Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Sociedad   ·   Utopias   ·   Emigración   ·   Moralidad   ·   Dignidad



Uso y abuso de la palabra Esotérico.


Inicio > Cultura
23/01/2012


2341 Visitas



En la mayoría de los países del hemisferio occidental se publican y se venden millones de libros etiquetados como Esotéricos, y en miles de ciudades grandes, medianas y pequeñas prosperan cientos de miles de grupos, sociedades, escuelas e institutos Esotéricos. Circula en el mundo mucho dinero para financiar viajes, retiros, talleres, o jornadas Esotéricas. Sin embargo, la mayoría de esas reuniones tal vez no sean realmente esotéricas, sino meramente exotéricas, o tal vez, tristemente, pseudoesotéricas. Y es seguro que las mayoría de esos libros son de doctrinas religiosas exteriores, pero no literatura esotérica propiamente tal. El nombre vende, pero el contenido no se ciñe al rigor del concepto.


Veamos. La palabra Esotérico deriva de la lengua griega, del vocablo Esoterós y de la palabra Eisoteo. Esoterós significa LO MAS INTERIOR DE UNA COSA, LO MAS RECONDITO DE UNA CASA, LA DOCTRINA INTERIOR MAS PROFUNDA DE UN MAESTRO. Eisoteo significa YO HAGO ENTRAR, ya sea al interior de una casa, o al interior de una enseñanza, o al interior de una fraternidad de discípulos de un maestro. Por extensión se comprende que se trata de una palabra asociada al rito de paso de un mundo a otro, o a la iniciación en una sociedad de herméticos o de filósofos.

El primero de los filósofos que utilizó esa palabra fue Pitágoras, dividiendo sus enseñanzas en Esotéricas y Exotéricas. Las primeras para sus discípulos juramentados, y las sigundas conteniendo doctrianas meramente éticas para el pueblo no iniciado, para el mundo exterior a la Escuela Pitagórica. E incluso, estas enseñanzas llamadas Esotéricas estaban graduadas, de modo que el que recién llegado podía escuchar o entender sólo algo de la doctrina del maestro, y los que eran capaces de permanecer en silencio por cinco años, recibían la revelación completa de sus secretos, pues ahora recibía el derecho de preguntar al Sabio lo que no alcanzaba a comprender.

Platón también se interesó por las doctrinas Pitagóricas, y como tenía medios económicos, pagó a precio de oro, viejos pergaminos de enseñanzas secretas de Pitágoras, a los sucesores de los discípulos de aquel insigne filósofo, místico, maetemático y taumaturgo. Y desarrolló una parte de lo que se ha llamado la geometría sagrada, iniciada por Pitágoras y ampliada por este famoso sabio "de las anchas espaldas".(Eso significa Platón).

Empédocles también fue un estudioso de las doctrianas esotéricas de Pitágoras, y también tuvo fama de vidente, taumaturgo, y médico. Su doctrina de los divinos cuatro elementos se ha perpetuado a través de los siglos, en alquimistas, magos, tarotistas, rosacruces y masones, y encuentra semejanzas en la Biblia, en el Libro de Hermes, en el Yoga, en el Taoismo, y en el Budhismo.

Aristóteles, gran intelectual, padre de la ciencia moderna y de la teologia tomista, también dividió sus libros en exotéricos y esotéricos. Los exotericos los podía leer cualquiera, pero los esotéricos podían ser leidos por sus discípulos personales, pues requerían de una preparación filosofica previa para entenderse.

Los Esenios decían que el Antiguo Testamento tenía "nigelót" o cosas evidentes, y también "nisterót" o cosas no evidentes. Las no evidentes eran las enseñanzas o interpretaciones esotéricas de las sagradas escrituras judías. La misma división de dos niveles de enseñanza tuvo y practicó Jesús de nazaret, el gran rabino galileo. Tal dualidad de doctrinas se demuestra en varios textos de los evangelios, por ejemplo, Marcos 4,11 y 12. Mateo 7,6. Lucas 8,16.

Pero para frustración de muchos, los esenios no tenían en su gran biblioteca de Qumran ningun libro de atrologia, ni de yerbas medicinales, ni técnicas de imposición de manos para sanar o resucitar muertos. Pero si tenían ceremoniales de iniciación y culto a los arcángeles.

Los kabalistas judíos posteriores a Jesús, como Simeon Ben Jochai, Rabi Akiba, Maimónides, Abraham Abulafia, y otros, también seleccionaron sus escritos y enseñanzas en niveles de complejidad y adecuados a la capacidad de sus alumnos. Sólo los más santos, inteligentes y fieles recibieron las doctrianas secretas de esos maestros.

De lo dicho se ha de entender que hablar de karma, o de astrología, o de quiromancia, o de cómo caminar por el sendero de la rectitud en la vida NO ES DOCTRINA ESOTERICA, ES DOCTRINA EXTERNA, ES DECIR, EXOTERICA EN EL MEJOR DE LOS CASOS. Lo que en medios católicos serían estudios de teología mistica, o los ejercicios espirituales de san Ignacio de Loyola, o la Filocalia y el Peregrino Ruso, caerían dentro de lo que es realmente esotérico.

También caerían dentro del rubro realmente esotérico los estudios de los senderos del árbol de la vida, en la kabala judia, o el sufismo de los musulmanes. O algunas practicas de yoga avanzado, no de hatha yoga, que es meramente físico y en el mejor de los casos un sedante psicomental. Ni tampoco es esoterico una sesión de ouija para evocar a los espíritus, o canalizar respuestas de consolación para dolientes por seres queridos fallecidos. Y tampoco el levantar o calcular un horoscopo personal es algo esoterico. Como tampoco lo es recibir sanación reiki.

 De esto último podríamos decir que es esoterico en un grado menor, una iniciación reiki con trasmisión de mantrams japoneses o una iniciación masónica, que tiene sus gradaciones interiores y pruebas que se acercan al modelo pitagorico. También podemos asignarle o reconocer un caracter de esotérico una iniciación de culto tibetano a los Yidams, sea a Tara, o a Padmasambhava, o a Manjusri, donde se transmiten mantrams, se visualizan mandalas y se jura obedecer un riguroso código de ética.

Con los criterios dados por este recuento o breve historia de lo que es realmente esoterico, se puede afirmar que más de la mitad de las practicas actualmente denominadas como esotéricas no lo son. Si usted solo busca sanación interior o psiquica o una mera paz mental, o simplemente como ser feliz y que los dioses le den una buena vida, eso no es esoterico.

Pero si ud. busca La Verdad Suprema, la sabiduría divina, o la visión de Dios, la conciencia cósmica o unificarse con el Yo Divino en usted, y esta dispuesto a estudiar y a sacrificarse por alcanzar un alto grado de perfección personal, y por lo tanto renunciar a la mediocridad, a la ignorancia y al pecado. Entonces, la pureza y la fuerza interior de su intención lo llevará a una verdadera escuela esoterica y a los pies de un verdadero maestro, o tal vez ante un auténtico discípulo de un maestro.

Pues, en resumen, lo esotérico es EL LADO INTERIOR DE LA RELIGION, de cualquier religión mundial de larga data, es el lado interior de la Filosofía y de la Ciencia. Es conocer el lado interior de las sagradas escrituras del mundo. Es tener comunión con los arquetipos eternos del alma universal. Es buscar la esencia del Yo y la esencia del conocimiento universal. Lo esotérico es la puerta de la iluminación, y también aquello que está más alla de la puerta.

Por eso Jesús dijo, en el Evengelio de san Juan, el más gnóstico de todos, "YO SOY LA PUERTA, EL QUE POR MI "ENTRARE", SERA SALVO, ENTRARA Y SALDRA Y HALLARA PASTOS" (Eisoteo, Yo hago entrar, Juan 10,6). Pues en verdad, entrar en el reino de Dios es entrar en otro nivel de conciencia y de conocimiento, en una gnosis salvífica, y en un conocimiento directo de la Divinidad.



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18438 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora