Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Donald Trump   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Sociedad   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libros   ·   Cultura   ·   Poesía   ·   Reseña



8 seguidores

Juntos Podemos VI: Lenguaje


Inicio > Pedagogía
18/03/2011

1446 Visitas



   La comunicación oral es el medio que utilizamos para trasmitir nuestros sentimientos, opiniones, lo que pensamos, sentimos.




 El “don” de la palabra, como se suele llamar, es una de las capacidades que  facilita adquirir y trasmitir experiencias, conocimientos, estados anímicos, etc.  Hablar es un placer.

  Conocemos que conversando estamos en posesión de establecer relaciones sean estas amistad, o amor, o precisar nuestra opinión, convocar, reclamar, sencillamente declarar cuánto necesitemos hacer saber.  

 Aunque el desarrollo tecnológico nos conduce a entregar tan maravillosa capacidad humana a una máquina, para el uso de esta por nuestros hijos  queda camino por recorrer y aún cuando lo logren requieren de dominar el lenguaje con nuestra participación.

 En la educación de nuestros hijos ocupa importante papel desarrollar su vocabulario, proceso con varias etapas en la vida de los chico/as ya que aunque hasta aproximadamente los 5/6 meses de vida no comienza lo que conocemos como balbuceo, desde que nacen se comunican con nosotros.

 Son varios los recursos que utiliza el bebé para comunicarse con el adulto, esta es la actividad psíquica que caracteriza el primer año de vida y para la que utiliza varios recursos entre los que están desde la risa, el llanto, hasta los gestos. Estos últimos son sus primeros elementos para lo que más tarde será su lenguaje no verbal.

 El lenguaje como capacidad que se adquiere, tiene un ritmo diferente en cada individuo para su aparición. Así que no es necesario durante el primer año de vida preocuparse, más importante será ocuparnos de facilitarle las herramientas, lo que significa hablarles siempre, aún cuando ello/as  no sepan  respondernos con palabras.

 El tan ansiado primer sonido, ese de interés familiar por lo que pronunciará primero (papá o mamá), en ocasiones impide detenerse a meditar en la necesidad de definir la calidad del lenguaje en que ya les hablamos desde que nacen para que puedan  apropiarse de las mejores demostraciones al incorporar vocablos nuevos. Lo que significa que no prestamos atención a la  calidad con que el lenguaje pasivo da paso al activo durante esta primera etapa conocida pedagógicamente como instauración del lenguaje.

 Es común ver  padres o abuelos utilizar durante el primer año de vida diminutivos o palabras sustitutas “intentando hacerse entender” y desconociendo que cometen un lamentable error ya que durante la primera fase de la apropiación de la lengua materna, nuestros hijos se esfuerzan por comprender con un  lenguaje pasivo que les facilita saber de qué hablamos solo que aún no lo han incorporado a su lenguaje activo (apropiación de cada vocablo), por no saber pronunciarlos.

 Cuando aparecen las primeras denominaciones significativas del lenguaje  debemos utilizar  una correcta pronunciación, para  fijar esta nueva adquisición con vocablos correctos.

 No es necesario desesperar en esta etapa una vez que tengamos descartado que no existen deficiencias en la audición.

 Entre los 12 y los 13 meses aparecerán los primeros vocablos aunque desde mucho antes también se están comunicando orientándose en el contexto y la ayuda de palabras claves.

      Qué nos permite la ampliación correcta del vocabulario

La acumulación cuantitativa de palabras que garantizan la comunicación (lenguaje pasivo y activo)

Apropiarse del contenido social (significado) de las palabras.

Ampliar el dominio del significado con el concepto genérico.

Identificarse con el lenguaje figurado. (Literatura).



                       Cómo proceder para lograrlo:

Presentación: Dar a conocer las palabras por  situaciones sencillas en relación directa con el medio a través de conversaciones, narración o cuentos.



Precisión: Precisar las características esenciales del objeto o fenómeno designado por la palabra (propiedades esenciales que lo identifiquen y diferencien) de acuerdo a la edad de nuestros hijos.



Activación o Ejercitación: Incorporar de forma activa la palabra por su empleo semántico en situaciones y para objetos reales.

 

 Las nuevas palabras se utilizaran siempre dentro del contexto y no aisladas. Cuando sean palabras generalizadoras siempre se usarán posterior a aquellas que estén contenidas dentro. Por ejemplo:



Silla, Mesa, Armario                 _______    Muebles

Magdalenas, Panqué, Piononos ________  Dulces



  Qué debe lograr el pequeño en correspondencia con la edad:

  • 2do año de vida: Podrá repetir sílabas, palabras y expresarse con frases simples.
  • 3er año de vida: Construirá oraciones sencillas con más de cuatro palabras y comenzará a emplear en su vocabulario diferentes estructuras gramaticales.
  • 4to año de vida: Utilizará todas las estructuras gramaticales expresará hechos y acontecimientos mediantes oraciones cortas siendo capaz de repetir cuentos y poesías cortas.
  • 5to año de vida: Dominará las estructuras gramaticales, dialogando con una expresión correcta. Se expresará y podrá describir de forma coherente. Siendo capaz de conversar, narrar y realizar pequeños monólogos.
  • 6to año de vida: Podrá explicar hechos, fenómenos y vivencias. Extraer conclusiones simples de hechos y fenómenos que observa.
   Teniendo en cuenta estos elementos, conociendo las particularidades de nuestros hijos podremos actuar para enriquecer las posibilidades que trae al nacer que facilitan ampliar su lenguaje.

 Solo será  necesario ocuparnos en tal empeño conscientes de que juntos podemos.





















Etiquetas:   Educación

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Melina Jaureguizahar Serra, Educación Los niños nacen en un mundo donde el lenguaje es el protagonista. Las mamás cantan, la abuela habla al recién nacido... mientras de fondo se oye algún tema musical o la TV. Mira si será importante el mismo, que hasta quienes por alguna falencia psíquica o biológica no poseen habla, han logrado poseer una sistema de lenguaje propio.
Es que el lenguaje trasciende las palabras y viene a acompañar a la comunicación en cualquiera de sus expresiones. Un cuadro, una melodía un abrazo son lenguaje, siempre y cuando transmitan algún mensaje.


Lesbia Quintero, Letras El lenguaje, magia que nos permite nombrar al mundo, conocernos, narrar la vida como una historia infinita. Gracias querida Mila, por mostrarnos siempre, esos jardines donde juegan los más pequeños.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21517 publicaciones
5228 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora