Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libertad de Expresión   ·   Política   ·   Internet   ·   Censura   ·   Pandemia   ·   Empresas   ·   Nuevas Tecnologías   ·   Robótica



Proyecto Marna. Radón: Segunda causa de cáncer de pulmón


Inicio > Medicina
20/03/2012


4310 Visitas



El Proyecto Marna evalúa los niveles de radiación gamma natural en España. Hasta el momento se han realizado aproximadamente 1.250.000 medidas. Se inicia en 1991, según un acuerdo de colaboración entre el CSN (Consejo de Seguridad Nuclear) y ENUSA (Empresa Nacional del Uranio).


La radiación natural es la fuente de irradiación más importante de los seres vivos y procede de dos orígenes diferentes: la radiación cósmica que alcanza la tierra desde el espacio exterior y la propia radiación terrestre debida a la existencia de elementos radiactivos naturales en la superficie de la tierra y que se encuentran presentes en nuestro entorno; de entre ellos, el potasio, el torio y descendientes y el uranio y descendientes.

Las fuentes del radón atmosférico están en la superficie terrestre, en los materiales de construcción, en las aguas subterráneas, en el gas natural, los océanos, el carbón y las minas de uranio y fosfato.

Fuentes importantes de radiactividad se hallan en las aguas de los balnearios por la existencia de radón y torio, elementos radiactivos.

A partir de estudios sobre mineros, en 1985, se pensó en la radiación del Radón. Estudios pioneros en España, sobre medidas ambientales, pusieron de manifiesto altas concentraciones de Radón 222 en Galicia, Sierra de Guadarrama, Salamanca y norte de Extremadura; confeccionándose el Mapa Marna, que presenta la ubicación de radiactividad en nuestro país.

La Universidad de Santiago de Compostela elabora el “Mapa de Contaminación por Radón en domicilios de Galicia”, tras solicitar financiación en 2005 al Consejo de Seguridad Nuclear, que antes fue financiado, en 2001, por la Conselleria de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.

Más tarde se unieron otras universidades a dicho Proyecto y se han seguido realizando medidas en el resto del país.

El radón es un gas noble, radiactivo, que procede del Radio.

Existen tres isótopos:



  • Uranio 238 (U238), de donde se forma el Radio (Ra226) y éste se transforma en Radón 222 (Rn222)
  • Uranio 235 (U235), de donde se forma el Radio 223 (Ra223), que termina desintegrándose en Radón 219 (Rn219)
  • Torio (Th232), que produce Radio 224 y pasa a transformarse en Radón 220 (Rn220)


Las dos primeras formas químicas son las que existen en mayor cantidad en la naturaleza y la primera, el Radón (Rn222), es la que provoca más daño en la salud de las personas, siendo un factor de riesgo importante de cáncer broncopulmonar.

Su  Supone el 80% de todo el radón ambiental y el 50% de toda la radiación que recibe el ser humano durante su vida.

El radón fue descubierto por Friederich Ernst Dorn, en 1990. Este gas es incoloro, inodoro, insípido e invisible.

La vida media del Uranio es de millones de años mientras que la del radón de tan solo 3,8 días, de modo que siempre habrá uranio y radio para transformarse en radón.

La porosidad, permeabilidad, presencia de grietas y fallas, la presión atmosférica, la lluvia y la nieve, la velocidad del viento y la temperatura influyen en la concentración y difusión del radón.

La unidad de medida del radón es el Bequerelio (Bq) y mide la actividad radiactiva. La unidad utilizada para el estudio de exposición al Radón doméstico es el picoCurio. Un picoCurio es igual a 37 bequerelios por metro cuadrado.

1 Bequerelio es igual a una desintegración del átomo por segundo.

El nombre de esta medida se debe al físico francés Henri Becquerel, que en 1.896 y mientras investigaba sobre la fosforescencia descubrió, accidentalmente, una nueva propiedad de la materia que posteriormente se denomino radiactividad.

Según la Agencia de Protección Ambiental el nivel permitido en Europa es de 148 Bq/m3; pero en casas ya construidas se recomienda no superar los 400 Bq/m3 y en  nueva construcción no sobrepasar los 200 Bq/m3; límites éstos exageradamente permisivos, como se observa.

A partir de 100 bequerelios/m3 aumenta en un 16% el riesgo de cáncer pulmonar. Solo a partir del agua y la comida nos exponemos al 12% de radiación ionizante.

El radón domiciliario se acumula en las viviendas a partir del subsuelo sobre el que se ha construido la casa; mucho más si las rocas son ricas en uranio (elemento origen del radón).

Las fuentes de radón en el domicilio son las aguas, el gas, el suelo donde se halla la construcción y materiales de construcción. Las vías de penetración de radón al interior de los edificios se producen a través de las cámaras de aire de muros exteriores, a través de la solera, de los muros del sótano y entresuelos, por los conductos de saneamiento y a través del forjado sanitario.

La forma más fácil de disminuir los niveles de radón en los domicilios es la ventilación de la casa, el cierre de fisuras y grietas y la abertura de ventilación en sótanos; aunque a veces y dependiendo del radón acumulado eso no parece suficiente. 



Etiquetas:   Cáncer   ·   Radiación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21048 publicaciones
5179 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora