Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Naturaleza   ·   Ecología   ·   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Vida



BIEN SER...BIEN ESTAR.


Inicio > Ciudadanía
26/01/2012

1597 Visitas



BIEN SER…BIEN ESTAR.


EL VALOR DE SER ASERTIVOS.

 

Cecy Valerio.

 

“No permitiré que mi boca diga nada  que mi cabeza no pueda tolerar”. Louis Armstrong

 

Hablar de asertividad en comunicación es referirnos a la capacidad humana de expresar y defender las ideas, opiniones, derechos  y sentimientos sin agredir a la otra persona, sin sentirse culpable o incómodo. La asertividad es una característica de las relaciones humanas para poder comunicarnos sin necesidad de caer en provocaciones,  ni perder la amistad por pensar y opinar diferente y sobre todo, conservando la autoestima. La asertividad es la fiel de la balanza entre la pasividad y la agresión.

La primera –ser pasivos- es permitir  que se violen nuestros derechos, que se pisotee nuestra opinión, que nuestras ideas no valgan, que se minimicen nuestros sentimiento. Es adoptar una posición de sumisión que puede obedecer a diferentes causas, como la falta de seguridad, miedo a la confrontación  y al conflicto, la necesidad de pertenencia a un grupo o apatía e indiferencia.  O bien, simplemente, por llevar la fiesta en paz, que al final de cuentas, ni hay fiesta ni hay paz, pues nos sentimos muy enojados interiormente por permitir estas actitudes.

El otro extremo es la agresividad. Esas personas que se jactan de ser muy sinceras y  de no quedarse con nada. En aras de su “franqueza” reclaman, ofenden, humillan, importunan,  se desahogan, gritan, regañan y dicen lo primero que se les viene a la mente, a veces en un estado de ánimo que no les permite pensar  con claridad.

Al respecto, el especialista en comunicación, Ferrán Ramón-Cortés señala:  “A veces utilizamos la sinceridad como excusa para quitarnos un peso de encima, sin tener en cuenta que nuestras palabras pueden herir. Es una excusa para decir lo que queremos sin pensar en el otro. Dar nuestra opinión requiere empatía y valorar el efecto de nuestras palabras”.

Agrega: “ La sinceridad no es decir todo lo que uno piensa. Es no decir jamás lo contrario de lo que uno piensa”.  Luego aconseja: “ Reflexiona  si, tras su sinceridad, lo que estás haciendo es justificar tu necesidad de desahogo;  ten en cuenta que nadie va a valorar tu sinceridad si la usas para hacer daño”.

Encontrar el justo medio, es decir, la asertividad, no es tarea fácil. Nos encontramos en un extremo o en otro haciendo que la balanza se incline para un solo lado con sus respectivas consecuencias.  También es posible que oscilemos como péndulos de un lado a otro: Nunca expresamos nuestro sentir, ni  las propias opiniones, ni defendemos nuestros ideales y el día que lo hacemos es porque explotan como una olla express.  En lo personal, lucho mucho todavía por lograr ese equilibrio que, estoy segura ( porque así lo he visto en mis pequeños avances), redunda en mi paz mental y son un buen ejemplo para mis jóvenes hijos y alumnos.



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


J.Manuel Carrillo, Estoy de acuerdo, se debe pensar antes de abrir la boca, siempre, siempre.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21270 publicaciones
5200 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora