Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Novela   ·   Cambio Climático   ·   Contaminación   ·   Poesía   ·   Música



LO QUE NOS HACE GRANDES


Inicio > Ciudadanía
24/02/2012


1401 Visitas



Lo que hace grandes a los países no son su geografía ni sus recursos naturales. Ambos son un buen capital que significan una base sobre dónde podemos construir, pero no mucho más. Algunos han construido una gran potencia sobre unas islas desprovistas de recursos naturales como Japón. Mientras otros, por falta del principal capital, un recurso humano apto, perdemos enormes oportunidades y vemos derrumbarse lo que tanto costó construir.


Las instituciones al igual que los países, no son importantes por sus edificios, son importantes por sus recursos humanos. Algo que todavía no alcanzamos a comprender ni siquiera un poco. Ya que con buenos recursos humanos, es posible construir el edificio que las contiene. Sin ellos, los edificios son unas cáscaras vacías desprovistas de sentido.

Nuestra sociedad ha sufrido un enorme vaciamiento, porque hemos mirado irresponsablemente como se diluían nuestra cultura y como se vaciaba nuestra educación. Pensando que ambas cosas no eran del todo importantes, aunque, de la boca para afuera, sostuviéramos todo lo contrario. Creyéndonos, además, que ambas nuevas culturas y nuevas pedagogías educativas, si es que así se las puede calificar, constituían un signo de los nuevos tiempos, los que exigían que todo lo pasado ya no sirviera para adelante, por lo que debía estar destinado a morir, para dar paso a lo nuevo, que pujaba por nacer. Por lo que no nos importó cuando fueran hechas añico, con el concurso de muchos propios que se comportaron irresponsablemente como verdaderos idiotas útiles.

Lo peor es que aún advirtiendo lo que nos pasa, es enormemente difícil retomar el rumbo perdido. Porque la cultura que no se transmite a su debido tiempo, termina siendo reemplazada por otra. De la misma manera que la comida que no se come, se termina pudriendo. Impidiendo en ese estado, servir de alimento.

La nueva cultura y la nueva educación, está impulsada por la fuerza enorme de quienes buscan que finalmente se impongan, porque son convenientes a sus mezquinos intereses.

En este sentido, no veo de qué manera se podría nuevamente impregnar a las nuevas generaciones de la cultura del esfuerzo y del trabajo. Cuando quienes deberían hacerlo, se muestran incapacitados para semejante tarea, porque consideran a ambas como un castigo que debe evitarse. Pensando que las personas son más valiosas en función de los bienes y los servicios que consumen. Donde las apariencias y la imagen exterior, valen mucho más que los valores que habitan nuestras interioridades.

Finalmente estamos siendo devorados por la sociedad de consumo que en su glotonería nos termina consumiendo, esparciendo sus excrecencias para seguir contaminándonos y enfermándonos un poco más.

 

Eugenio García

http://gerenioblog.blogspot.com



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18166 publicaciones
4629 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora