Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Cultura   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Sociedad   ·   Quintana Roo   ·   Política   ·   Cuentos   ·   Aprendizaje



EL TECHO MAXIMO DE LA UFOLOGIA


Inicio > Cultura
06/01/2012


1485 Visitas



Publiqué un artículo llamado Alienígenas Ancestrales en la página de la Asociación Escéptica de Chile, a quienes les agradezco por su gentileza y amabilidad de facilitarme el espacio para tal efecto, siendo que ellos saben que no soy precisamente escéptico.


Junto con analizar el concepto al cual obedece este atractivo dueto de palabras, comenté que una de las razones por las cuales se ha sobrevalorado esta figura dentro del estudio de los OVNIs, es sencillamente porque la ufología y en especial la clásica, toco techo.

Como señalé, esto ocurre al no consignar una prueba categórica de la existencia o de la presencia de extraterrestres en el universo y lógicamente, de visita en nuestro planeta. Es decir, hoy día no existe ni una sola comprobación de esto y menos de la “probable” o “posible” (muletillas ufológicas) intervención extraterrestre en nuestra civilización.  

Consecuentemente, por más que se exponga lo contrario, los argumentos de la ufología están en franco proceso de extinción de manera inapelable, porque las demostraciones que son motivo de análisis, se limitan a la exhibición de fotografías, videos y testimonios donde su núcleo principal, lo constituyen luces con movimientos erráticos.

Frente a este punto, no podemos prescindir  la ambiciosa idea, casi irrisoria por lo demás, de encontrar esa señal o prueba tan remota que afirme la interacción con otras formas de vida inteligente. Aspecto que se encuentra hoy en una especie de  utopía y que se maneja en el ámbito de los licenciosos deseos que tenemos algunos de que suceda, contrarrestado con los hechos concretos que se observan y analizan. – Hago mención a que me sumo a estos deseos, pero con la clara convicción que es tan solo un anhelo, no una realidad y lo tengo muy claro.- 

De esta manera los investigadores, estudiosos e interesados en el tema, acérrimos a la idea de una decadencia del maravilloso mundo de los platillos volantes y con menesterosas posibilidades de encontrar una explicación satisfactoria, asienten elucubrar una sucesión de materias alternativas, que permiten amparar sus presuntuosas hipótesis, soslayando la confirmación pública de que hasta nuestros días, no hay forma de justificar como tal, la coexistencia de los reputados OVNIs, pese a que la ciencia y en especial la aeronáutica, ya aceptan abiertamente la figura de un fenómeno aéreo no identificado o FANI.

Quizás el cambio del acrónimo utilizado ó la incursión de científicos y personas relacionadas al mundo de la ciencia y la aviación, generan un rechazo mayor de lo previsto.

Lo que hoy nos ofrece la ufología, esta basado en hipótesis, nada más. Y las supuestas pruebas que nos ahondan, son en su gran mayoría registros fotográficos y fílmicos de luces y cuando más, algún objeto no identificado observado o furtivo, pero que no cumplen con las expectativas ni la contundencia para poder entrelazar ideas (hipótesis) con hechos (imágenes).

Este problema de las pruebas, al cual no encentro otro adjetivo calificativo que problema, se encuentra a nivel mundial y es la razón de fondo por la cual la ufología en su esencia romántica, ha perdido sentido, fuerza y porque negarlo legitimidad, ya que al trabajo honrado de algunos incansables investigadores, se le suman los desafortunados y delirantes aportes de los especuladores, quines no escatiman argumentos para validar abducciones, contactos, Islas mágicas, hipnosis, implantes y mensajes celestiales.

Es por esta razón, dejando de lado todo el sarcasmo con el cual a veces me refiero a estas personas, son ellos los verdaderos culpables, no tan solo del fin de la ufología clásica, sino que también del ascenso de este tema a su techo máximo (como decimos los pilotos), por lo tanto, creo que es conveniente aterrizar y reabastecerse de nuevo combustible y porque no, buscar una ruta alternativa.



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21215 publicaciones
5196 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora