Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Libros   ·   Filosofía   ·   Sociología   ·   Sociedad   ·   Política   ·   Cultura   ·   Ideología   ·   Género   ·   Violencia de Género   ·   Feminismo


¿Terremoto de gran magnitud en México?


Inicio > Ingeniería
23/03/2012


3186 Visitas



Hoy 23 de marzo los habitantes de esta Ciudad de México platicamos en uno o varios momentos del día sobre esta semana tan "movida", a causa del fuerte temblor que se registro el martes pasado  y de la cantidad de réplicas que se registraron posteriormente.Hasta las 7:00 am de hoy se han reportado 123 réplicas, y de acuerdo con el director del Servicio Sismológico Nacional, el Dr. Carlos Valdés, éstas disminuirán conforme avancen los días; dijo el experto que es similar a la cicatrización de las heridas. En este caso, la fractura ocurrida en la región de Ometepec, Oaxaca comienza a cerrar y recuperarse.






¿Pero qué nos dejo este sismo reciente y qué debemos esperar para el futuro?





Éste no fue el "gran sismo" que los especialistas esperaban. En entrevista radiofónica con Carmen Aristegui, Carlos Valdés dijo que la  ubicación geográfica de México lo sitúa en una zona de alta sismicidad, es decir de constantes temblores; por ejemplo, en 2011 se contabilizaron 4160 eventos, es decir entre 10 y 12 sismos diarios. http://www.noticiasmvs.com/





"Esta es la factura que tenemos que pagar los mexicanos por vivir en este maravilloso país", afirma el Dr. Valdés. 





En la experiencia que vivimos el pasado martes 20 de marzo, fue posible comprobar que la respuesta de la gente fue la correcta; claro que hubo episodios de crisis nerviosas, casos de empresas como el centro de atención telefónica de Santander que no permitieron el desalojo de sus oficinas, peligrosos cables de electricidad que servían de techo para cientos de personas que buscaron resguardo en las calles lejos de las construcciones, pero definitivamente, fue una oportunidad que nos dio del planeta Tierra y prepararnos para futuros sismos.





Este sismo nos dejo la posibilidad de aprender más acerca del comportamiento de la naturaleza y aunque no sabemos cuánto tiempo, podemos empezar desde hoy a planear acciones para prevenir mayores daños en caso del "gran sismo".





Recomendó el Dr. Valdés que debemos explicar a los niños en edad escolar que en caso de un fuerte movimiento telúrico es importante permanecer en la escuela y esperar a que lleguen por ellos, en caso de que la ciudad colapse por cuestiones de tránsito, semáforos descompuestos, fallas en el servicio telefónico; seguramente muchos llegaremos corriendo o caminando por nuestros hijos. 





"El triángulo de la vida" verdad o mentira. 

 

Esta propuesta de seguridad ante un terremoto proviene de Estados Unidos, informa el director del Sismológico Nacional, donde las construcciones son más ligeras, no como las nuestras donde el concreto y la varilla son los ingredientes principales. Si un edificio de 10 pisos se cae si estamos junto a la mesa o la cama va a aplastarlo; es mejor guiarnos, recomienda el Dr. Valdés por nuestro instinto. Es importante considerar en que piso, que tipo de construcción es; identificar dónde hay mejor estructuración, las columnas de los edificios casi siempre están cerca de escaleras y elevadores.





Definitivamente en México no aplica el uso del "triángulo de la vida". Es posible que en otras regiones sea una medida de seguridad viable, pero aquí no. Lo mejor es ubicar SIEMPRE las salidas de emergencia, las escaleras, alejarse de las ventanas y lo más difícil para muchos, mantener la calma. 





¿Cuándo sucederá el gran sismo?





Es imposible para los seres humanos, hasta ahora, predecir cuándo ocurrirá un terremoto. Pero los mexicanos sabemos que ocurrirá en algún momento. Puede ser hoy o puede ser en el transcurso de los siguientes 10 años. 





He aquí la explicación de por qué sabemos que sucederá y no se trata de magia o predicciones, sino de ciencia





Existe una brecha sísmica en Guerrero, un sitio ubicado entre Acapulco y Petatlán, muy cerca de Ixtapa-Zihuatanejo. El 16 de diciembre de 1911 sucedió el último terremoto proveniente de esa región, así que durante 100 años se ha acumulado energía que tarde o temprano será liberada. 





Además de ese dato, hay que tomar en cuenta que estamos hablando de una zona ubicada 100 kilómetros más cerca que la ciudad de origen del terremoto de 1985. En 1957 y 1979 se registraron dos sismos similares en tamaño y cercanía al del pasado martes 20 de marzo. Del de 1957 nuestros padres y abuelos nos cuentan lo que sucedió; pero el de 1979 existen pocos recuerdos puesto que ocurrió a las 5:00 a.m.; sin embargo se cayeron tres edificios de la Universidad Iberoamericana ubicados en la colonia Campestre Churubusco. Murieron dos empleados de esa institución.





Estos sismos han iniciado a los lados de esta brecha, pero queda aún la parte central de esta zona. Explica el Dr. Valdés que sabemos el lugar y la probable magnitud pero NADIE puede decir cuándo va a ocurrir este sismo.





La longitud de la zona nos da la magnitud, por lo que podríamos alcanzar un registro de entre  8 y 8.2 grados Ritcher, pero debemos considerar que estamos 100 km más cerca que del terremoto de 1985 por lo que puede sentirse más fuerte y puede durar más tiempo, esta combinación daña más las estructuras. 





Señala el Dr. Valdés que puede ocurrir dentro de 10 años o este año, nadie lo sabe, pero las probabilidades de que ocurra en la siguiente década es de entre el 85 y 90 por ciento.  







Sin embargo, agrega contamos con una herramienta que ha sido criticada, subestimada y se trata del sistema de alerta sísmica cuyo funcionamiento ha sido puesto en duda en los recientes sismos. Que si no suena, que nadie la escucha, que no tiembla en las costas de Guerrero, etc. Pero dice Carlos Valdés es precisamente por ese "gran sismo" que existe la alerta. El sistema está instalado dónde se considera que la fractura podría provocar un terremoto de graves consecuencias.





De ahí que los simulacros sean también una oportunidad para conocer que haremos cuando cualquier movimiento de la Tierra nos tome por sorpresa.





Además de lo anterior, el experto recomienda una medida que pocos conocemos: saber en qué zona sísmica vivimos. Así como nuestro código postal, saber dónde estamos parados, literalmente, nos ayudará a saber qué hacer en caso de que suceda un temblor, cualquiera que sea su magnitud.





Existen tres zonas sísmicas: 1, 2 y 3, ésta última subdividida en A, B y C. La zona 1 es la parte más dura de la capital, como Ciudad Universitaria y la zona 3C es la de mayor riesgo como es el centro de la ciudad de México, y específicamente las zonas de los lagos. 





Por ejemplo, si un sismo se siente de manera leve en Ciudad Universitaria, la amplificación en la zona del aeropuerto será 40 veces más fuerte. 





México es un país activo sísmicamente, tenemos que aceptarlo y estar preparados para actuar en consecuencia. Este no fue el "gran sismo", que no sabemos cuándo ocurrirá. Lo importante es compartir con el mayor número de personas, familiares, amigos, compañeros, el conocimiento que tenemos sobre el tema. No propagar rumores ni provocar pánico. Solamente con la prevención y la experiencia podremos evitar catástrofes evitables.











Etiquetas:   Terremoto   ·   Emergencias
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario








Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15904 publicaciones
4136 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora