Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Chile   ·   Libros   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Filosofía Social   ·   Constitución   ·   Libre Pensamiento   ·   Revolución Francesa



SUBE


Inicio > Ciudadanía
27/01/2012


1677 Visitas



«Considerando la natural propensión del hombre a mentir y de las muchedumbres a creer, confieso no saber cómo lidiar con esa máxima tan mentada que asegura que la verdad acaba imponiéndose».






Jonathan Swift





Bipolaridad





 Entre Noviembre y diciembre del 2011, la sociedad  pasó: de querer tener más dinero-demostrable- para poder comprar unos pocos dólares,  a  tener mucho menos dinero -también demostrable- para no perder los subsidios a los servicios de luz y gas. La Afip cruzó datos, para saber qué capacidad de ahorros tenía cada comprador de divisas, autorizado de este modo, sumas insignificantes, según sus declaraciones de ganancias y luego la misma Afip  volvió a cruzar información y determinó que algunos de esos, que no podían comprar dólares, si podían en cambio, si vivían en algunas de las regiones y barrios de alto poder adquisitivo, pagar un triple o más de servicios, sin subsidios a la energía.

 Pero al gobierno, no le alcanzó con eso - y quizá nada le alcance- porque además lanzó una campaña mediática, interpretada por eximios de la escena, en la que con un texto progresista y conmovedor, estos apelaron a la sociedad-esa misma que no calificaba para comprar dólares- a que si "no necesitan de los subsidios, renuncien a ellos" y  paguen el módico incremento de 300% de una sola vez. (Videos de los actores)





El discurso oficial  pregonó en los últimos años, "agregar valor a las exportaciones y no ser un país productor únicamente de productos primarios" Pero su deseo poco tuvo que ver con su gestión. No es natural que teniendo un dólar estable artificialmente- casi congelado- durante más de cuatro años, y a la vez una inflación de dos dígitos- la del Indec o la del supermercados, para el caso es lo mismo- alguien se preocupe por invertir, producir y sustituir importaciones.   Eso sin contar la falta de reglas de juego claras, la seguridad jurídica, y la burocracia. El riesgo real, de que cualquier ley, impuesto , tarifa o tributo puede cambiar de un plumazo por orden del Ejecutivo. La falta de créditos accesibles, las altas tasas de interés, los costos laborales y los costos impositivos.  

A  este escenario complejo, se suma para un inversor internacional- si no es amigo del gobierno- que si trae sus dólares al país, si logra sobreponerse a todos los escollos anteriores, si además consigue que su inversión sea rentable y en algún tiempo lógico recupera lo invertido, no le va a ser sencillo recuperarlo. Porque si  quiere retirarlo y depositarlo fuera en su moneda de origen; la vía legal no es clara y  se va a encontrar con muchos obstáculos, pero  si igualmente logra re- comprar sus dólares invertidos y se le ocurre sacarlos en una maleta porque son de su propiedad, habrá sabuesos- perros entrenados- para impedírselo. 





¿ Quién invertiría, realmente  con confianza aquí?





Psicosis 





Cuando  el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se hizo cargo del Subte,  casi obligado por el Gobierno Nacional, no habían pasado 24 horas y la tarifa la aumentó un 127%, los argumentos,  más allá de validos o no, son conocidos- inflación, inversión, aumentos de salarios- lo cierto es que en ese momento, el Ministro de Transportes  y el de Planificación de la Nación, Schiavi y De Vido, ambos dijeron, ante los rumores de los "medios corporativos" que " No había motivos para pensar, que en un futuro cercano fueran a aumentar también, el boleto de Colectivos y de Trenes" desmintiendo así los trascendidos. 

Por si no lo recuerdan, pasó poco menos de un mes y el anuncio ahora, a través de la publicidad oficial de la Nación dice "...Si no querés pagar más... saca tu tarjeta Sube antes del 10 de febrero y vas a seguir pagando lo mismo de siempre..." 

Ahora que la gente se desespera por conseguir la bendita tarjeta Sube, hace colas de horas con altas temperaturas y solo entregan una por persona y con documentos, Schiavi dice " qué no se suban a la psicosis" 





¿Quien produce la psicosis?









Deseo y decepción





Estos modos, nos  traen hasta este presente, en el que para exportar,  se necesitan de grandes porcentajes de insumos importados - o más que insumos- que rompen con la ecuación positiva de la balanza comercial. Para exportar, primero hay que importar-mucho más de lo deseable-. Y aquello que durante los últimos años pidió la oposición y que negó el oficialismo metódicamente: enfriar la economía interna, bajar la inflación,  hacer una  devaluación programada y darle mayor competitividad a los productos locales - como hizo Brasil, Uruguay y Chile entre otros vecinos- hoy lo quiera  o no el gobierno,  en parte está está sucediendo. Se enfría.





El remedio para mantener la actividad económica y la ocupación- exportar y sostener el consumo interno- es a la vez la enfermedad, porque para mantener alto nivel en ambas variables, hay que importar y se van dólares. Por otra parte también en algún punto son antagónicas, porque para exportar hay que ser más competitivos- devaluar- pero a la vez si se davalúa, habrá más inflación y menos consumo.





Todos los caminos parecen terminar en un punto, la realidad indefectiblemente comienza a emerger, aquella viveza criolla de tener un dólar bajo, retener las divisas de los exportadores y sostener una actividad económica interna alta, poco competitiva, concentrada  e inflacionaria,  al gobierno nacional, le dio  cada vez más altas recaudaciones impositivas y tributarias  y con ellas pudo hacerse de más dólares, pero como estrategia,  llegó a su fin. 





El gobierno Nacional ahora deberá enfrentarse a su propio discurso, a los que lo votaron masivamente y sobre todo, a aquellos que defienden el Modelo. 





Otra frase de Jonathan Swift dice "... Un hombre nunca debe avergonzarse por reconocer que se equivocó, que es tanto como decir que hoy es más sabio de lo que fue ayer..."





¿Serán más sabios, que ayer ?

















 











Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


Carolina Araujo, Editora-Autora/Abogada/Comunicadora Social Bueno Pablo, comienzo por decirte que los de esa foto me van a odiar cuando lean y se enteren que yo iba caminando muy tranquila por la Av Santa Fe y vi un stand donde estaban entregando la SUBE y no esperé ni 2 minutos jajaja ... les pido no me odien, solo les voy a dar el secreto, piensen positivo, respiren profundo sintiéndose bendecidos cada mañana por estar vivos, agradezcan a su ser superior (sea cual sea), a la vida, al universo por TODAS las cosas maravillosas que tiene empezando por la salud y ya verán como todo se les da y llega a sus manos sin el menos esfuerzo.. En solo pocos días de vivir en Buenos Aires ya tengo empleo, ya me matriculé en la U, ya TENGO MI TARJETA SUBE, que algunos Argentinos aún no poseen (porque además entiendo que se terminaron las que habían)... repito no me odien! Llénense de pensamientos, acciones y palabras positivas llenas de amor, regalen una sonrisa, hay un proverbio chino que dice: Si quieres la felicidad por una hora, duerme una siesta, si quieres la felicidad por un día ve a pescar, si quieres la felicidad por un mes cásate, si quieres la felicidad por un año hereda una fortuna, si quieres la felicidad por una vida ayuda a otra persona. A veces debemos ir lejos para valorar lo que tenemos cerca!... Un abrazo !!




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18857 publicaciones
4745 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora