Que la Social Media no se coma tu #creatividad

Hace unos años me encontraba en una plaza de pueblo en plena fiestas patronales, una plaza como las cientos que salpican toda la geografía insular canaria, acogedora y llena de sensaciones e ilusiones. Se celebraban las fiestas populares y como acto estelar de las mismas un concierto de uno de los artistas más importantes del panorama musical no solo por ser canario sino por su calidad musical.


. Se celebraban las fiestas populares y como acto estelar de las mismas un concierto de uno de los artistas más importantes del panorama musical no solo por ser canario sino por su calidad musical.
Me encontraba sentado y compartiendo tertulia con unos amigos a la espera del comienzo de evento. Había ido vestido para la ocasión, perfectamente conjuntado y cuidando mi aspecto, era un acto donde me relacionaría con más personas y no podía dar mala imagen.

En la plaza habían habilitado una zona de gradas formando semicírculo frente al escenario como si de un clásico circo romano se tratara, dejando la arena para los luchadores que deseaban tener la sensación de ser partícipes y no espectadores. Yo me posicione como espectador.

Pasaba el tiempo y el evento iba tomando forma con la llegada de gente, la mayoría  recurrían a las gradas mientras que en la arena pocos eran los que se decidían estar.

En uno de esos momentos entre comentario y comentario, me fijo en una chica que llega y directamente decide colocarse muy cerca del escenario.

Vestía casual, con el pelo alborotado y traía una mochila seguramente cargada de energía e ilusiones. A pesar de no acompañarle nadie, no paraba de bailar al ritmo de la música que amenizaba la espera e interactuar con los pocos que habían decidido “bregar” en la arena como ella.

Comienza el concierto y me quedo en silencio intentando oír al artista convirtiéndome aún más en espectador mientras canción tras canción ella era partícipe cantando a viva voz sus letras o pidiéndole que interpretara alguna canción. Buscaba constantemente interactuar con el músico como queriendo encontrar el asa de esa maleta que contenía todas sus ilusiones.

Cuando se acabó el acontecimiento  nos levantamos y comenzamos nuestra retirada, para nosotros  el espectáculo había llegado a su fin, pero aquella chica seguía al borde del escenario intentando encontrar mayor comunicación, queriendo hacer entender al cantante que ella formaba parte de su concierto. Saliendo de aquella plaza me percaté que ella se despedía de Pedro Guerra, ¡¡¡ había conseguido su objetivo !!!.

En ese momento no me di cuenta de lo que significaba, no me percaté de que ambos estábamos en el mismo contexto intentando desenvolvernos entre sensaciones pero teniendo actitudes distintas.

El mundo de las redes sociales no se ha hecho para los espectadores.

Necesitamos desplegar toda nuestra creatividad siendo reactivos y proactivo.

Si buscamos el saludo del vecino que tan amablemente nos recoge la correspondencia que el cartero deja tirada, porque no buscar ese mismo saludo en el “social media” que cada día espera una reflexión que le permita enriquecerse. Debemos realmente derrochar cariño y preocuparnos honestamente de las personas que conviven en dicha comunidad buscando cercanía y conversación. He leído un post de Elena Gómez del Pozuelo ( @gomezdelpozuelo ) Presidenta de la Asociación Española de la Economía Digital donde nos deja una perla como esta “Dialogar no supone solo hablar sino sobre todo escuchar”.

Planteémonos constantemente ¿y por qué no de esta manera? permitiendo que la  innovación nos inunde cada día. José Luis Del Campo (@JoseLdelCampo ) nos dice que “el éxito de la social media radica en la innovación. Para hacer lo de siempre con otras herramientas y desconocer como te va a salir, es mejor que lo sigas realizando como hasta ahora si es que tienes un resultado positivo”.

Pasemos de los monólogos egocentristas al debate abierto que permita un enriquecimiento global, compartamos nuestras experiencias y nuestros conocimientos.  Alex de la Iglesia ( @alexdelaiglesia ) “tuiteó” hace unas semanas “La mejor manera de defender el cine es compartir el trabajo, hacerlo cercano, enseñar el proceso. Somos técnicos… Nada más.”.

Cada vez hay más contenidos que fluyen en el social media, hagamos de nuestros contenidos únicos, distintos, excitantes, atractivos. Construyámonos una voz propia y diferenciadora, no nos dejemos llevar por los estereotipos convirtiéndonos en una pieza más del sistema.

Seamos constantes y pertinaces en nuestros objetivos, no nos dejemos llevar por el desanimo.

Concluyo con una reflexión de Adolfo Suarez ( @cosechadel66 ) “Puede que lo nuevo se termine por estropear o que el camino se tuerza. Pero cada paso dado, cada minuto vivido, cada sonrisa y cada beso nunca serán en vano si lo sacamos de ahí dentro. Porque dentro es la palabra.”

“Cualquiera puede ser extravagante, lo difícil es ser creativo. Muchas veces en la sencillez esta la sofisticación.” 






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE



Federico Trujano Arce, Publicidad Que tal Pedro! que buena columna! Estoy totalmente de acuerdo contigo! y si me permites agregar algo,las Redes Sociales existen desde el principiodela humanidad! Ahora las vemos Como Social Media en la Web 2.0 pero realmente es solo llevar a la banda ancha lo que en la vida diaria hacemos! Felicidades por tu forma de abordar el tema! Saludos desde México!!





  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales