Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Machismo   ·   Sociedad   ·   Feminismo



Energías, Espíritus y la Trascendencia.


Inicio > Cultura
29/01/2012


1638 Visitas



Ya es un lugar común en los programas que tratan de casas encantadas, o de milagros de sanación, o de apariciones, en Televisión y de Radio, como en la prensa escrita, la costumbre de utilizar la palabra Energías cuando se quiere hablar de Espíritus o de Entidades invisibles.


Y también es común que en videos de internet aparezcan conspicuos personajes que representan a las Enseñanzas Espirituales de la Nueva Era, hablando de realidades trascendentes o espirituales en términos de electromagnetismo, de escudos energéticos, de evolución neuronal, etc. usando un lenguaje supuestamente científico o pseudo-científico impresionante. Y también ellos evitan usar conceptos que son los filosófica o religiosamente adecuados para designar a la entidad o al ser, o al espíritu, o al Atma, o a la Conciencia supramaterial.

Y también evitan todo lo posible nombrar a Dios, como Espíritu Infinito y regente del cosmos. Hasta los seguidores del reiki, en vez de hablarnos de la Divinidad Sabia y Compasiva que se manifiesta a través de ellos, nos hacen un raro discurso acerca de una Energía Vital Universal, que sólo muy raramente la relacionan directamente con Dios o con el Espíritu Absoluto de las grandes religiones. Al hacer eso contradicen seriamente al espíritu y a los conceptos religiosos de Mikao Usuí y de Hawayo Takata, respectivamente el fundador y la principal difusora del reiki en occidente.

Con ese lenguaje se introduce subreptiacia o subliminalmente en las personas una cosmovisión materialista, agnóstica o atea del cosmos y sus realidades, o por lo menos se hace una concesión indebida a las concepciones antiespirituales que circulan por la mente de nuestra sociedad, concesión que no está exenta de un miedo al que dirán, que deslinda en la cobardia intelectual o en la deslealtad a los grandes maestros del Espíritu.

Para hablar con todo el rigor que el asunto requiere, se debe decir que cuando UNA ENERGIA PARAMORMAL TIENE INTENCIONALIDAD O PROPOSITO AL ACTUAR SE DEBE ENTENDER QUE SE TRATA DE UN ESPIRITU, y no de una mera energia ciega y bruta, como la gravitación o la energia solar o la electricidad. Y si se trata de un espíritu con intención, plan o propósito se debe comprender que se trata de un ente con conciencia. Voluntad y conciencia e incluso auto-conciencia son atributos de los espíritus o de las personalidades trascendidas.

Y hay más. Cuando un librepensador desea redefinir el concepto de Dios por estar decepcionado de las doctrinas de su iglesia de nacimiento, es común que nos hable de que ha redescubierto y ha comprendido a Dios como una energia suprema, o como La Fuerza de la serie de la Guerra de las Galaxias. Tal conclusión es terriblemente exacta y ortodoxa en lo que a teologia se refiere, pero por falta de cultura en esa area del conocimiento el buscador cree que ha descubierto América o algún Satélite venusino o una estrella nueva.

Efectivamente. Los Jesuítas, los Domínicos y otros teólogos Aristolélico-Tomistas, explican que Dios es Acto Puro. Palabras muy raras para la mayoría de los oyentes. Pero es muy simple de entender cuando se ha leido un poco más de esos temas en obras especializadas. Acto Puro es un derivado latino de lo que en griego es ENERGIA PURA. Eso es Dios. Energia Pura plenamente desplegada en su infinitud, sin potencialidad latente alguna. La materia, en cambio, es una sustancia repleta de potencialidades que sólo se pondrán en acción o desarrollará sus potencialidades bajo el influjo de Dios, Acto Puro o Energía Pura.

Para Aristóteles esa Energía Pura o el Primer Motor Inmovil del Universo es también la Inteligencia infinita que impulsa y dirige el cosmos en su realidad y funciones, es la razón ordenadora del universo mediante sus leyes, que expresan su voluntad y poder. Esas concepciones son retomadas en la cultura de los teólogos Arabes, como Avicena y Averroes, también por teólogos judios notables como Moises Maimónides, y finalmente tomadas por Santo Tomás de Aquino y su escuela, hasta el presente.

El mismo concepto de Dios circula por algunos de los libros de Hermes Trismegisto, y en el concepto del Alma Universal del Renacimiento, que penetró en las doctrinas de los rosacruces, y en la idea del Atma-Brahma de los Hindúes. Los egipcios antiguos, politeistas según la opinión exterior más común, tenían entre sus sacerdotes nociones de que un solo Dios que habia creado a todos los dioses, un Atum, Amón o Atem, que derivó en Aton, o en un Ptáh, el gran arquitecto del universo.

Esto de la luz única infinita o la energía suprema que subyace al mundo fenoménico no es algo meramente conceptual o ideológico, o una simple hipótesis de los creyentes, es materia de una larga serie de experiencias místicas supraconcientes de miles de buscadores a través del tiempo, y presente en todas las culturas. Los santos, los profetas y los videntes del mundo entero han visto esa luz, y han dialogado con esa luz-energia pura, pues es una luz responsable, es decir, que responde a las oraciones o a los pensamientos de los hombres que saben cómo concentrarse en Ella.

De allí los atisbos o resplandores de la conciencia cósmica que de tiempo en tiempo se manifiestan en diversos personajes de la historia universal. En realidad el Espíritu Divino es Energía, Conocimiento, Conciencia y Propósito, y el universo material es la vestidura exterior de ese Ser. Por eso cuando el devoto de cualquier religión ruega con fervor, el universo responde. Así la gente sencilla y culta da testimonio de una misteriosa providencia que los asiste en sus vidas, y también de interesantes sincronicidades significativas de todo orden.

Es de esperar que los espiritualistas pongan punto final a sus complejos, y utilicen las palabras adecuadas. Los espíritus son lo que son, están vivos y existen en distintos planos, son verdaderos núcleos de energía auto-consciente e inteligente. Y tienen, al decir de Paramahansa Yogananda, todos los grados de bondad o de maldad que existen en los seres de este mundo. 

Asimismo usen palabra Dios sin temor. No se preocupen si al nombrarlo estén llamando a Zeus, (pues Dios es el genitivo de Zeus en griego) pues él es el Padre de los Dioses y de los Hombres. Y si él se manifiesta con un rayo, no hay contradicción alguna, pues Indra, Yahvé y Thor, son Energía Consciente y Eterna, y también usan el rayo para destruir a la oscuridad. Son la misma Divinidad con  tres nombres diferentes. La sociedad humana tiene una cultura íntegra y sana sólo cuando ella está abierta al Ser Trascendente y a sus luminosas manifestaciones.



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18429 publicaciones
4673 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora