Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Cristina Fernandez de Kirchner   ·   Inflación   ·   Crisis Económica   ·   Mauricio Macri   ·   Devaluación   ·   Sociedad   ·   Emigración   ·   Utopias   ·   Política   ·   Moralidad



Charlie y la Descentralización Puesta en Órbita


Inicio > Física
05/01/2012

1622 Visitas



Casi el despedir el año 2011 los chilenos nos congratulamos por la puesta en órbita, a mediados del mes de diciembre del año recién pasado, del FASat Charlie, en lo que viene a ser nuestro tercer intento de poner en órbita un satélite chileno, luego de dos fallidos intentos previos de FASat, Alfa y Bravo, el primero de 1995, que no logró separarse de un satélite madre del cual hasta hoy continuaría adosado; y el segundo, en un esfuerzo de 1998 que si bien alcanzó a orbitar de manera independiente, pronto quedó inoperante al fallar su sistema de potencia, por lo cual hoy sería basura espacial. En esta ocasión parece que las cosas evolucionan de manera diferente y Charlie, el tercer esfuerzo de nuestro país en el tema, se desenvuelve exitosamente, lo que por cierto es motivo de legítimo orgullo para nuestro país.


 

En medio de estos sucesos, cabe reflexionar sobre la utilidad de este nuevo instrumento de desarrollo para nuestro país. Cada instrumento de ciencia y tecnología que la humanidad ha concebido a lo largo de la historia, no ha sido juzgado sino por sus usos, más que por su valor en sí mismo. Esta idea, que presiento válida para la radiación, utilizada de manera lamentable como herramienta de muerte y también brillantemente como instrumento para dar impulso a la vida; o la pólvora, que ha abierto tantos caminos inexplorados pero que también ha sido usado como triste instrumento de destrucción, quizás nos sirve para ilustrar algunas esperanzas y desafíos que podemos asignarle a Charlie, por cierto, con efectos mucho menos dramáticos.

 

Habida consideración de que el satélite presentaría aplicaciones de defensa, anexo a ello no son menores las posibilidades que se abren para un amplio abanico de aplicaciones civiles, con potencial de beneficios para la agricultura, silvicultura, ordenamiento territorial, estudio de crecimiento de zonas urbanas, estudios demográficos, monitoreo de grandes obras públicas, turismo, medioambiente, entre otras que podríamos imaginar. Por cierto, ese potencial de aplicaciones hace abrigar esperanzas para un diseño de intervenciones cada vez más pertinentes y armónicas, en virtud de una disponibilidad de información más rica y abundante respecto de las especiales características y particularidades del territorio.

 

Ahora bien, no obstante todo ese rico potencial de aplicaciones que se nos abren, en función de esa mayor disponibilidad de información que auguramos, cabe también plantearse algunos desafíos respecto la forma y los canales por los cuales esa información se encauzará. Una particular fortaleza que presentan los sistemas de información más avanzados tiene relación con el carácter dúctil que poseen en su capacidad tanto para centralizar datos como también para difundirlos con mayor amplitud, en apoyo a la toma de decisiones.

 

En este sentido, si el mayor flujo de información territorial disponible continúa canalizándose en virtud de una toma de decisiones señalada por la centralización, tan característica de nuestro país, por cierto las posibilidades de aprovechar las potencialidades que ofrece Charlie serán acotadas para diseñar intervenciones cada vez más armónicas y pertinentes a la realidad de cada territorio. Por ello es que entonces asignamos un desafío adicional a la puesta en órbita de Charlie y que tiene que ver con poner un acento en la descentralización de sus beneficios de información, facilitando y abriendo la toma de decisiones de los actores en el territorio, con mayores posibilidades de lectura e interpretación pertinente de dicha información.

 

Bajar la información, en este caso, no sólo lo decimos de manera literal, sino que también coloquial, desde el satélite hacia los actores del territorio, abriendo y facilitando allí la toma de decisiones, en lo que puede ser un instrumento interesante, no sólo de tecnología e información, sino que también, a partir de esa información estratégica, como espacio de participación y descentralización de la toma de decisiones en cada uno de los territorios, para un desarrollo más armónico y pertinente en nuestro país.





Etiquetas:   Astronomía   ·   Descentralización

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18438 publicaciones
4674 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora