Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Pandemia   ·   Lectura   ·   Criptomonedas   ·   Bitcoin   ·   Colombia   ·   Salud



¿Eres consciente o tienes orejas de Bacinilla?


Inicio > Ciudadanía
17/01/2012


1145 Visitas



Para intentar acabar con la corrupción debemos elevar el nivel de consciencia de los votantes. Necesitamos comprender que los políticos solo dan a los que ya tienen, y a los que no tienen les quitan: tiempo, esperanza y fe.


 Así como las gallinas gritan en un lugar y ponen sus huevos en otro. Yo los compararía con anos que defecan palabras en ciudadanos con orejas de bacinilla. Las personas que votan y eligen a los gobernantes que tenemos están en el nivel de consciencia animal, sólo buscan en la vida: comer, sexo y un lugar para vivir.

Se conforman con escuchar en tiempos de campaña que para solucionar el aumento peligroso de partidos políticos, y así ahorrarnos los 40 mil millones que se gastan estos en ponerse de acuerdo en quien los representará;  a medida que los nuevos partidos vayan naciendo, en grandes aviones se trasladarán los viejos partidos desde las democracias a las dictaduras, donde recibirán su justo exterminio; que para solucionar los problemas de alfabetización  dividirán por sorteo a las analfabetos en dos grupos: uno, los que van a sentarse; dos, los que servirán de silla y pupitre; se conforman con que les digan que frente al hambre nacional provocada por la disminución de la producción agrícola y el aumento proporcional de los gestores, los políticos eliminarán totalmente la producción agrícola, los gestores aumentarán en tal forma que podrán ser sacrificados en cantidad suficiente como para alimentar a la población y por último para probar que nuestros gobernantes se caracterizan por su bondad hacia los presos políticos, regalarán a cada condenado un catre con colchón  hecho con residuos de basura para que duerman.

La peligrosa bondad es el principio de todo desorden, todo el mundo desea regalar la ropa que no usa, los libros que no lee, la comida que le sobra, incongruencias de una civilización abyecta, cerremos las manos, castiguemos, al que no tenga poder humillémoslo, eso es lo que siempre se nos ha enseñado, y a lo que siempre hemos estado acostumbrados. 

Intentemos cambiar, para escuchar y actuar diferente, para intentar elevar la consciencia de aquellos que aún no tienen tantos condicionamientos culturales contaminados. Eso sí, siempre tengan cuidado si algún día un político los abraza, yo les aconsejo contar sus canas.  





Etiquetas:   Reflexión

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20621 publicaciones
5124 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora