ETA sigue firme y crecida.

 

. La prueba de esa mentira está en la permanencia de ETA en su afán pistolero, entre otros hechos.Ahí tienen a los etarras detenidos en Francia, en una estación próxima a París. Confiados en que se iba a seguir cumpliendo la hoja de ruta trazada entre ETA y el Gobierno de Zapatero se movían a sus anchas con armamento y explosivos. Ah, y no daban órdenes a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado porque no habían tenido ocasión de ello. ¡Hasta dónde hemos llegado! ¿Y los presos piensan que van a salir a la calle amnistiados? ¿Pero a qué peral equivocado se han subido? Mucho hablar de abandono definitivo de las armas y del fin de la violencia armada pero los tres etarras llevaban encima diverso tipo de material para seguir fabricando bombas. Lo dijimos hace tiempo y se ha vuelto a cumplir: no hay que creer a ETA ni para bien ni para mal; no han abandonado las armas; volverán a atentar tan pronto como encuentren confiada a la población; hay alimañas que se adormecen temporalmente; la organización sigue activa y cobrando impuesto revolucionario a empresarios y autónomos; la banda ha seguido pasando la hucha en los comercios del País Vasco durante la Navidad y su destino son los presos vascos y, por último, ahí tienen a los integrantes de la banda alimentando zulos un día sí y lo mismo al siguiente.  Fuentes antiterroristas han confirmado que los miembros de la banda armada trasladaban “resina de cristal, epoxy y circoflex”. No solo iban armados sino que portaban documentación y matrículas falsas. ETA ha vuelto a las andadas; eso sí, en connivencia con miembros relevantes del PSOE han vuelto a las instituciones, desde donde se hacen con dinero fácil, información de primera mano y controlan poblaciones enteras. Precisamente quienes llevan echando pestes contra la Constitución de 1978, resulta que se amparan en ella para dirigir y controlar cuanto les conviene. Y por si no era suficiente, el Constitucional les recibe con palmaditas, pastas y té. Al menos esa es la impresión que han dado la mitad de los integrantes de ese Tribunal cuya credibilidad está por los suelos y será difícil que se levante en mucho tiempo.Hasta han conseguido entrar los 'primos' de ETA en el Parlamento español, desde donde opondrán resistencia al Gobierno, se mofarán de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y, llegado el caso, aplaudirán nuevos atentados en nombre de la paz, la democracia y la convivencia en el Pueblo Vasco. Todo ello gracias a la ineficacia del Gobierno socialista y del egoísmo mal entendido del más nefasto presidente de los Gobiernos democráticos españoles: Rodríguez Zapatero, un gafe sobrevenido para la desgracia de una Nación. Recordando a Tagore ya saben aquello de: "leemos mal en el mundo y luego decimos que nos engañan".Jesús Salamanca Alonso

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales