Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Filosofía   ·   Ética   ·   Biografía   ·   Cultura   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Filosofía Social   ·   Solidaridad



Se busca a Sancho Panza de manera urgente...


Inicio > Pedagogía
20/02/2012


1812 Visitas



Qué mundo el que vivimos...  Todos comentan de todo. El asunto es que aquel "todo" tiene un alto porcentaje de banalidades.Los espacios de TV venden mucho más con las rencillas de jovencitas hermosas que no les importa demostrar su ignorancia en público, en directo para todo el país, porque al final de cuentas sus honorarios, a fin de mes, superan con creces lo que pudiera aspirar cualquier profesional de clase media en Chile.


No es menor la participación también de jóvenes, atléticos y de buena pinta, que han visto una oportunidad única de participar de este veranito de san Juan que les otorgan los medios, volviéndolos famosos y adinerados.

El asunto preocupante para los educadores, quienes tenemos que trabajar con jóvenes mediatizados, es cómo elevar sus aspiraciones intelectuales, cómo volverlos un poco más sensibles.    Imaginen lo paradójico que resulta todo esto: la PSU en Chile es la Prueba de Selección Universitaria (por si lee esto alguien de otras latitudes) y, la parte de lenguaje que deben rendir contempla preguntas de figuras literarias...    ¿Cómo diablos logro que un alumno descubra siquiera una metáfora, si lo que leen en prosa apenas lo entienden?

Aprender a leer poesía es como aprender a caminar, paso a paso.  Se debe enseñar a mirar y a descubrir lo que no está a la vista (aquella segunda visión que mencionaba nuestro maestro de estética en la U, el distinguido Sr. Ivelic) 

Cada vez que me encuentro con un curso de jóvenes dispuestos obligadamente a aprenderse de memoria un listado de figuras literarias (que son más de cincuenta... para los que aún creen que existe solo la comparación, la personificación, la metáfora y la hipérbole) parto mis clases contándoles un episodio del Quijote, en el cual Don Quijote da consejos a Sancho Panza para que fuera digno gobernador de la ínsula que le estaba otorgando por sus servicios.  

Naturalmente se los narro como cuento, como quien cuenta a un niño las aventuras de un lobo.   A mitad de narración están embobados, concentrados como nunca.     Definitivamente estos jóvenes no supieron de historias contadas, ni de juegos de grupo, todo lo que ellos conocen es virtual y lejano.

Para cerciorarme de que estén entendiendo este lenguaje que empleaba Don Quijote, les formulo preguntas, pero claro, es escasa la comprensión.   "Haz gala, Sancho, de la humildad de tu linaje y no te desprecies de decir que vienes de los labradores, innumerables son aquellos que de baja estirpe nacidos han subido a la suma dignidad, pontificia e imperatoria, y de esta verdad te pudiera dar tantos ejemplos que te cansaran...  Préciate más de ser humilde virtuoso que pecador soberbio, porque la sangre se hereda y la virtud se aquista. Y la virtud vale por sí sola lo que la sangre no vale" (Miguel de Cervantes)

Bueno, me lleva la clase entera preguntar, aclarar vocabulario, costumbres (usanzas)...

Más avanzadas las clases viene la otra sorpresa para ellos: ven al profesor llegar con radio para escuchar canciones.  La pregunta pseudo original que escucho irremediablemente cada año es:   " Profe:  ¿Vamos a bailar? " 

Escuchan canciones, tratan de descifrar el contenido, las historias que contienen. 

 Grado de dificultad: Alto.    

 Son pocos los que logran identificar el sentido de las letras. 

En particular, cito a un compositor y cantante español que me agrada mucho: Joaquín Sabina, quien tiene muchos aciertos poéticos en sus letras (bueno, es mi necesaria dosis de subjetividad)   Señala en una de sus canciones "hubo una epidemia de tristeza en la ciudad... se pisaron las pisadas...  y hubo tanto ruido que no se oyó el ruido del mar...  descubrieron que los besos no sabían a nada... etc.      Tanto en este tipo de canciones, como en muchas otras, tenemos una amplia gama de material pedagógico. ¿Qué está diciendo el protagonista de la historia? ¿Qué siente?

Se debe practicar hasta en la casa algo tan elemental como el diálogo, el escuchar al otro, la expresión en su más amplio sentido.    Así será más fácil enseñar a los jóvenes literatura.  Así será más factible que Chile suba un escalón en su nivel de comprensión de lectura y muestre una mejoría en las pruebas internacionales de calidad de la educación.

¿Y las figuras literarias?   Vendrán solas. Llegarán por añadidura.    La cultura va de la mano con la sensibilidad, que es mi propuesta. 

Tanto tecnicismo, tanta burocracia, tanto "especialista opinólogo" que habla de educación y jamás ha estado en una sala de clases con alumnos de verdad. Todo ello está llevando a la educación a una vorágine de insospechados resultados.

Don Quijote tuvo la visión de educar a Sancho Panza en su condición de hombre concreto, rudo, bruto y torpe, que solo vivía el día.  

Sancho, con todas sus limitaciones, logró adquirir algo de lo que se le propuso.

 Don Quijote, el idealista, se perdió en su quimera. El sistema siempre ha sido más fuerte, en la realidad y en la ficción.  Pero sabemos de sobra que ambos se influyeron. De allí la mentada Quijotización de Sancho y la Sanchificación de Don Quijote.

Hoy, emulando a un escritor quien erigió a Sancho Panza como un filósofo de la sensatez, declaro ante la opinión pública que estoy plenamente de acuerdo con la mención que hace de nuestro rudo amigo.

Educar es tener vocación por el mañana... por eso necesito urgentemente a Sancho Panza, para que les cuente su experiencia, para que nos reciban en el Ministerio de Educación y escuchen a los que estamos en la línea de fuego de la educación, donde "las papas queman" como decimos en Chile.   Así, con la presencia de tan distinguido visitante en la Moneda, tal vez nos escuchen y no seamos, una vez más los maestros, los culpables de todo.  

("Todo yo, todo yo".  El Chavo del ocho.  Personaje de Chespirito, comediante mexicano)





Reitero mi aviso.  Necesito encontrar a Sancho. Si lo ve por ahí dígale que lo espero en el bar de siempre.











Etiquetas:   Juventud

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

3 comentarios  Deja tu comentario


TERESA DE LA IGLESIA SERRA, Jorge...Como estás???...Has visto la pelicula documental "La educación prohibida"....Es accesible y gratuita en la red...mírala.
Estoy segura de que te gustará...
Un afectuoso saludo
Teresa



Jorge Navea Araya, Educación Mi buena amiga... Teresa. Agradezco tan gentil comentario. Sabemos de sobra que la educación en Sudamérica presenta similares problemas. Falta de equidad, injusticias sociales y gente que se beneficia del río revuelto. Te aviso cuando encuentre a Sancho y, por cierto, haz lo posible por llegar tú también al bar. Entre los tres arreglaremos el mundo mientras dure nuestra botella de vino. Saludos.


TERESA DE LA IGLESIA SERRA, Muy buena tu columna Jorge. En Argentina y creo que en el mundo también, necesitamos con urgencia a Sancho...Si lo encuentro por aquí en algún momento juro que lo mando contigo...
Un saludo




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18875 publicaciones
4749 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora