Portugal y el "efecto dominó"



Un día hace varios años un diario inglés, analizando la economía europea inventó el acrónimo “PIGS” para hablar de aquellos paises que limitaban la capacidad de desarrollo y el crecimiento de la Unión Europea (Portugal, Ireland o Italy depende de la fuente, Greece y Spain, pero también “cerdos” en la lengua de Shakespeare). En Mayo de 2010 la Unión Europea aprobó el rescate de Grecia. En Diciembre de ese mismo año el de Irlanda. Ayer noche dimitió el Presidente del Gobierno de Portugal, porque el Parlamento luso no ha aprobado su plan de austeridad y de recuperación económica.  Hasta el momento han  caido la “G” y la “I” (de momento una de las dos) y la “P” está pendiente de un hilo. La razón: Portugal está sumida en una profundísima crisis económica que viene desde antes incluso de que estallara la crisis mundial. Es una crisis estructural que hace de Portugal uno de los paises que forman parte del vagón de cola de la economía europea y que amenaza con ser una nueva pieza en este macabro dominó que en que se está convirtiendo esta crisis mundial.

 

Greece y Spain, pero también “cerdos” en la lengua de Shakespeare). En Mayo de 2010 la Unión Europea aprobó el rescate de Grecia. En Diciembre de ese mismo año el de Irlanda. Ayer noche dimitió el Presidente del Gobierno de Portugal, porque el Parlamento luso no ha aprobado su plan de austeridad y de recuperación económica.  Hasta el momento han  caido la “G” y la “I” (de momento una de las dos) y la “P” está pendiente de un hilo. La razón: Portugal está sumida en una profundísima crisis económica que viene desde antes incluso de que estallara la crisis mundial. Es una crisis estructural que hace de Portugal uno de los paises que forman parte del vagón de cola de la economía europea y que amenaza con ser una nueva pieza en este macabro dominó que en que se está convirtiendo esta crisis mundial.

El Presidente Sócrates en el momento de su dimisión

El revés parlamentario no ha dejado otro camino al primer ministro que presentar la dimisión al presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, quien, previa consulta con el Consejo de Estado, convocará elecciones anticipadas. El ministro de Finanzas, Fernando Texeira dos Santos, dibujó un cuadro catastrófico en la apertura de la sesión. Habló de “consecuencias graves para el país” y de las crecientes dificultades de financiación en los mercados que deberá afrontar Portugal tras la votación. El Ejecutivo portugués, ahora en el aire, prevé reducir del 7,3%al 4,6% el déficit público para finales de 2011 y llegar así al 2% en 2013. Pero ¿qué pasaría si no lo consiguen?

Me he permitido el lujo de tener una intensa conversación con mi amigo Santiago Albo (@salbor para los twitteros) al que le hice una improvisada entrevista para saber qué ocurriría si ocurre lo que muchos piensan que puede ocurrir: que Portugal tenga que ser rescatada. Santiago Albo es licenciado en Economía, ha estudiado varios años en Estados Unidos y actualmente vive en Suiza en la SBS Swiss Business School de Zúrich.

Y como las nuevas tecnologías son así resultó que la entrevista empezó antes de saberse que el Presidente Sócrates había dimitido. Así que la escribo desde el principio.

 

P: ¿Crees que dimitirá Sócrates mañana?¿Qué puede significar eso para España?

R: Dimisión en un 99% si no lo saca adelante el plan. España, a los pies de los caballos, un par de movimientos en falso y al hoyo, puesto que depende de la ampliación fondo rescate UE. Los bancos españoles corren peligro también porque somos los mayores acreedores de Portugal, sobre todo el Banco Santander.

Y Sócrates dimitió. Por tanto la entrevista se convirtió en una suerte de análisis de las consecuencias de esta noticia:

P: Empecemos por el peor de los casos: ¿Qué ocurriría si Portugal arrastrase a España a un eventual rescate?

El problema es que todo es como una "bola de nieve", bancos Franceses, Alemanes e Ingleses, sobre todo, nos ha prestado cientos de miles de millones de euros. En una quiebra tradicional pasaría lo siguiente: España quiebra, entonces habría lo que se llama un “default” (como en su día tuvo Argentina por ejemplo). Entonces todos los acreedores se reunirían con España y habría una “quita” de deuda.  Como no podemos pagar, nos perdonan una parte, por ejemplo un 30 o 40%. Eso en el caso de España sería una barbaridad de pérdidas que tendrían que apuntarse los balances de los bancos u otras instituciones (mayoritariamente Francia, Alemania y UK).

Lo gracioso es que estas pérdidas obligarían a los estados a salvar a sus bancos nacionales (lo que generaría más deuda) y la "bola de nieve"se iría haciendo más y más grande. Hasta que quebrasen todos los países. En una situación así, España podría arrastrar a Italia o Bélgica (los que peor están después nuestra, estos dos a Francia y luego el resto). Este sería el escenario peor, tal vez Francia aguantase, es muy complicado de saber. Creo que llegado el punto de pánico caería también.

Lógicamente esto se trataría de evitar por todos los medios. En última instancia el banco central europeo tendría que literalmente imprimir papeles llamados euros para salvar todo el sistema. Pero esto sería una catástrofe absoluta. (las consecuencias de esto, devaluación tremenda del €, intereses por la nubes…)

P: ¿Qué significa imprimir billetes llamados euros?

[Para explicarmelo mejor, me envía un link a un video, que os dejo aquí para mayor información]

http://www.youtube.com/watch?v=GJOHvPuGVGA&feature=player_embedded

P: Bueno, no seamos agoreros, todavía se puede rescatar a Portugal ¿no?

Sí, sería lo suyo. Para evitar estas circunstancias nefastas se crea el Fondo de rescate Europeo. Para evitar la quiebra de Portugal, todos los países de la UE ponen dinero y se lo dan a Portugal a cambio de la deuda. Fin de la historia. (Es lo que ya se ha hecho con Grecia e Irlanda)

El problema para España es que a día de hoy el tamaño del fondo no es suficiente para cubrirnos, lo normal es que lo aumenten y sirviese para detener una eventual caída de España y parar la hemorragia que supondría.

P: Entonces, ¿Cuál es la situación actual? Hoy los mercados han recuperado cierta confianza en España, ahora bien, los mercados cambian de un día para otro. A día de hoy, si se aumenta el fondo creo que tendremos tranquilidad. Eso sí, tocará seguir recortando el gasto y subiendo los impuestos a medio plazo.

P: y ahora la definitiva, la que te va a hacer sudar: Teniendo en cuenta que los rescates vienen de la Unión Europea ¿Hasta qué punto está siendo positivo para la economía mundial el hecho de que exista la Unión Europea y esté salvando el culo a todos estos paises? ¿merece la pena? Vénga mójate, que sé que te gusta.

Si no hubiese habido Euro, la crisis hubiese sido diferente para nosotros. En ese hipotñetico caso ten por seguro que la devaluación de la peseta hubiese venido a las primeras de cambio y España hubiese empobrecido a la población (con tus pesetas devaluadas podrías comprar menos productos americanos o alemanes), a cambio de haber aumentado las exportaciones (con nuestras pesetas devaluadas, para los alemanes comprar nuestros productos sería más barato y comprarían más) esto supondría uan sálida rápida de la crisis pero sería malo a largo plazo.

Ahora bien, de ahí a que tuviese un gran impacto, en términos de recuperación en la economía mundial, no lo creo.

En el pozo nos ha metido la deuda (expansión crediticia en el vídeo), sin el Euro sí es cierto que España no hubiese tenido tanta burbuja (no nos hubiesen prestado tanto dinero) y hubiese devaluado la peseta y ahora estaríamos saliendo de la crisis. Con una diferencia, la devaluación nos hubiese empobrecido.

También ahora es muy fácil decir, “mejor no haber entrado en el €”, pero todo el mundo pillaba los créditos baratos como si no costasen.

Por último, en mi opinión el Euro va a ser positivo a largo plazo. Al no poder devaluar la peseta (mecanismo por el que siempre hemos salido de las crisis en este país) se van a producir las reformas  estructurales en la economía (El camino va mejor, aunque siempre es mejorable), de esas reformas que duelen y cuestan votos pero a mi juicio son las que hay que hacer.

Ahora bien, el peaje a pagar es tal vez una década (más o menos) de altas tasas de paro y nulo crecimiento, hasta que la economía cambie a sectores más productivos.

Este es mi análisis interior. Una década de sufrimiento aunque a largo plazo va a ser bueno.  Si esto hubiese sido mejor para la economía mundial, yo creo que no habría mucha diferencia. USA, UK y todo occidente se endeudó a saco, no creo que hubiese cambiado nada.

Y hasta aquí llegó la entrevista. No hay consuelo ni tranquilidad en las palabras de Santiago, pero al menos quedan las cosas un poco más claras.

Lo que es evidente es que esta delicada situación no es más que el fruto de unas políticas económicas demasiado aperturistas y de “libre mercado” auspiciadas por los grandes magnates y banqueros del planeta que poco a poco fueron “convenciendo” a los gobiernos de que desregularizaran la economía, de que el mercado “se regulará él sólo con la ley de la oferta y la demanda”. Con lo que al parecer no contaban es con la avaricia y la maldad de muchos, que aprovecharon que este es un sistema en el que el valor de las cosas no es el que tiene sino el que se le dá, para crear una burbuja que hace tiempo que ha estallado y cuya onda expansiva tardará tiempo en desaparecer.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Portugal y el "efecto dominó"


Un día hace varios años un diario inglés, analizando la economía europea inventó el acrónimo “PIGS” para hablar de aquellos paises que limitaban la capacidad de desarrollo y el crecimiento de la Unión Europea (Portugal, Ireland o Italy depende de la fuente, Greece y Spain, pero también “cerdos” en la lengua de Shakespeare). En Mayo de 2010 la Unión Europea aprobó el rescate de Grecia. En Diciembre de ese mismo año el de Irlanda. Ayer noche dimitió el Presidente del Gobierno de Portugal, porque el Parlamento luso no ha aprobado su plan de austeridad y de recuperación económica.  Hasta el momento han  caido la “G” y la “I” (de momento una de las dos) y la “P” está pendiente de un hilo. La razón: Portugal está sumida en una profundísima crisis económica que viene desde antes incluso de que estallara la crisis mundial. Es una crisis estructural que hace de Portugal uno de los paises que forman parte del vagón de cola de la economía europea y que amenaza con ser una nueva pieza en este macabro dominó que en que se está convirtiendo esta crisis mundial.

 

Portugal, Ireland o Italy depende de la fuente, Greece y Spain, pero también “cerdos” en la lengua de Shakespeare). En Mayo de 2010 la Unión Europea aprobó el rescate de Grecia. En Diciembre de ese mismo año el de Irlanda. Ayer noche dimitió el Presidente del Gobierno de Portugal, porque el Parlamento luso no ha aprobado su plan de austeridad y de recuperación económica.  Hasta el momento han  caido la “G” y la “I” (de momento una de las dos) y la “P” está pendiente de un hilo. La razón: Portugal está sumida en una profundísima crisis económica que viene desde antes incluso de que estallara la crisis mundial. Es una crisis estructural que hace de Portugal uno de los paises que forman parte del vagón de cola de la economía europea y que amenaza con ser una nueva pieza en este macabro dominó que en que se está convirtiendo esta crisis mundial.

El Presidente Sócrates en el momento de su dimisión

El revés parlamentario no ha dejado otro camino al primer ministro que presentar la dimisión al presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, quien, previa consulta con el Consejo de Estado, convocará elecciones anticipadas. El ministro de Finanzas, Fernando Texeira dos Santos, dibujó un cuadro catastrófico en la apertura de la sesión. Habló de “consecuencias graves para el país” y de las crecientes dificultades de financiación en los mercados que deberá afrontar Portugal tras la votación. El Ejecutivo portugués, ahora en el aire, prevé reducir del 7,3%al 4,6% el déficit público para finales de 2011 y llegar así al 2% en 2013. Pero ¿qué pasaría si no lo consiguen?

Me he permitido el lujo de tener una intensa conversación con mi amigo Santiago Albo (@salbor para los twitteros) al que le hice una improvisada entrevista para saber qué ocurriría si ocurre lo que muchos piensan que puede ocurrir: que Portugal tenga que ser rescatada. Santiago Albo es licenciado en Economía, ha estudiado varios años en Estados Unidos y actualmente vive en Suiza en la SBS Swiss Business School de Zúrich.

Y como las nuevas tecnologías son así resultó que la entrevista empezó antes de saberse que el Presidente Sócrates había dimitido. Así que la escribo desde el principio.

 

P: ¿Crees que dimitirá Sócrates mañana?¿Qué puede significar eso para España?

R: Dimisión en un 99% si no lo saca adelante el plan. España, a los pies de los caballos, un par de movimientos en falso y al hoyo, puesto que depende de la ampliación fondo rescate UE. Los bancos españoles corren peligro también porque somos los mayores acreedores de Portugal, sobre todo el Banco Santander.

Y Sócrates dimitió. Por tanto la entrevista se convirtió en una suerte de análisis de las consecuencias de esta noticia:

P: Empecemos por el peor de los casos: ¿Qué ocurriría si Portugal arrastrase a España a un eventual rescate?

El problema es que todo es como una "bola de nieve", bancos Franceses, Alemanes e Ingleses, sobre todo, nos ha prestado cientos de miles de millones de euros. En una quiebra tradicional pasaría lo siguiente: España quiebra, entonces habría lo que se llama un “default” (como en su día tuvo Argentina por ejemplo). Entonces todos los acreedores se reunirían con España y habría una “quita” de deuda.  Como no podemos pagar, nos perdonan una parte, por ejemplo un 30 o 40%. Eso en el caso de España sería una barbaridad de pérdidas que tendrían que apuntarse los balances de los bancos u otras instituciones (mayoritariamente Francia, Alemania y UK).

Lo gracioso es que estas pérdidas obligarían a los estados a salvar a sus bancos nacionales (lo que generaría más deuda) y la "bola de nieve"se iría haciendo más y más grande. Hasta que quebrasen todos los países. En una situación así, España podría arrastrar a Italia o Bélgica (los que peor están después nuestra, estos dos a Francia y luego el resto). Este sería el escenario peor, tal vez Francia aguantase, es muy complicado de saber. Creo que llegado el punto de pánico caería también.

Lógicamente esto se trataría de evitar por todos los medios. En última instancia el banco central europeo tendría que literalmente imprimir papeles llamados euros para salvar todo el sistema. Pero esto sería una catástrofe absoluta. (las consecuencias de esto, devaluación tremenda del €, intereses por la nubes…)

P: ¿Qué significa imprimir billetes llamados euros?

[Para explicarmelo mejor, me envía un link a un video, que os dejo aquí para mayor información]

http://www.youtube.com/watch?v=GJOHvPuGVGA&feature=player_embedded

P: Bueno, no seamos agoreros, todavía se puede rescatar a Portugal ¿no?

Sí, sería lo suyo. Para evitar estas circunstancias nefastas se crea el Fondo de rescate Europeo. Para evitar la quiebra de Portugal, todos los países de la UE ponen dinero y se lo dan a Portugal a cambio de la deuda. Fin de la historia. (Es lo que ya se ha hecho con Grecia e Irlanda)

El problema para España es que a día de hoy el tamaño del fondo no es suficiente para cubrirnos, lo normal es que lo aumenten y sirviese para detener una eventual caída de España y parar la hemorragia que supondría.

P: Entonces, ¿Cuál es la situación actual? Hoy los mercados han recuperado cierta confianza en España, ahora bien, los mercados cambian de un día para otro. A día de hoy, si se aumenta el fondo creo que tendremos tranquilidad. Eso sí, tocará seguir recortando el gasto y subiendo los impuestos a medio plazo.

P: y ahora la definitiva, la que te va a hacer sudar: Teniendo en cuenta que los rescates vienen de la Unión Europea ¿Hasta qué punto está siendo positivo para la economía mundial el hecho de que exista la Unión Europea y esté salvando el culo a todos estos paises? ¿merece la pena? Vénga mójate, que sé que te gusta.

Si no hubiese habido Euro, la crisis hubiese sido diferente para nosotros. En ese hipotñetico caso ten por seguro que la devaluación de la peseta hubiese venido a las primeras de cambio y España hubiese empobrecido a la población (con tus pesetas devaluadas podrías comprar menos productos americanos o alemanes), a cambio de haber aumentado las exportaciones (con nuestras pesetas devaluadas, para los alemanes comprar nuestros productos sería más barato y comprarían más) esto supondría uan sálida rápida de la crisis pero sería malo a largo plazo.

Ahora bien, de ahí a que tuviese un gran impacto, en términos de recuperación en la economía mundial, no lo creo.

En el pozo nos ha metido la deuda (expansión crediticia en el vídeo), sin el Euro sí es cierto que España no hubiese tenido tanta burbuja (no nos hubiesen prestado tanto dinero) y hubiese devaluado la peseta y ahora estaríamos saliendo de la crisis. Con una diferencia, la devaluación nos hubiese empobrecido.

También ahora es muy fácil decir, “mejor no haber entrado en el €”, pero todo el mundo pillaba los créditos baratos como si no costasen.

Por último, en mi opinión el Euro va a ser positivo a largo plazo. Al no poder devaluar la peseta (mecanismo por el que siempre hemos salido de las crisis en este país) se van a producir las reformas  estructurales en la economía (El camino va mejor, aunque siempre es mejorable), de esas reformas que duelen y cuestan votos pero a mi juicio son las que hay que hacer.

Ahora bien, el peaje a pagar es tal vez una década (más o menos) de altas tasas de paro y nulo crecimiento, hasta que la economía cambie a sectores más productivos.

Este es mi análisis interior. Una década de sufrimiento aunque a largo plazo va a ser bueno.  Si esto hubiese sido mejor para la economía mundial, yo creo que no habría mucha diferencia. USA, UK y todo occidente se endeudó a saco, no creo que hubiese cambiado nada.

Y hasta aquí llegó la entrevista. No hay consuelo ni tranquilidad en las palabras de Santiago, pero al menos quedan las cosas un poco más claras.

Lo que es evidente es que esta delicada situación no es más que el fruto de unas políticas económicas demasiado aperturistas y de “libre mercado” auspiciadas por los grandes magnates y banqueros del planeta que poco a poco fueron “convenciendo” a los gobiernos de que desregularizaran la economía, de que el mercado “se regulará él sólo con la ley de la oferta y la demanda”. Con lo que al parecer no contaban es con la avaricia y la maldad de muchos, que aprovecharon que este es un sistema en el que el valor de las cosas no es el que tiene sino el que se le dá, para crear una burbuja que hace tiempo que ha estallado y cuya onda expansiva tardará tiempo en desaparecer.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE