El súper peso



El peso mexicano ha logrado colocarse entre las monedas con mayor fortalecimiento en lo que va del año, con una apreciación acumulada de 8.3%, lo que la ubica como una de las divisas de mercados emergentes con mejor desempeño.

 


 

Un conjunto de factores complementarios está detrás el rally cambiario en monedas de mercados emergentes (incluido el peso mexicano) y el mayor apetito global por el riesgo en general.

 

Aun cuando en los últimos días el peso ha mostrado una fortaleza importante, existen factores tanto financieros como económicos que apuntan a que la volatilidad continuará en el mercado cambiario durante el resto del año.

 

En el mercado financiero, el factor más relevante está en las ganancias que han mostrado las bolsas de valores del mundo que han sido acompañadas de un bajo volumen de operación. Históricamente, las fluctuaciones en el mercado de capitales dependen del volumen, ya que tiende a provocar rápidas pérdidas cuando se toman utilidades.

 

Como consecuencia, se genera una mayor aversión al riesgo a nivel global, lo que provoca una oleada de capitales hacia afuera, sobre todo en los mercados emergentes como México, aún y cuando los datos económicos estén positivos.

 

La moneda mexicana estará sujeta a una gran volatilidad, derivada de la incertidumbre que causa el tema principalmente de Europa. México es la moneda emergente más líquida del mundo, y sin duda eso nos da una cualidad importante, habla de la gran integración comercial que tiene nuestro país con el mundo, pero al ser una moneda extremadamente líquida es susceptible de registrar muy rápido los acontecimientos que se dan en diferentes latitudes. Esa gran liquidez nos juega en contra cuando existen momentos de incertidumbre.

 

Si estamos convencidos que tenemos un sector externo sólido, si todos coincidimos que tenemos una balanza de pagos sólida y fuerte,  todos debemos coincidir entonces que el peso se deberá fortalecer y estimamos que cerrará el año en niveles cercanos a 12.6 pesos por dólar.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






El súper peso


El peso mexicano ha logrado colocarse entre las monedas con mayor fortalecimiento en lo que va del año, con una apreciación acumulada de 8.3%, lo que la ubica como una de las divisas de mercados emergentes con mejor desempeño.

 


 

Un conjunto de factores complementarios está detrás el rally cambiario en monedas de mercados emergentes (incluido el peso mexicano) y el mayor apetito global por el riesgo en general.

 

Aun cuando en los últimos días el peso ha mostrado una fortaleza importante, existen factores tanto financieros como económicos que apuntan a que la volatilidad continuará en el mercado cambiario durante el resto del año.

 

En el mercado financiero, el factor más relevante está en las ganancias que han mostrado las bolsas de valores del mundo que han sido acompañadas de un bajo volumen de operación. Históricamente, las fluctuaciones en el mercado de capitales dependen del volumen, ya que tiende a provocar rápidas pérdidas cuando se toman utilidades.

 

Como consecuencia, se genera una mayor aversión al riesgo a nivel global, lo que provoca una oleada de capitales hacia afuera, sobre todo en los mercados emergentes como México, aún y cuando los datos económicos estén positivos.

 

La moneda mexicana estará sujeta a una gran volatilidad, derivada de la incertidumbre que causa el tema principalmente de Europa. México es la moneda emergente más líquida del mundo, y sin duda eso nos da una cualidad importante, habla de la gran integración comercial que tiene nuestro país con el mundo, pero al ser una moneda extremadamente líquida es susceptible de registrar muy rápido los acontecimientos que se dan en diferentes latitudes. Esa gran liquidez nos juega en contra cuando existen momentos de incertidumbre.

 

Si estamos convencidos que tenemos un sector externo sólido, si todos coincidimos que tenemos una balanza de pagos sólida y fuerte,  todos debemos coincidir entonces que el peso se deberá fortalecer y estimamos que cerrará el año en niveles cercanos a 12.6 pesos por dólar.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE