todo el Sistema Económico Nacional, y que desembocaría en el Incremento de la Riqueza Nacional. En palabras de Balmaceda durante la Convención Liberal de 1886 :



"Señores. Mucho se ha descentralizado en los últimos años la acción y la distribución de la Riqueza Nacional, aplicándola a la realización de obras útiles en todas la provincias y departamentos de Chile. Debe continuarse esta obra de reparación y justicia distributiva, pues juzgo por propia experiencia, que la mayor, sino la sola satisfacción que puede experimentar un hombre o un partido, es hacer el mayor bien posible, y que la mano bienhechora de la autoridad, cubra el territorio de la república...".



Las realizaciones concretas del Presidente Balmaceda son inconmensurables, reconocidas incluso por sus adversarios y posteriores enemigos políticos, y tan bien facturadas, que algunas continúan funcionando hasta el presente : La canalización del rio Mapocho, el viaducto del Malleco, el dique seco de Talcahuano, puentes, caminos, edificios públicos, escuelas públicas, la escuela militar y la escuela naval, la cárcel de Santiago, hospicios, un blindado, dos cruceros, y dos torpederas para la escuadra nacional, una línea de vapores Valparaíso-Callao-Panamá, el ferrocarril trasandino Los Andes-Mendoza, 2.000 Kms. de vías férreas, sólo para mencionar algunas.



El tren, símbolo máximo del concepto de progreso indefinido del Liberal siglo XIX, fue un foco de especial preocupación por parte del Presidente Balmaceda; por razones políticas, económicas, sociales y culturales, de inmensa envergadura. Sostenía el Primer Mandatario que el avance del ferrocarril por todo el país, traería como resultado la descentralización de la Riqueza Nacional, logrando así una necesaria justicia distributiva para todas las provincias de Chile. Al mismo tiempo, esta descentralización de la riqueza nacional tendría como natural consecuencia, La Ampliación del Espacio Político, y por tanto, un ámbito mayor para el desarrollo de la Libertad y la Democracia para todos los chilenos. A su vez este aumento de la Libertad y la Democracia para todas las personas, haría posible un contacto directo del Jefe de Estado con la ciudadanía, el cual permitiría al Primer Magistrado de la República conocer en terreno y en la praxis, los verdaderos problemas y necesidades del Pueblo de Chile, y darles solución práctica inmediata, gracias a esta nueva relación cercana y afectiva entre el Poder Ejecutivo y el Pueblo de Chile. Durante el siglo XIX, el Presidente Balmaceda fue el Mandatario que más giras a provincia efectuó, utilizando para este fin el ferrocarril, llevando a cabo esta verdadera "Nueva forma de Pensar y Hacer la Política en Chile". Esta innovadora idea de "Llevar al Espacio Local la Política Nacional", y de "Llevar la Política Local al Espacio Nacional", era dada a conocer además usando "Las Nuevas Tecnologías de la Información" de esa era, vale decir, La Prensa Diaria Escrita y el Telégrafo, permitiendo al Presidente confeccionar toda una "Política Comunicacional", la cual era compartida con toda la Comunidad Nacional, y quizás más trascendente aún para un diplomático de larga trayectoria como Balmaceda; con toda la Comunidad Internacional, todo lo cual redundaba en el fortalecimiento de la figura y el poder político presidencial, ambas características que pronto entraron en abierta y total contradicción con los miembros del Congreso Nacional que formaban parte de la Oposición a su Gobierno, y quienes históricamente hablando, desearon durante más de medio siglo precisamente lo contrario, vale decir, la disminución del Poder Ejecutivo y la consecuente ampliación del Poder Legislativo. En esta antítesis primordial podemos encontrar uno de los motivos principales para los sucesos acaecidos en la denominada "Guerra Civil de 1891" al finalizar el periodo del Primer Liberal Demócrata de Chile, el Presidente José Manuel Balmaceda, a quien la Historia dio la razón muy pronto, cristalizando legalmente su posición a este respecto en la Constitución Política de 1925.



"...No hay que desesperar de la causa que hemos sostenido ni del porvenir... 



Si nuestra bandera, encarnación del Gobierno verdaderamente republicano, ha caído plegada y ensangrentada en los campos de batalla; será levantada de nuevo en tiempo no lejano, con defensores numerosos, más afortunados que nosotros, y flameará un dia para honra de las Instituciones Chilenas, y para dicha de mi Patria, a la que he amado por sobre todas las cosas...



Cuando Uds. y los amigos me recuerden, crean que mi espíritu, con todos sus más delicados afectos, estará en medio de Uds...".



Don José Manuel Balmaceda, 18 septiembre 1891.















Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20621 publicaciones
5124 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora