Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Política   ·   Quintana Roo   ·   Sociedad   ·   Guayaquil   ·   Religión



El misticismo asociado a los OVNIs


Inicio > Cultura
07/01/2012


2179 Visitas



La ufología como pseudociencia, busca desesperadamente las respuestas y explicaciones al enigma que significan los OVNIs. Eso está más que claro.


Autónomo del tenor científico que se le pretende suministrar, a pesar de la inconsistencia de gran parte de información expuesta, lo menciono por la abundancia de los fraudes, los datos poco rigurosos y la exorbitante especulación que está a disposición de los interesados, la ufología acarrea consigo una mochila que no es de entera complacencia de los investigadores. Me refiero al misticismo asociado a los mismos fenómenos. Sí, a los Objetos Voladores No Identificados.

Por más que algunos investigadores quieran desmarcarse de este interesante submundo, la realidad y forma de ver del común de las personas, obligan a que de una u otra forma, siempre que se hable de OVNIs, se tenga que platicar de extraterrestres y siempre que se conferencia de extraterrestres, se termine discutiendo, sea real o no,  de sus específicas y trascendentales misiones para con la humanidad en el plano espiritual y energético.

Justamente, un número importante de ufólogos no escatiman en rehusar este tópico, por la sencilla razón que es el lado más ingenuo de la investigación OVNI, y en efecto,  es el que ciertamente no inviste ni la más minúscula prueba para su legitimación. Hay otros que lo comentan y lo difunden, incluso lucran con estas prácticas, esos son los más peligrosos.

Otros en cambio, cuando se asocia gran parte de los MUP (mitos ufológicos permanentes) a la intromisión del movimiento New Age, evaden el debate al extremo de enfurecerse por la asociación de otros contenidos al fenómeno OVNI, quizás por la remota posibilidad que se les involucre en algunas de esas singulares prácticas. Tal vez sea cierto, juzguen ustedes.  Pero el esquivar esta discusión dentro de la ufología, es sencillamente querer tapar el sol con un dedo.

Todo el misticismo, esoterismo y religiosidad que algunos le han otorgado a este fenómeno, se inclina precisamente no por los que lo difunden, sino por el contrario, por quienes están llanos a recoger esta información y por supuesto, creen en ella con una fe literalmente religiosa.

Las razones de estas creencias, están enlazadas a la imperiosa necesidad sicológica y sociológica del ser humano, de creer en alguien que está por sobre nosotros, algo que siempre es superior y que desde alguna parte decide, dispone y construye el entorno en que vivimos, las cosas que hacemos, desde dónde venimos y hacia dónde vamos. Es precisamente en este sentido, donde el fenómeno OVNI se mancomuna directamente con esa insuficiencia que poseemos, a la hora de legitimar esa fuerza o identidad superior que el abanico de religiones no ha logrado salvaguardar con el transitar de los siglos. Así los teólogos cristianos, por ejemplo, plantean como un área específica en sus estudios, el problema de las creencias, académicamente establecido como “el misterio de la fe”.

Pues bien, el misterio de la fe, consiste meramente en instaurar principios fundamentales en las diversas escuelas filosóficas o religiones, para salvaguardar el credo entre sus fieles, con la invariable dificultad de escasez instrumental para los cotejos a los cuestionamientos y por ende, a la comprobación de la existencia de la divinidad que tanto se inquiere.

Consiguientemente, el masivo éxodo de fieles de todas las iglesias, comenzando por la católica, radica en que cada día la ciencia demuestra que las percepciones que antaño parecían divinas, son fenómenos o manifestaciones que poseen explicaciones fundadas, sumado al comportamiento irracional, pero a la vez humano, de quienes son los íconos de la guía espiritual de los entusiastas creyentes.

Por tales razones, todos los movimientos místicos y religiosos de vanguardia, que involucran una fusión de todas las creencias y sus múltiples rituales, son asimilados, “entendidos” y finalmente aceptados con tanto descomedimiento. Es ahí donde el tema relacionado con los no identificados, ha encontrado un caldo de cultivo para su asociación al misticismo y al pensamiento mágico.

Esto ocurre precisamente porque las religiones pretenden, aunque lo nieguen, encontrar las pruebas y respuestas del ser supremo o superior. Pero si las religiones no pueden entregar esas “contestaciones”, los nuevos movimientos filosóficos o energéticos, han logrado acercarse es estas respuestas, según ellos mismos por cierto, y es así como colisionamos con una serie de ejercicios afines, como son por ejemplo, la meditación, la transmutación espiritual y la sanación, por mencionar algunos.

Por lo tanto, cuando resulta tan complejo el alcanzar las observaciones y el contacto que corrobore la existencia de lo divino, qué mejor alternativa que exponérselo a los seguidores de un movimiento y que cada cual, a través de su propia percepción consciente, identifique la veracidad de ese contacto, sumado a que pueda verlo, escucharlo y sentirlo por sí mismo.

Es precisamente estas prácticas las que realizan algunos, de los tan famosos, contactados con supuestos seres extraterrestres. Es esa sensible fibra que acarician, dejando al seguidor consternado y sobreexcitado, llegando a persuadir su propia emotividad, con algo que no tiene como explicar, pero que pueden observar con sus propios ojos. Es claro el ejemplo de los “encuentros programados” en un desierto de Perú, donde el contactado invita a sus seguidores a una meditación previa, para de esa manera pueden alinear sus centros energéticos del cuerpo y luego esperar que “ellos”, los “hermanos mayores” se dignen en hacerse presente e interactúen con los ensimismados testigos..

Esas manifestaciones, no son otra cosa que un grupo de luces difusas, a bastante distancia por cierto, hablemos de kilómetros y que como han confesado algunos detractores de estos movimientos, solamente corresponden a focos luminosos, movidos por terceras personas coludidas para tal efecto.

Es lógico que después de tales acontecimientos, los seguidores comprueban por sí mismos la realidad de las conexiones místicas y por ende, la absoluta veracidad del elegido o contactado.

Es ese mismo contactado, el señor Sixto Paz Wells, que en un programa chileno de conversación, a la hora de almuerzo de un domingo, responde a la pregunta de qué piensan los extraterrestres de la muerte.

Sin escatimar reacción alguna, el contactado señala que los extraterrestres creen en la reencarnación y que su avance por los senderos de la espiritualidad, se encuentra al igual que el nuestro, en las etapas energéticas de evolución del alma. Por consiguiente, todos formamos parte de la misma energía universal, que va evolucionando a través de los siglos y de las diversas vidas que encarnan los espíritus  a lo largo de la existencia del universo.   

Suena maravilloso, ¿verdad?

Es decir, en una respuesta de un minuto y medio, Sixto nos reveló, explicó y por sobre todo, nos aclaró los dos principales enigmas que hoy tiene el ser humano. Lo que ocurre fuera de nuestra atmósfera o incluso fuera de nuestro sistema solar, y lo que sobreviene inmediatamente posterior a  nuestra existencia, es decir después de la muerte.

Tal como señalaba en las primeras líneas, la filosofía de las religiones radica en la permanente necesidad de protección y paralelo a esto, la insuficiencia de conocimiento, aunque sea fantaseado, de nuestros más profundos enigmas. Esos que nos acompañan desde el primer instante que comenzamos a razonar e intentar vislumbrar nuestro infinito entorno y esas aparentes respuestas que nos brindan las creencias, son unos verdaderos salvavidas en medio de un océano de dudas, miedos, inseguridades y desesperanzas.

Estas necesidades que se aspiran cubrir, con toda la información que permita de una manera rápida y sencilla ilusionar a quienes las precisan, son el reflejo de lo que plantea la segunda teoría popular del Doctor en Antropología (Univ. New Orleans) William Stiebing, “Las respuestas fáciles a las preguntas difíciles”, debido a que no podemos negar la escasez de comprensión que tenemos en variadas materias, pero soberano a esta falencia, no creo que sea correcto y prudente esperanzar a individuos que únicamente buscan respuestas, es más, pienso explícitamente que es una irresponsabilidad por parte de mentes inescrupulosas, las cuales exclusivamente sacan provecho de estas extenuaciones del ser humano. Vean lo sucedido en San Diego, USA, el 26 de Marzo de 1997, con la famosa secta Haven´s Gate (puerta del cielo) y el suicidio de 39 feligreses del líder Marshall Applewhite, esperando el ascenso, vía espiritual por cierto, a un supuesto OVNI que se encontraba aparentemente en la cola del cometa Hale-Bopp. Es quizás el reflejo extremo de lo que puede llegar a suceder con el convencimiento psíquico, intelectual y físico de estas supuestas hermandades o sectas.

Quizás por esa principal razón, Sixto Paz se desligó como líder y guía de su movimiento Rahma cuando se le cataloga, en diversos países, como una secta. Una astuta maniobra para desmarcarse, pero sin interrumpir obviamente, sus persistentes contactos y viajes espaciales en compañía de sus hermanos mayores.

Es momento de salir de este letargo y cómplice silencio condescendiente a estas inescrupulosas prácticas y afirmaciones. No olvidemos que en los programas de televisión donde se le facilita pantalla para repetir sus libretos de viajes y aventuras, hay una franja inferior que señala su nombre, pero con el título de contactado y aún peor, de ufólogo.

En resumen, no cuestiono la existencia de los OVNIs, pero basados en la observación aleatoria de un fenómeno aéreo no identificado. Hasta ahora, nadie posee las respuestas ni explicaciones precisas para determinar la definición y el real origen de estas anomalías. Pero una cosa muy diferente, es otorgarle a este fenómeno una solución, basada en meras especulaciones, pero orientadas en la férrea creencia de la hipótesis extraterrestre. Con una mayor preocupación, se deben observar con detenimiento como estos “contactados”, los que considero unos verdaderos estafadores y mercaderes del misterio, usufructúan de esta debilidad humana, explotando todo lo que conlleva el idolatrar a una persona. Eso es sinónimo de lucro, bienestar y elevación del ego, es decir todos los condimentos necesarios para desarrollar el narcisismo que requieren, para seguir coexistiendo en estas falacias y consigan prolongar la asociación a los OVNIs, a un misticismo inexistente y que ellos mismos instauraron.       



Etiquetas:   Misterios   ·   Espiritualidad   ·   OVNIs   ·   Ufología

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

4 comentarios  Deja tu comentario


Crystian Sanchez Ortiz, Psicología Fernando el tema que propones a merita otro articulo y en ningún
caso contraargumenta lo expuesto por el mayor Bravo, solo desplazas un poco mas allá el problema de las creencias mágicas o irracionales de las cuales la religión y parte de la filosofía no están exentas.


Fernando Edmundo del Cármen Laredo Cárter, Escritor Comparto plenamente su visión crítica de los supuestos contactados por extraterrestres. Es una desgracia el desarrollo actual de esas pseudo-religiones, de las que la Fundación Rama es un ejemplo de muchos en todo el mundo. Sólo suplico al Sr. Bravo haga una más prolija investigación de las técnicas místicas TRADICIONALES que conducen a la iluminación o a la supraconciencia, al yoga, al sufismo, a la meditación kabalística, a los sueños hiperlúcidos, y tal vez llegue a mejores conclusiones en materia religiosa y filosófica. Ver por ejemplo la dimensión profética de la vida de san Juan Bosco. O la de Paramahansa Yogananda. La de Edgar Cayce, o la de Jaime Galté.


Baitdedaste Baitdedaste, Buena columna, siempre es bueno desenmascarar a los chantas.


Rodrigo Bravo Garrido, Militar Una dura crítica a los "contactados" y las razones porque se asocia este fenómeno a nuevas tendencias sectarias y religiosas.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21215 publicaciones
5196 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora