Papá ¿qué es un "comun manger"?

Ayer, mi hijo Jorge de 5 años, nada más levantarse por la mañana, vino corriendo a mí con esa cara que tiene la inocencia a esa edad, se me queda mirando y me dice: papá ¿qué es un “comun manger” ?...

 

...
Imagínense, día del padre y en vez de recibir regalitos y achuchones, tu hijo te suelta semejante reto... Yo recuerdo que antes el principal reto de nuestros padres era explicarnos la sexualidad, ahora en la enseñanza primaria y secundaria ya nos abonan el terreno en ese aspecto, pero aparecen nuevos conceptos.

¿Común manger ?... Pues no sé, ¿a qué te refieres? ¿dónde lo oíste?, fue mi reacción. No tenía ni idea de que me estaba hablando.

Ayer  la maestra nos dijo que venía el papá de Luis para contarnos cosas y que trabajaba con ordenadores pero luego cuando llegó nos dijo que era un “comun manger”...¡¡¡ Nuestra maestra estaba un poco despistada ayer !!!.

Un enigma descubierto pero un reto planteado. Sabía que el padre de Luis se dedicaba a las redes sociales, pero ¿cómo explicar a un niño de 5 años que era un Community Manager?

Se me ocurrió una idea que “a priori” me parecía que podría ser atractiva para él. ¡¡Que iluso, no sabía dónde me metía!!

Lo cogí, me lo pude encima de mis rodillas frente a la pantalla y con la TL del twitter en pleno apogeo, quería que viera como un montón de información fluía.

Durante minutos no dijo nada, sus ojos estaban atentos a la imágenes de los “tuiteros” y a las letras que no comprendía y mucho menos era capaz de ver por la velocidad en que aparecían y se desplomaban en bloques como si del mítico “ Tetris” se tratara.

¡¡ Ves Joge !!.. El papa de Luis hace lo mismo, se sienta como tu delante del ordenador, mira lo que otras personas escriben y les escribe cosas a ellos.

¡¡  Personas !!, ¿ dónde están las personas ? yo no veo sino letras y fotos pequeñas que se caen...

Upssss... Primer gran reto. Bueno, las fotos pertenecen a otras personas que están sentadas en otros ordenadores y que escriben cosas para comunicarse.

¿Tu las conoces, son amigos tuyos ?..... Me quedé mirándolo al mismo tiempo que le sonreía y solo pude decirle. NO.

¿Y cómo se llaman ?... Uffff, los retos se complicaban cada vez mas.. Y como siempre he creído en que a una pregunta directa una respuesta directa le contesté: X25 , suflumen, imperiosa, trastocada, ramon_yosoy.....

¿Y su trabajo es ese, estar sentados delante del ordenador escribiendo cosas para que otros las lean?.....

Su cara me lo decía todo, tenía que buscar una salida airosa rápidamente, se estaba complicando demasiado la situación.

Mira Jorge, imagínate que estamos en la plaza del pueblo de abuelo donde hay mucha gente con la que hablamos, jugamos y nos reímos, pues esto es algo así.

¡¡ Lo sabía !!, sabía que no tenía que meterme en estos “berenjenales” pero soy así de impulsivo.

Si papá, pero......... en la plaza yo conozco a tío Fernando que trabaja reparando ordenadores, a Manolo el abuelo de Carlos que es carpintero, a Carlos, a Juan el padrino de Cristina que es maestro y a Carla y todos tienen carita y además tu eres el primero que me dice que no hable ni me vaya con desconocidos. En cambio aquí no los conoces ni tu ni yo, no sabemos muy bien en que trabajan, tienen nombres muy raros y sus fotos dan miedo como ese que aparece dentro de un círculo rojo y una calavera.

Llegada la noche y la calma después de un ajetreado día del padre, me puse a reflexionar y me di cuenta de que la interpretación de mi hijo tenía mucho de cierto.

El recurrido símil de “patio de vecino” o “plaza de pueblo” con las redes sociales es válido, pero también es válido que no debemos escondernos detrás de un “Nick” olvidándonos de quienes somos realmente, haciendo una interpretación que en muchas ocasiones se trata de un papel secundario en una película de bajo presupuesto.

Si realmente hemos decidido dar el paso hacia el mundo de las redes sociales seamos nosotros mismo, con nombre y apellido, con foto real, con experiencia demostrable...... que no vayamos a pasear a la plaza de nuestro pueblo o al patio de vecinos de nuestra comunidad un domingo y que nadie nos reconozcan al ser tan distintos de cuando nos ven un día laboral.

“Aunque la rana tomase asiento en un trono de oro volvería a zambullirse de un salto en el charco”

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales