Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Ética   ·   Dirección de Empresas   ·   Liderazgo   ·   Economía   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Perú   ·   Twitter   ·   Adolescentes



Marzo desde las redes sociales


Inicio > Política Internacional
06/03/2012


1296 Visitas



Marzo desde las redes sociales


 

La información que nos llega es un torbellino que marea. En un momento de reposo, echemos un vistazo a lo global y lo local, desde las redes sociales.

 

Es Marzo de 2012 y se abre para el mundo un período sembrado de señales contradictorias, especulación con bonos soberanos, intentos de rescate de economías agotadas, subsidios nuevos a la banca usurera a costa de eliminación de subsidios viejos a las personas. Una China comunista que frena sus expectativas de crecimiento, estornudan 1400 millones de chinos y el planeta cambia su eje,  un gigante que se sabe locomotora y sigue en su juego, como recomendaba Confucio, si no puedes destruir a tu enemigo, únete a él, pero ¿hasta cuándo le será válida esta estrategia?

 

Occidente está perplejo, su industria se fue al Asia, el monopolio de las fundiciones impide que los países agreguen valor a sus recursos, los que manejan la economía son enormes y cada vez más concentrados, entes supranacionales, apátridas, con el sólo norte del dinero y el negocio,  leyendo permanentemente oportunidades de generar nuevos enclaves, útiles para su propia expansión. Ahora se intenta el rescate griego, que puede convertirse en  la neo tragedia helénica del Siglo XXI,  con un nuevo caballo de Troya y otro Aquiles 2.0  re-muriendo por su artero talón, que bien podrían ser las protestas civiles  extendidas que incendian la polis o la profecía autocumplida del oráculo, representado por el FMI, la OCDE y su coro.

 

Marzo se ha venido con España sufriendo a Rajoy, pero sin muchas alternativas más allá de una bronca generalizada; en el fondo el español cruza los dedos para que Grecia no caiga. Europa comunitaria pierde el rumbo. Con una escalada belicista hacia Irán, con Rusia de Putín apoyando al cruel régimen de Siria, con una dispersión inédita del poder mundial, la real politik se nos viene a los ojos en toda su complejidad.

 

Es archisabido que en relaciones internacionales no hay amigos permanentes, sólo intereses permanentes. Y vaya que cuesta desentrañar los intereses manifiestos que se entrecruzan con gran cinismo político; menos se puede adivinar  los intereses ocultos, esos que se transan en élites exclusivas, que marcan la colusión de lo público y lo privado, en el secretismo que aporta seguridad al tráfico de influencias; en la construcción de espacios encriptados y una máquina experta de asesores de imagen para desinformar al público.

 

Pero, uno de esos puntos de común denominador que se percibe de parte de esos poderosos que manejan las riendas del sistema, parece ser el interés transversal de acallar las movilizaciones globales, volver al oscurismo y eliminar la plataforma libre de Internet por haberse convertido en la caja de Pandora de este siglo, generando una  pesadilla que no deja dormir a los directivos del retail, de la banca transnacional, de los proyectos extractivos multinacionales, de los gobiernos corruptos que les son funcionales. Les irrita y asusta la imagen de millones de seres anónimos, desfilando bajo los paraguas, realizando un boicot a los transgénicos o realizando valientes sitting frente a los tanques, empoderados en un ente con vida propia, un ser global que viene a ser la holografía de una ciudadanía planetaria, generadora talvez de la revolución moral que hará temblar los pilares pretorianos del poder, que equilibrará ese poder maléfico de la codicia con un poder de comunidades organizadas en forma más sana y transparente.

 

Y los sectores más ultristas de esos poderosos manifiestan que eliminar a los enemigos es una necesidad, un hecho de la causa, y por ello se les ve reprimiendo a su propio pueblo, a su propio electorado, pregonando las guerras preventivas. Hay sectores conservadores que peligrosamente reflotan su expertise del siglo XX,  que apostaba a nuevas guerras para superar las crisis internas y recuperar crecimiento, pero, digo yo,  ¿qué ocurriría si a China y Rusia les viene la misma tentación?

 

Mientras esto ocurre, los tornados de marzo le recuerdan a Estados Unidos y Canadá su renuencia a suscribir el Protocolo de Kyoto sobre el cambio climático; acá en el barrio el invierno altiplánico deja una secuela de tierras arrasadas en la frontera norte, los incendios arrasan bosques y poblaciones en Viña del Mar. Sin embargo,  las ventas de automóviles llegan a niveles record, sube el petróleo, cae el valor del dólar y China sigue avanzando en el control de la economía real, intentando extender sus tentáculos hacia los mercados de capitales que constituyen la columna vertebral del poder mundial.

 

Si Ud. viene saliendo de unas vacaciones relajadas, espero que las atesore luego de asomarse a este marzo global Siglo XXI, en el año del cambio de era, según los mayas o aztecas. Lo cual se agrega sólo a efectos de dejarle tema de conversación, que le ayude a desestresarse en las redes sociales.

 



Periodismo Independiente, Hernán Narbona Véliz, Marzo 5 de 2012

 

Una mirada libre a nuestro entorno



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18296 publicaciones
4646 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora