Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Novela   ·   Cambio Climático   ·   Contaminación   ·   Poesía   ·   Música



EL SOBREVIVIENTE


Inicio > Ciudadanía
15/03/2012


1565 Visitas



El sobreviviente es un bebé que finalmente, su madre dio a luz, luego de salvar una serie de obstáculos desde que iniciara su carrera como espermatozoide, cuando por voluntad de quien luego sería su padre, fuera eyaculado en la vagina de la que posteriormente sería su madre, junto a otros cientos de millones de espermatozoides de su misma característica, que trágicamente perecieron en el intento por llegar a fecundar un único óvulo. Destino fatal que también compartiría con el resto de sus pares, cuando luego de transformado en embrión terminara su existencia como tal, luego de triunfar en esa gran maratón al cumplir con su mandato natural, precisamente cuando coronara su enorme esfuerzo con éxito. Es decir, cuando alcanzó finalmente la fecundación.


 

Pero algunos meses antes de alumbrar, luego de salvar triunfante esa interminable carrera con obstáculos hasta fecundar al único ovulo, tuvo que atravesar ahora transformado en embrión, otro enorme desafío que nada tiene que ver con el mandato que la naturaleza fijó, al establecer este arduo procedimiento.

 

Este enorme desafío, capaz de terminarlo todo, depende de la voluntad de la portadora. Cuando a las pocas semanas de engendrado, acepte o rechace con su actitud ante la vida, la carga privada y pública de transformarse en madre. Permitiendo o impidiendo por su propia y única voluntad, que continúe el proceso al que llamamos embarazo. Acto de aceptación o de rechazo, que toma absolutamente en soledad, la inmensa mayoría de las veces. Decidiendo, al margen de la voluntad de quien compartiera el acto de amor que los llevara a unirse en la oportunidad de consumarse el acto sexual.

 

Es que la portadora del futuro bebé lo considera desde su concepción, algo absolutamente propio, de su absoluta propiedad, solo por el hecho de portar al futuro bebé en su vientre.

 

Si acepta convertirse en madre, se preparará para el alumbramiento. Si no es su voluntad continuar con el embarazo, considerará al feto como algo extraño que se le debe extirpar, al igual que se hace con un forúnculo, con un tumor, o con una uña encarnada.

 

Por lo que, la vida del bebé que finalmente sobrevive, se debe pura y exclusivamente a la voluntad de su madre. Ya que a pesar de que la Ley considera un delito al aborto, no existen mujeres detenidas por habérselos realizado. Fundamentalmente porque si se aplicara la Ley, encarcelando a quienes la transgreden, habría que construir diez veces más de cárceles que las hoy existentes, solo para alojar a las detenidas que abortan en un año.

 

Podemos decir entonces, que el sobreviviente, le debe la vida a su madre, no por ser la única dadora de vida, ya  que comparte esa cualidad con su padre. Sino porque además, le permitió seguir viviendo dentro de su vientre sin abortarlo, posibilitándole nacer. Es decir, que pudiendo abortarlo, le perdonó la vida.

 

Eugenio García

http://garenioblog.blogspot.com

 





Etiquetas:   Reflexión   ·   Aborto

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18166 publicaciones
4629 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora