Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Escritores   ·   Lectura   ·   Pandemia   ·   Poesía   ·   Automóviles   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Tecnología



Todos fuimos chavistas alguna vez


Inicio > Política Internacional
10/01/2012

1328 Visitas



“Yo también fui chavista”, es una frase que oí estos días a un señor jubilado de CANTV, quien  se quejaba ante los medios de comunicación por la inminente firma del contrato colectivo de la compañía de telefonía, que suprime ciertos beneficios a sus jubilados. Mostraba de esta manera el creciente descontento que se viene produciendo en todo el país y que, sin embargo, todavía no se ha podido traducir en una preferencia clara hacia los que se oponen al gobierno.


Se ha tratado de explicar el ascenso del presidente en el año 98 diciendo que se debió a la traición que se le hizo a la democracia, a la rebelión de los náufragos, al desgaste de los partidos tradicionales, al surgimiento de la antipolítica y el outsider que no supo representar Irene Sáenz. Pero nada de esto parece explicar suficientemente la popularidad de la cual goza todavía el presidente y que no pudieron capitalizar otros candidatos, con argumentos similares, en algún momento de nuestra historia. Lo cierto es que el presidente ha sabido hilvanar un discurso cuya base es la polarización,  en el que parece proporcionar significado a algunos términos que siempre han permanecido abiertos (como libertad, igualdad, justicia, etc.),  creando una especie de ilusión de que por fin se ha logrado su cierre y estabilización. Esto, sin embargo, tampoco parece ser suficiente si miramos a la otra acera y vemos que quienes hacen lo mismo, como Corina Machado y Diego Arria, no son los preferidos por el electorado opositor, el cual hace tiempo mantiene su favoritismo por un candidato como H. Capriles, quien no podríamos decir precisamente que “habla bien”.

Por supuesto que no podemos olvidar tampoco la gran masa de dinero que le ha correspondido administrar al presidente en estos años. En este sentido, son muchos los factores que han confluido  para crear este fenómeno que se llama chavismo. Así, tal vez el éxito en política sea del mismo tenor que las de cualquier faceta de la vida, y es tal vez la misma conjunción de todos estos factores lo que lo ha hecho exitoso incluso más allá de nuestras fronteras.

La coincidencia, casualidad, serendipia  o sincronía de varios fenómenos, hacen que misteriosamente  ciertas cosas prosperen y otras no, en todos los órdenes (el descubrimiento de América es una gran serendipia, como ha expuesto Eco). Pero todavía hay algo más inexplicable aún que es  el que dos o mas fenómenos iguales sucedan al mismo tiempo, sin que se relacionen causalmente.  De estas cosas está llena la vida misma y hasta esa cosa tan respetable que llamamos ciencia (piénsese en la teoría de la evolución, que se atribuyeron  Darwin y Wallace,  o en el descubrimiento simultáneo del  virus del SIDA, hecho tanto por Montagnier como por Gallo), y que Jung trató de explicar con su tesis del inconsciente colectivo. (Sin ir muy lejos, Vargas llosa relataba estos días a la cadena CNN que luego de escribir Pantaleón y las visitadoras, conoció a un militar llamado precisamente Pantaleón Pantoja, que se había encargado de un servicio de prostitución en la Amazonía,  de igual manera a como lo había hecho el mismo personaje que él, desconociendo este hecho, había retratado en su novela. Yo mismo la semana pasada escribí un artículo para este medio, “No llores por mí, Pyongyang”, sin tener conocimiento que días antes había aparecido una nota llamada de igual manera en El País de España).  ¿Pero cómo explicar ese otro tipo de sincronías todavía más impresionantes, como la periodicidad de las mareas,  el canto armónico de los grillos,  el que varios relojes de péndulo al juntarse oscilen  de forma exactamente igual,  la tendencia de las mujeres que viven bajo el mismo techo a menstruar en la misma fecha, o el que los millones de átomos que componen el láser se comporten en perfecta concordancia  para emitir una haz de luz?

Por supuesto que esta autoorganización y autorregulación que constituye la sincronicidad es una alternativa atractiva para la ya tradicional  hipótesis de la causalidad. Y tal vez algún día tendremos que recurrir a ella parar explicar ese extraño fenómeno por el cual un pueblo en algún momento de su historia se enamora ciegamente de un líder político, y que cuando cesa dicha atracción, no se lo logra explicar racionalmente, caso también de pueblos más cultos que el nuestro, como el alemán.

En fin, si tomamos en cuenta las codificaciones genéticas, las pulsaciones instintivas y estas sincronizaciones o simultaneidades, es poco el espacio que queda para la libertad individual y la escogencia. Pero siempre hay esperanza de que la sincronicidad de nuestras acciones nos lleven no sólo a abjurar de nuestros actos, como hace este jubilado, sino a preferir mundos mejores.



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


José Manuel García Cruz, Comunicador Social Que buenas líneas usted ha reflejado en su columna. Considero que aquí aplica ese pensamiento de Sir Francis Bacon: "La lectura hace al hombre completo; la conversación, ágil, y el escribir, preciso", porque en efecto usted ha sido preciso al hacer esa analogía de las sincronías y su impacto semiótico. Igualmente, pudiesemos mencionar aquí la importancia y el gran aporte de esgrimir opiniones sobre tópicos de interés nacional como lo hace usted y lo sustenta Umberto Eco al subrayar: “Por mas tolerante que uno sea con las opiniones de los demás, cada uno debe poder enunciar las propias; al menos sobre las cuestiones fundamentales”. Saludos estimado Dr. Pérez-Toribio.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22482 publicaciones
5322 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora