Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   5G   ·   Tecnología   ·   Novela   ·   Reseña   ·   Informática   ·   Cristina Fernandez de Kirchner



El alivio de la corrupción andaluza


Inicio > Política Nacional
26/03/2012


1232 Visitas



Al margen del análisis político, de cuyas amplias lecturas consta la inspiración de corruptela que treinta años del PSOE ha evidenciado en Andalucía, cabe preguntarse sobre las consecuencias electorales para los dirigentes socialistas que se jugaban hasta la cárcel en este embate democrático. Tres décadas de corrupción sin controles y con el arbitrio sectario de un socialismo sospechoso de múltiples tramas delicuescentes, deberían ser objeto de atención especial y no dar por hecha la legitimidad democrática de quienes han trampeado constantemente y con  impunidad hasta hace poco tiempo vergonzantemente evidente.


 Griñán  canta victoria por el alivio que supone seguir ejerciendo influencia corrupta para solapar las múltiples gestiones delictivas derivadas de una Andalucía sin control y cuyos tejemanejes advierten la mayor trama de corruptela ejercida por Chaves y heredadada, así como aumentada, por la Junta de Andalucía bajo sus directrices. Pueden respirar muy aliviados porque han cambiado el traje carcelario por las papeletas electorales y la continuidad de los desmanes investigados judicialmente.

 No se puede dar por hecha la intencionalidad legítimamente democrática de quienes han saqueado una comunidad autónoma que hiede allá donde se examina la gestión de sus responsables, cuyas acciones delictivas la Magistrada Alaya indaga con toda clase de obstáculos para que la realidad no aflore cual basura que se pretende ocultar a cualquier precio, incluso el democrático.

 Considerando el despotismo y la picaresca acostumbrada de los caciques del socialismo, muy aliviados han de sentirse cuando las evidencias les habían puesto la soga al cuello. Los escándalos continuados, desembocando en responsabilidades directas de los mandamases, serán más fácilmente ocultos y se entorpecerán las investigaciones radicalizando las posiciones con la alianza de Izquierda Unida y zancadilleando al Gobierno Central. Siendo bastión de resistencia contra el PP, no tardarán en acentuarse las resistencias de manera generalizada con los sindicatos dispuestos a defender la sopa boba de los años zapateristas.

 No estaría de más asegurarse de que las Elecciones andaluzas han sido todo lo democráticamente exigibles que se requería para la ocasión, considerando la gentualla que se presentaba para defender los mismos criterios de corrupción que han asolado a los andaluces de manera permanente.

 La desmovilización de los votantes del PP, respecto a las Elecciones Generales, ha sido del 21% no votando casi  400.000 electores populares. Es harto difícil entender que 400.000 electores andaluces comprendan la responsabilidad del cambio en el Gobierno de España y se despreocupen de votar por su futuro con las influencias directas y poco soportables de aguantar el socialismo corrupto de treinta años. La cita con las urnas era decisiva para quienes aguantan la calaña afianzada de las regiones andaluzas. No es fácilmente explicable desde el análisis político tal grado de desmovilización, a no ser que se considerara cuánto estaba en juego para los socialistas que, de perder el poder, hubieran visto abrirse el suelo bajo sus pies para caer en el hondo y pútrido pozo de las inmundicias conjuntas y ocultas en un feudo que apesta y degrada al conjunto de España.

 Si se indagara quizá se averiguaría que, cuanto menos, alguna irregularidad de bulto se ha podido cometer; o no. En esta ocasión los comunistas son más efectivos que infringir la Ley; el gran error es pensar que los tramposos siguen las reglas del juego democrático, siempre hallan aliados para la tropelía. El 11-M es en mayor medida ese reflejo que hiede en las obras y “milagros” de este inefable socialismo español al que tanta ruina debe España en algunos casos por propia decisión electoral de incautos, y en otras por los pucherazos siempre más fáciles que el golpe de estado encubriendo una matanza.

 España es así, con gente que en otros países hubiera sido igual de dañina. No hablamos de ideología sino de corruptos por sistema que a la hora de llenarse los bolsillos pretextan la justicia social que ellos mismos desprecian saqueando a sus semejantes. Desgraciados los unos y los otros que se dejan engañar. En Andalucía huele muy mal, democráticamente hablando.





Etiquetas:   Corrupción   ·   Andalucía

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18412 publicaciones
4670 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora