Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Emigración   ·   Utopias   ·   Sociedad   ·   Política   ·   Moralidad



Aclaraciones acerca de la Ley de Karma


Inicio > Cultura
09/02/2012


2276 Visitas



Ya es un lugar común en el vocabulario de las personas en las calles, incluso en los medios de comunicación social, la palabra KARMA. O la ley de karma, o fulano es mi karma, o mis desafortunadas circunstancias de vida son mi karma. Casi todos los nuevos movimientos religiosos emergentes utlizan el vocablo karma y ley de karma en sus enseñanzas. E incluso para estar a la moda, algunos de los representantes de iglesias más tradicionales también utilizan la palabrita.


Sin embargo, el concepto se utiliza mal en la mayoría de los casos, pues se le asocia con lo malo y no con lo bueno que nos pueda ocurrir en la vida, y sólo en relación con cosas personales, y, a todo reventar, con algun karma familiar, pero siempre en línea de lo fatal doloroso. Es el típico reduccionismo y superficialidad con que las personas observan y analizan sus vidas y las de otros.

Pero la ley de karma trata de algo de enorme importancia global, es una ley universal que involucra a todos los seres racionales vivos y muertos, individual y colectivamente hablando. Karma viene de la raiz sánscrita KRI, que significa HACER, ACTUAR, REACCIONAR. Es decir se trata de LA LEY DE ACCION Y REACCIÓN vigente en el mundo entero y nadie escapa a ella, pues es una ley universal.

Todos los actos FISICOS Y MENTALES que realizan los gobiernos, las personas, los partidos políticos, los intelectuales, las familias, los clubes deportivos, la prensa, los educadores, y los paises, influyen en el cosmos viviente y material que nos rodea, y por añadidura, el cosmos reacciona hacia nosotros para bien y para mal, de acuerdo con la naturaleza de esos actos de pensamientos, palabras y obras.

Y no sólo los actos presentes son considerados en la ley de karma, sino también los actos mentales y físicos DEL PASADO RECIENTE Y LEJANO. Lo que hicinos o dejamos de hacer en el pasado repercute hoy, y también producirá efectos mañana, y pasado mañana.

Y lo que pensé y dije antes o lo que dejé de hacer, y años atrás, sigue flotando sobre y mi vida y la de mi pais, e influyendo en el hoy y en la próxima semana o en la década que vendrá. Cada acto humano, visible o invisible, repercute en los demás, y en el mundo, lo queramos o no, lo pensemos así o no. Y el mundo reacionará hacia nosotros de alguna manera, para premiarnos, o para castigarnos, según la calidad de nuestras acciones, recibiendo, de una u otra manera, lo que merecemos.

Antiguos filósofos denominaron a esta ley universal como LA LEY DE LA JUSTICIA INMANENTE, y en la Biblia, en la espístola a los Gálatas, cap. 6, v. 7-8, San Pablo la denomina ley de la Siembra y la Cosecha. Y afecta a todos los hombres, sean creyentos o no, agnósticos o relativistas. Espiritualistas o materialistas. Hombre o mujer. Niño o viejo. Vivo o muerto.

Pues los seres del más allá también estan sujetos a la ley de karma, pues continúan actuando como mentes pensantes, o porque reciben las consecuencias espirituales de sus acciones en este mundo, paraíso o infierno, purgatorios o vaikuntas lokas. O tal vez porque deben cuidar a los vivos, como gasparines o ángeles guardianes, o recibir gente en las aduanas de la eternidad.

En realidad, lo bueno y lo malo que les sucede a las personas y a los paises son efecto de las sentencias de la ley de karma. Existe un karma colectivo así como individual, karmas mundiales y karmas familiares. El calentamiento global es un karma colectivo y mundial al mismo tiempo. El karma de la segunda guerra mundial continúa influyendo en las mentes y en las decisiones políticas de los pueblos de Oriente y Occidente. Basta mirar el conflicto de Palestinos e Israelies, y se verá que 67 años despúes los efectos de aquella guerra siguen gravitando y determinando los hechos y los pensamientos humanos.

Todos influyen sobre todos, con o sin medios de comunicación social, hasta la vibración de nuestros pensamientos puede llegar a otras personas a la distancia, con o sin celular, con o sin internet. Lo mismo nuestros antepasados y lo que ellos pensaron.

Esta ley de compensación universal, como también se la llama, opera conociendo o no conociendo la ley moral de las distintas Sagradas Escrituras del mundo, pues las leyes éticas que rigen la vida humana no están sólo escritas en papel. En realidad estan escritas en el fondo de cada alma, en el corazón de cada ser humano, por el Creador mismo. O por la razón infinita o el Logos cósmico.

Y por lo tanto, todo el mundo puede leerlas, aunque sea oscuramente, en su propia conciencia interna, y obedecerlas o no, y enfrentar las consecuencias que correspondan, sean buenas o malas. Si tenemos éxito, amor y dinero, fama o buena salud, es karma. Y si nos va pésimo, y fracasamos a cada paso, y sufrimos, o si gozamos mucho de la vida, es karma. O efecto de la ley de karma.

Como consejo práctico para vivir bien y aprovecharnos de esta ley de cuyos efectos no podemos escapar, es recomendable ser prudente, cuidar lo que decimos y pensamos, lo que deseamos, la calidad de nuestras decisiones públicas y privadas. Evitar la ironía, el chisme, la burla, la palabra venenosa, oral o escrita. Cumplir con nuestro Dharma, o con la Misión personal o con el Deber Ser de cada día, para cosechar buen karma en el futuro, aquí o en el más allá. Hacer eso es ser sabio.

Y así aprovechar inteligentemente esta bendita y terrible ley divina de la existencia humana. Tanto el vicio como la virtud producen efectos individuales y colectivos, buenos y malos, a corto y a largo plazo en la vida. El bien recibe su recompensa a la larga, y la maldad, su castigo. Tal es la justicia inmanente o la ley de karma, la gran equilibradora de la vida universal.

 



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18436 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora