Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Lectura   ·   Poesía   ·   Sociedad   ·   Libros   ·   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Salud Mental



Contra el sensacionalismo de nuestros medios


Inicio > Política Internacional
13/02/2012

1855 Visitas



Por Javier Urrea Cuéllar


“El periodismo colombiano es como el nido de las palomas, mitad paja y mitad excremento”, eso fue lo que quiso expresar en su muro de Facebook Ana María Galán. La frase inspira un descontento particular o generalizado por el tinte amarillista y en ocasiones farandulero con el que trabajan nuestros medios masivos de comunicación.

El titular de esta columna va dedicado para RCN y Caracol Televisión por el simple hecho de tener nuevos directores y con las mismas mañas sensacionalistas de antaño. Sin embargo, la reflexión también aplica para otros medios como el portal KIEN&KE y en especial se hace extensiva para todos nosotros, los colombianos que sin darnos cuenta o haciéndonos los locos, ayudamos a construir ese nido de palomas antes mencionado.

¿Cuáles son nuestros desafíos ante los medios masivos de comunicación? Lo primero que debemos hacer es asumir el reto de la responsabilidad ciudadana, de comprometernos con la sociedad, creando “conciencia” y sabiendo que la participación en los procesos comunicacionales es de vital importancia para el fortalecimiento de la democracia. El ciudadano debe tener claro en su mente que existe una gran diferencia entre ser un consumidor de información y ser un constructor de información, que nunca será lo mismo asumir un rol de “ciudadano” activo que continuar siendo un “cliente” pasivo.

Cuando tengamos clara esa diferencia, el ciudadano conocerá sus deberes y podrá exigir sobre sus derechos a la expresión y la comunicación. Si nos organizamos como sociedad civil podemos exigir a gobiernos, organizaciones internacionales, empresas del sector privado, élites políticas y propietarios de los principales medios, que nos reconozcan como ciudadanos activos en las prácticas de la comunicación social.

Debemos estar dispuestos a participar en la creación de un marco legal y económico apropiado que facilite y refuerce el acceso universal a los medios de comunicación, creando un espacio público para el debate y la consulta en el cual los representantes de la sociedad civil participen en la determinación de las políticas de comunicación. De esta forma, la sociedad civil se convertirá en un actor listo para participar en el desarrollo de los sistemas de comunicación en el ámbito nacional e internacional.

La sociedad civil tiene la gran responsabilidad de unificar los esfuerzos de todos los actores del sistema político. El derecho a comunicarse y expresarse puede ser puesto en práctica si la misma sociedad de manera consciente se compromete con la verdad. Los estudios sobre “la construcción de la noticia” demuestran que la verdad es un elemento esquivo de la comunicación, que el acontecimiento antes de ser noticia pasa por una serie de filtros y criterios que en muchas ocasiones se diluyen en la comunicación amarillista y vacía.

No obstante, es necesario entender que la sociedad debe hacer sus mejores esfuerzos para por lo menos exigirle a los medios que los mensajes informativos transmitidos sean lo más cercano posible a la realidad. Exigir la verdad no es otra cosa más que, no consumir la manipulación informativa de algunos medios de comunicación.

La mejor manera de exigir verdad a los medios es distinguir entre realidad y manipulación, entre información y propaganda, entre interés social e interés partidista, entre lo nacional y lo particular; en fin, el día en que dejemos de ser clientes manipulados con información sensacionalista o propaganda partidista, los medios no tendrán otra opción más que dejar de emitir mensajes informativos con fines comerciales, poniendo freno a los intereses económicos y políticos de los medios.

No hay que esperar a que el mensaje informativo llegue a la sociedad, es justo a partir de la sociedad que hay que iniciar los procesos comunicacionales, es la misma sociedad civil quien debe promover la participación activa y equitativa de todas las fuerzas que la componen, de las mujeres, de los niños y jóvenes, de los indígenas, de los discapacitados, de los ancianos y demás grupos minoritarios, quienes deben estar presentes o por lo menos representados en todas las decisiones relacionadas con los sistemas de información y comunicación.

Esta columna también se encuentra en politicadirecta.net / @politicadirect



Etiquetas:   Ciudadanía   ·   Medios de Comunicación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22524 publicaciones
5325 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora