Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Sociedad   ·   Escritores   ·   Guerra   ·   Coronavirus   ·   Cultura   ·   Biología   ·   Mongolia



La Cultura de la Evaluación Política


Inicio > Sociología
06/03/2012

3250 Visitas






La evaluación del desempeño de los gobernantes es

el camino correcto para obtener un Buen Gobierno

Diaz Piña

 

 

Parece obvio decir que a casi todos nuestros gobernantes les gusta evaluar, pero no ser evaluados, y mucho menos en víspera de elecciones. No obstante, es conveniente tener siempre presente esta realidad.

 

En una verdadera Democracia la evaluación del desempeño de los gobernantes es tarea de los ciudadanos, y es el camino correcto para establecer una dinámica virtuosa que permita obtener un Buen Gobierno.

 

La Evaluación Política es la que hacen los integrantes de la Polis moderna: el Estado, sobre los resultados de los gobernantes, y se convierte en cultura democrática mediante su ejercicio constante en cada una de las elecciones.

 

·        La Evaluación Política y sus distorsiones

 

La gran Evaluación Política es aquella que se hace por los ciudadanos el día de las elecciones, directamente y sin intermediarios de ninguna clase, porque una decisión de esta importancia y trascendencia no puede arriesgarse a las interpretaciones de la “representatividad”.

 

Desde una equivocada idea de la “representatividad”, muchos de nuestros gobernantes suelen entender el ejercicio evaluatorio como un privilegio casi exclusivo de la autoridad, y parapetados en ese distorsionado entendimiento no aceptan más evaluación que la de ellos mismos. Esa pretensión de ser juez y parte en su propia evaluación revela el espíritu antidemocrático de tales políticos.

 

Con el argumento de la “globalidad” nuestros gobernantes están siempre prestos a evaluar la “competitividad” y la “productividad” de sus ciudadanos para imponerles toda clase de sacrificios, con la trillada excusa de “hacerles progresar”. Desde su distorsionada óptica la falta de productividad y progreso es siempre responsabilidad del Pueblo (1), nunca de los malos gobernantes o de “la mano invisible del mercado” con la que defendieron pírricamente su indolencia  intencional.

 

Esa forma de pensar queda muy bien para una monarquía o una dictadura, pero resulta totalmente fuera de lugar en una verdadera Democracia, porque en esta, el primer derecho de evaluar corresponde al Pueblo. Este es el verdadero sentido de la disposición Constitucional que establece: La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo.Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. (2)

 

No obstante esa clara orden Constitucional, casi todos los gobernantes y elites dominantes suelen hacer uso de los mayores recursos a su alcance para evitar que la consciencia ciudadana despierte, se desarrolle y advierta que la Evaluación Política es uno de sus Derechos Humanos esenciales. Por eso emplean toda su energía para evitar que se forme y se consolide una cultura de esta naturaleza, que les pueda restar o restringir poder y privilegios.

 

El mayor esfuerzo de los gobernantes para evitar ser evaluados se realiza, con dinero público, faltaba más, en época de elecciones.

 

 

·        “Por allá, por allá…”, el perverso juego de la distracción

 

 

Se debe tener muy claro que en un sistema antidemocrático las elites dominantes pretenden evitar a toda costa que los ciudadanos hablen de los problemas que les agobian a ellos mismos y a sus familias, de sus carencias y de los agravios que en su perjuicio cometen los gobernantes, porque a final de cuentas estos son quienes protegen los intereses de aquellas.

 

Por eso se esmeran en hacerles sentir a los ciudadanos que pensar en sus carencias y problemas no importa, está fuera de moda o es un idealismo absurdo, y se emplean a fondo para imponerles la sumisión explotando un falso sentimiento de vergüenza, de auto denigración, reforzado con actos que les demuestren la insignificancia e impotencia de sus indignaciones e inconformidades frente al gran poder: ese es el “valor didáctico” de la impunidad gubernamental.

 

El primer truco y el más trascendente de todos los que realizan algunos gobernantes para evitar ser evaluados es el de la desviación de foco de atención.

 

“Borrón y cuenta nueva” es el lema favorito de los malos gobernantes y por eso se aplican en confundir a los ciudadanos acerca del propósito fundamental de las elecciones: prefieren que se olviden de evaluarlos a ellos y que se ocupen exclusivamente de las personas de los candidatos o candidatas y sus circunstancias.

 

El propósito de toda elección es, en primer término, evaluar a los gobernantes en turno y a los partidos que los postularon: ¿fueron buenos o malos sus programas o acciones de gobierno?, si lo primero, habrá que premiarlos con un nuevo período, si lo segundo, habrá que cambiarlos sin importar a quien postulen, “así l@ presenten en papel celofán con todo y moño”.

 

Elegir al candidato o candidata postulados por el partido en el poder, cuyo gobernante ha dado malos resultados es una decisión reprobable, de ciudadanos que demuestran poco respeto por sí mismos o francas inclinaciones masoquistas. No se puede premiar a quienes nos agravian, porque es muy probable que la nueva o el nuevo repitan aumentados sus agravios, plenamente confiados en nuestra debilidad o cobardía, y no tendremos ya cara para reclamarles.

 

En cambio, cuando un gobernante sirve bien a su Pueblo, construye una razón muy poderosa para que los ciudadanos voten por el candidato de su mismo partido, sin que impacte demasiado quien pueda ser; salvo que por sus pésimos antecedentes hiciere temer lo peor y se justifique evitar que llegue al poder.

 

En la estrategia de la desviación, para confundir a los ciudadanos y evitar la evaluación de los gobernantes se suele desplegar una gran campaña sin reparar en gastos, como si fuera una gran función de circo, pero muy cara (3).

 

Bajo esta estrategia, todos los reflectores se enfocan deliberadamente  hacia los aspectos más ridículos e irrelevantes de las personas de los candidatos: que si son guapos, que si son simpáticos, que si las encuestas que ellos mismos pagan y manipulan les favorecen, etc. y cualquier detalle absurdo se magnifica y difunde hasta el hartazgo en casi todos los medios controlados, todo lo que resulte necesario para ocultar los temas que realmente importan.

 

 

·        “Que súbele, que bájale y que ¡chúpale pichón…!”

 

El circo de las encuestas se aviene muy bien para los aviesos propósitos de desviar la atención ciudadana de la evaluación de los malos gobernantes.

 

El poder siempre ha ejercido una fascinación irresistible para el hombre, y dosificar el suspense de quien aparentemente puede ganar, mediante alzas y bajas, artificiales o ciertas, es un señuelo de hipnosis colectiva que, de no ser advertido a tiempo, se convierte en una trágica trampa si sustituye al balance de resultados que cada ciudadano debe hacer por sí mismo para elegir, sustituyéndolo por las historias que terceros le presentan, muchas veces motivados económicamente por los mismos gobernantes o las elites dominantes para poder perpetuarse. (4)

 

En todos estos casos las encuestas no se enfocan a preguntarle al ciudadano como evalúa los resultados del gobernante en turno, y a partir de eso, de si lo premiara o castigara con su voto (además de que por razones de “cortesía mediatica”, los medios de comunicación suelen dar siempre una calificación de regular para arriba al gobernante en turno, aunque la mayoría ciudadana lo deteste y viva contando los días que le faltan para irse. Razones de venta de espacios publicitarios y temor a otras formas de represión lo explican y la gente lo entiende: es una mentira sabida y tolerada).

 

Al hacer abstracción de lo anterior: la evaluación del gobernante saliente, ademas las encuestas y los encuestadores manipulan de otra forma sutil la atención de los ciudadanos, porque con la desviación de su enfoque favorecen a la candidata o al candidato del partido en el Poder que ha dado malos resultados. “Como por arte de magia” le descargan el peso de todos los errores del gobierno al que pertenece para que pueda arrancar “limpiecita o limpiecito” y libre de culpas, pero ¿lo está?. Evidentemente no, porque no resulta ajena o ajeno a las fallas y agravios cometidos.

 

 

·        Si don fulanón lo dice…

 

A los perversos juegos de la desviación del foco de atención y de las encuestas a modo, se suma la treta de los “opinadores de gran nivel”.

 

El mal gobernante suele serlo para una gran mayoría de sus ciudadanos, pero de ninguna forma para todos. Hay una reducida elite de favorecidos que siempre estará dispuesta a defender todo lo bueno que en su concepto ha hecho (esencialmente en su provecho).

 

Hace lustros, cuando las mentes más lucidas cuestionaron el irresponsable abandono de las funciones esenciales de gobernar en “la mano invisible del mercado”, argumentando que esto llevaría a las Naciones a la quiebra y a millones de familias a la pobreza, aparecía siempre la voz del FMI, del Banco Mundial, cuando no juntos, a pontificar que se estaba haciendo bien. A estas fechas todos conocemos los resultados: los gobiernos han tenido que salir a “rescatar” a las grandes corporaciones privadas con el dinero del Pueblo y este se sume cada vez más en la angustia económica por los pagos que tiene que hacer de esas políticas fallidas, sin saberlo.

 

Ahora las alabanzas del FMI y del Banco Mundial a los malos gobiernos que se ciñen ciegamente a sus dictados, más que ayudarles les perjudican: todavía siguen funcionando penosamente, pero están desacreditados por sus resultados, su calidad moral e institucional es prácticamente nula.

 

Para sustituir a tales apoyadores las elites gobernantes han creado nuevos “opinadores de gran nivel”, sucedáneos de aquellos pero con el mismo fin de confundir nuevamente a los ciudadanos y descalificar su propia evaluación.

 

El verdadero propósito de toda la escenografía que se monta frente a los ojos ciudadanos es un mensaje muy sutil: quién crees que eres tú, insignificante ciudadano de una pobre Nación para cuestionar a los que dicen que si saben… no seas soberbio, porque la soberbia es pecado, debes perdonar y olvidar; “aprende a sufrir resignadamente”.

 

En apariencia el efecto de un mensaje de este porte es contundente y cuando menos puede servir para preparar una “elección de Estado” (5) o algún “fraude patriótico”. No obstante, las evidencias recientes demuestran que en realidad todos esos “voceros de calidad” producen resultados adversos en las mayorías, les oyen pero no les escuchan, porque comprenden con claridad hacia dónde les quieren llevar.

 

 

·        El florecimiento de la Cultura de la Evaluación Política

 

El hombre tiene la comprobada vocación de ser libre, afortunadamente la conciencia ciudadana ha despertado a la Democracia y todas esos obscuros propósitos se estrellan ahora frente al florecimiento de la Cultura de la Evaluación Política.

 

El Pueblo ha redescubierto cual es el Fin del Estado Democrático (6) y no está dispuesto a dejárselo escamotear fácilmente.

 

¿Porque es que la conciencia ciudadana ha despertado haciendo florecer la Cultura de la Evaluación Política?, esta una pregunta que puede recibir numerosas explicaciones, mencionare solamente cuatro:

 

I.- A pesar de los esfuerzos de los malos gobernantes por mantener al Pueblo en los límites de la ignorancia, la inteligencia popular prospera aun en la adversidad y les libera, desarrollando una especie de instinto de supervivencia colectivo que se rebela obligadamente cuando los abusos rebasan con mucho su capacidad de aguante. Si se ha rebasado el umbral de lo sensatamente tolerable para agraviar a la dignidad humana de forma constante y evidente, la impunidad gubernamental aparentemente se soporta pero los “costos políticos” (7) se  cobran con creces, de forma pacífica, el día de las elecciones.

 

II.- Las condiciones geopolíticas del contexto internacional, que antes hicieron posible doblar a la dignidad ciudadana y forzar la dominación de cualquier modo, respaldando  incondicionalmente la voracidad y soberbia de los malos gobernantes, han cambiado y el entorno económico también.

 

III.- La tecnología ha traído de su mano a insospechadas y poderosas aliadas de la Democracia y las libertades: las redes sociales. Estas permiten el acceso a fuentes de información impensables sin ellas, así como la evaluación y el libre ejercicio de la crítica. Además, las redes sociales contrarrestan la hipnosis colectiva de las “verdades oficiales” difundidas por los medios controlados, exhiben sus desviaciones y destruyen sus  infundios.

 

IV.- Una incipiente conciencia colectiva, en poderosa expansión, se ha percatado que la evaluación del desempeño de los gobernantes, a través de los votos en los comicios, es el camino correcto para obtener un Buen Gobierno.

 

 

·        El caso de México

 

México no ha sido ajeno al despertar de esa Cultura de la Evaluación Política, numerosos ejemplos dan fe de lo anterior.

 

A nivel Federal:

 

En el año 2000, los ciudadanos Mexicanos al evaluar concluyeron que era necesario un cambio en la Presidencia de la República, cambiando al Partido Revolucionario Institucional por el Partido Acción Nacional.

 

En el año 2006, durante unas elecciones muy cuestionadas, la evaluación ciudadana sobre el desempeño del PAN en el Gobierno le permitió retener por un margen mínimo de votos el Ejecutivo Federal ante el Partido de la Revolución Democrática.

 

A nivel estatal:

 

En 2009, el PAN gana la gubernatura de Sonora al PRI, en un proceso fuertemente influenciado por la tragedia de la guardería ABC, y el Revolucionario Institucional gana Querétaro en poder hasta entonces de Acción Nacional. (8)

 

En 2010, el PRI gana las gubernaturas de Aguascalientes y Zacatecas, en poder respectivamente del PAN y el PRD. Por su parte tres coaliciones ganan sendas gubernaturas en estados en poder del Revolucionario Institucional: Oaxaca,  Coalición “Unidos por la Paz y el Progreso” (conformada por PAN, PRD, PT y Convergencia); Puebla, Coalición “Compromiso por Puebla” (PAN, PRD, Convergencia y PANAL); Sinaloa,  la coalición “El Cambio es Ahora”, (PAN, PRD y Convergencia, postulando a un ex militante del PRI. (9)

 

 

En 2011, el Partido Revolucionario Institucional obtiene una evaluación sobresaliente a su desempeño y en combinación con un candidato de arraigo prácticamente “arrasa” en los comicios para Gobernador en el Estado de México. (10)

 

En 2012, en elecciones sumamente disputadas, el PRI gana la Gubernatura en Michoacán, en poder del PRD, enfrentando una gran competencia del PAN que postulo a la hermana del Presidente de la República. (11)

 

Twitter: @adiazpi









(1) Recientemente Felipe Calderon, Presidente de México, de alguna forma justifico los bajos ingresos de la mayoría de los Mexicanos que si tienen empleo, argumentando que los chinos ganan menos:  “Salarios en China, infinitamente más bajos que en México”, Calderón defiende la competitividad del país http://www.jornada.unam.mx/2012/02/14/politica/014n1pol

(2) Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, articulo 39.

(3) Por ejemplo: “Gobierno de Calderón, pago 25 millones de pesos a Milenio en solo 6 meses” , http://www.enlapolitika.com/Gobierno_Calderon_Milenio_25millones.html

(4) http://es.wikipedia.org/wiki/Democracia

(5) PRI: Calderón pretende montar una “elección de Estado”: http://www.proceso.com.mx/?p=298846

(6) Diaz Piña, Antonio; El Fin del Estado Democrático; http://adiazpi.blogspot.com/2011/10/el-fin-del-estado-democratico.html

(7) Ídem: Las redes sociales en la web  http://adiazpi.blogspot.com/2011/09/las-redes-sociales-en-la-web.html y El miedo a las redes sociales http://adiazpi.blogspot.com/2011/10/el-miedo-las-redes-sociales.html

(8) Diaz Piña, Antonio;  Tiempo de cobrar los “costos políticos”, http://www.reeditor.com/columna/3633/14/nacional/tiempo/cobrar/costos/politicos

(9) Para más información de los comicios celebrados en el año ver: Calendario electoral 2009, http://www.ife.org.mx/docs/IFE-v2/DECEYEC/DECEYEC-ProcesosElectorales/ISU_CalendarioElectoral2009.pdf

(10) Para más información de los comicios celebrados en el año ver: Elecciones en México  Resumen de Resultados 2010,

http://www.imocorp.com.mx/Inicio/Articulos/_resultados_elecciones_MEX2010_IMO.pdf

(11) Para más información de los comicios celebrados en el año ver: Calendario electoral 2011, http://www.ife.org.mx/docs/IFE-v2/DECEYEC/DECEYEC-ProcesosElectorales/Calendario-Docs/Calendario_2011_final.pdf







Etiquetas:   Elecciones   ·   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20371 publicaciones
5084 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora