Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Tecnología   ·   5G   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri



Señales de ruptura entre Peña Nieto y Salinas de Gortari


Inicio > Política Nacional
01/02/2012

2410 Visitas



Confesiones.


 

Señales de ruptura entre Peña Nieto y Salinas.

 

Desde que se empezó a mencionar hace cosa de cinco años, que Enrique Peña Nieto, quien ese entonces transitaba por los primeros años de su gubernatura en el estado de México, sería el candidato del revolucionario institucional a la presidencia de la república, dos argumentos han acompañado desde ese momento y todo este lapso de tiempo de manera consistente esa probabilidad, primero que Enrique Peña Nieto era el candidato de Televisa, cadena televisiva que lo destapo como se dice en el lenguaje político mexicano y segundo, que detrás suyo estaba la figura del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, como su principal guía e impulso político.

Con el correr del tiempo todas esas afirmaciones paulatinamente se han venido cumpliendo, sin embargo también han sido dos acontecimientos recientes los que ponen en entredicho la continuidad de la relación personal entre ambos personajes.

Por un lado, el rompimiento abrupto de la alianza electoral entre el revolucionario institucional con el PANAL, necesariamente obliga a pensar en la participación de Carlos Salinas de Gortari en el hecho, cualquiera que esta haya sido, partiendo de la base de que es a la única persona a la que Elba Esther Gordillo, le hace caso en términos políticos y que siendo este como se menciona mentor del candidato priista, algo tuvo que ver para bien o para mal.

Por el otro lado, la sensación de que la reunión informal que Enrique Peña Nieto sostuvo en Davos Suiza, en el marco del foro económico mundial, con el ex presidente Ernesto Zedillo, el más acérrimo enemigo de Carlos Salinas, no pudo bajo ninguna circunstancia ser del agrado de este ultimo.

Considerando entonces la cercanía de tiempo que media entre ambos eventos y lo que estos significan cada uno por separado, pero sobre todo vistos como parte de un contexto, no puede negarse que estos hechos son señales contundentes de la posibilidad de una ruptura entre Peña Nieto y Salinas de Gortari, al menos que las cosas no andan bien entre ellos y que el virtual candidato priista a la presidencia está tratando de enviar un mensaje en ese sentido, porque como lo hemos apuntado en múltiples ocasiones, en política no hay casualidades, lo que hay son causalidades.

En cuanto al tema que se relaciona con la cancelación de la coalición electoral entre el PRI y nueva alianza, dada la influencia que se presume tiene Salinas sobre Elba Esther Gordillo y Peña Nieto, es innegable que independientemente de las razones expuestas para romper la alianza, mismas que ya hemos abordado anteriormente en este espacio, el pleito a pesar de que este quiera inútilmente negarse, no le convendría al ex presidente en función de la influencia que ejerce sobre ambos, porque da la impresión de que no tuvo la autoridad necesaria para mediar en el conflicto, mismo que convierte a sus ahijados en rivales y eso le resta mucho a su figura de poder tras bambalinas.

Porque lo primero que se observa es que Peña Nieto, decidió concluir el acuerdo electoral a pesar de la cercanía de Elba Esther Gordillo con Carlos Salinas de Gortari, atendiendo sus propios y particulares intereses, sin importarle el efecto que eso pudo causar en su relación con el ex mandatario.

El rompimiento entre estas fuerzas infiere considerablemente en la estrategia personal de Salinas de Gortari, de asumirse como el gran operador de la política mexicana, base fundamental en la planificación que conlleva el intento de recomponer su imagen.

Sin embargo el asunto de Zedillo resulta mucho peor, porque este se relaciona con el carácter intimo y personal, en la querella permanente que sostiene con quien fuera su sucesor, precisamente quien usando toda la fuerza del poder de la investidura que el mismo le otorgo, lo empujo al descredito y el rechazo colectivo.

Porque en el caso de Elba Esther, sosteniendo la teoría expuesta en la columna anterior en que nos referíamos a que estos eventos pueden ser los antecedentes de su ocaso, el principio de su fin, existe la remota posibilidad de que, Salinas hubiera estado de acuerdo en la ruptura, si y solo si el también quisiera que la Gordillo perdiera su fuerza, lo que eventualmente es cuestionable suponiendo que ese poder le siga siendo útil al propio Salinas, en el caso de Zedillo, por supuesto eso es imposible.

Porque si partimos de la base de que la coincidencia en Davos no le obligaba a Peña Nieto a entrevistarse con el ex mandatario, ni siquiera en atención de la cortesía,  la reunión  con Zedillo que además seguramente fue intrascendente de fondo, implica una grave afrenta para Salinas, tal vez hasta un desmarque que se circunscribe a un mensaje de independencia.

Al menos así podría explicarse que Enrique Peña Nieto haya consentido en el encuentro, incluso haciendo a un lado la circunstancia de que para los priistas, fue Ernesto Zedillo quien permitió la alternancia en la presidencia, a quien se le recrimina su tibieza en la operación política, que tanto debilito la candidatura de Francisco Labastida, para favorecer el triunfo de Vicente Fox, que como todos recordamos anuncio con tanta prisa.

De tal suerte que la reunión con Ernesto Zedillo en Suiza, por casual que pudiera parecer, realmente no significa para Peña Nieto ningún avance en términos publicitarios y mucho menos políticos, desde ese punto de vista podría verse hasta como innecesaria, precisamente por eso se fortalece la idea de que esta tenía otra intención.

Un propósito de emancipación tal vez o de autonomía quizá, como sea lo que queda en claro es que para el candidato presidencial el resultado de las interpretaciones fue de más importancia, que la reacción de Carlos Salinas, porque evidentemente sabía que esta se provocaría y que no sería positiva.

Es imposible suponer que Salinas de Gortari, le hubiera aconsejado a Peña Nieto sostener este encuentro con su peor enemigo, ni siquiera bajo la perspectiva de una actitud política abierta e incluyente, incluso como una estrategia superior,  premeditada para hacernos pensar que Carlos Salinas no está detrás de Peña Nieto como su asesor principal y guía, para con ello tratar de minimizar los efectos negativos que esa relación puede causar, al contrario lo que Salinas quiere a toda costa es que se piense que efectivamente es él quien mueve los hilos y con la última persona con la que aceptaría un arreglo es con Ernesto Zedillo.

Enrique Peña Nieto, sigue mostrando señales de una conducta política pragmática, a pesar de los conflictos personales en los que se ha visto envuelto recientemente, una eventual ruptura con Carlos Salinas de Gortari, que no podría considerarse un hecho fortuito, más bien producto del cálculo y sus implicaciones y habrá que ver las dimensiones de estas, es precisamente una medida muy enérgica.

Más allá de la simpatía personal y los arreglos construidos en la intimidad, Salinas de Gortari desplego y utilizo toda la influencia que mantiene sobre las diversas fuerzas políticas al interior del PRI, para fortalecer la aspiración a la candidatura presidencial de Peña Nieto, situación que se considera fue un factor determinante para lograrla, en contra peso al efecto negativo que supone su imagen en términos electorales.

Un acuerdo de conveniencias, para uno en la medida de alcanzar primero la candidatura y eventualmente la presidencia y para el otro y gracias a ello, mantener el privilegio de su influencia, corregir la percepción social contraria hacia él y poder vengarse de su verdugo Ernesto Zedillo.

Evidentemente si este pacto se rompe se pone en riesgo el objetivo primario que lo construyo y ninguno podría lograr sus objetivos y ambiciones.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall



Etiquetas:   Política

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18425 publicaciones
4672 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora