Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Escritores   ·   Lectura   ·   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Pandemia   ·   Automóviles   ·   Tecnología



Bienvenido, Míster Jintao


Inicio > Política Internacional
21/03/2012

1219 Visitas



Aunque por supuesto no poseo las dotes que le permiten a nuestros brillantes encuestadores escudriñar y entender el alma del venezolano ( lo que últimamente les ha llevado no sólo a interpretar datos y sacar conclusiones, sino a pontificar sobre cualquier aspecto de la realidad y, lo más grave , a crear matrices de opinión aparentemente de forma desinteresada), no creo equivocarme si digo que una de las cosas que más ha molestado de este gobierno han sido sus convenios con China, más incluso que los regalos a nuestros vecinos caribeños.


Pocos años después de la Segunda Guerra Mundial y mientras EE.UU ayudaba a  reconstruir Europa, en aquella España que había quedado al margen de dicha ayuda por la posición que tomó Franco en la guerra, ese genio de la filmografía que fue Berlanga estrenaba Bienvenido, Míster Marshall , una película de corte costumbrista, considerada un hito en el cine español,  donde a través de un pequeño pueblo que se desvive ante la visita de los americanos, retrata la precaria situación económica que vive España para esos momentos y la apertura que socarronamente comenzará  a  mostrar el régimen franquista hacia EE.UU. Los tiempos, sin embargo,  parecen haber cambiado desde aquellos días y ahora las miradas ya no se dirigen hacia el tío Sam,  envuelto en una crisis económica de la cual apenas comienza a salir, y son pocos los que se resisten a solicitar la ayuda de China, como ha hecho nuestro gobierno, al parecer de forma no muy transparente, según los  expertos.

Se dice que China es la segunda economía del mundo después de Estados Unidos, con un crecimiento anual de un 10%, un PIB de aproximadamente 8 billones de dólares en el 2011 y las mayores reservas internacionales del mundo, calculadas en unos 4 billones de dólares. Muchas de estas reservas estarían constituidas por bonos de la deuda pública de países como EE.UU. o España, lo que ha llevado a ese país en algún momento  a hacer recomendaciones económicas a los americanos,  cuando ha visto que el valor de sus bonos podía sufrir alguna baja. Pero la  relación que tiene nuestro país con el gigante asiático parece ser de otra índole.

Con el fin de llevar a cabo una serie de proyectos para el desarrollo del país, la deuda que el gobierno ha ido adquiriendo con China al parecer asciende ya a  40 millardos de dólares ( 10 millardos más que las reservas internacionales y prácticamente el 50 % de la deuda externa), los cuales se pagarán a razón de 200.000 barriles diarios de crudo durante 10 año aproximadamente;  tal vez por ello PDVSA ha iniciado conversaciones para la compra de parte de una refinería en Vietnam, mientras se deshace de las que tiene en otros países.  Esto, si bien compromete de cierta forma el futuro del país, no sería tan grave como la entrega que mediante la modalidad de convenios y contratos de desarrollo se viene haciendo de las empresas básicas de Guayana a ciertas  compañías como Comunications Construction Company de China, Wuhan Iron and Steel Corp de China  o China Railway, según lo ha denunciado la prensa nacional. Si a esto agregamos la explotación que hacen algunas empresas chinas de la faja del Orinoco, la supuesta presencia de milicias bolivarianas chinas, la importación masiva de vehículos chinos marca Chery (comercializados bajo las marcas Arauca y Orinoco) ,la construcción por parte de la empresa china Citic de 10.000 casas para la Gran Misión Vivienda Venezuela, y la alarmante noticia de que esta misma empresa instaló en el Fuerte Tiuna una procesadora de cemento y un centro de acopio de materiales, no sería de extrañar que nuestra próxima generación hablara mandarín y que desaparecieran los nombres de próceres de las calles de nuestros pueblos.

Y al parecer esto último no está muy lejos, pues el presidente, antes de partir a la Habana, ya jugó con la posibilidad de que una de las calles de los supuestos complejos habitacionales que construirá Citic, debería llevar el nombre de su presidenta, la ciudadana Hong Bo.



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22482 publicaciones
5322 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora