Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   PRI   ·   PAN   ·   México   ·   Quintana Roo   ·   MORENA   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Pobreza



Poder de cuarta Parte l


Inicio > Política Nacional
27/12/2011


1602 Visitas



El discurso, por más que en apariencia sea poca cosa, las prohibiciones que recaen sobre él, revelan muy pronto, rápidamente, su vinculación con el deseo y con el poder. Y esto no tiene nada de extraño: ya que el discurso —el psicoanálisis nos lo ha mostrado— no es simplemente lo que manifiesta (o encubre) el deseo; es también lo que es el objeto del deseo; y ya que —esto la historia no cesa de enseñárnoslo— el discurso no es simplemente aquello que traduce las luchas o los sistemas de dominación, sino aquello por lo que, y por medio de lo cual se lucha, aquel poder del que quiere uno adueñarse.






CRONICA

Cuando revisamos el discurso oficial de los últimos años, se puede advertir que no fue "poca cosa" que casi no tuvo "prohibiciones" en sus contenidos y  más que "revelar su vinculación con el deseo y con el poder" fue absolutamente explícito de ese deseo. Claro que Foucault  no escucho estos discursos, me refiero a los de Néstor y Cristina Kirchner , pero si los discursos, de los más grandes y quizá peores fundamentalistas del siglo XX. Con esto no quiero poner a la Presidenta y al ex Presidente en ese lugar, pero si analizar,  lo que hicieron- y ahora hace la Presidenta-  porque la verdad, no es normal, si es que existe alguna normalidad en la política.





No fue normal, que Néstor Kirchner en su  gobierno, teniendo una buena relación político-  mediática, aunque fuera de conveniencia con el Grupo Clarín, a la vez tuviera tan malos tratos con la prensa, para no dar ni siquiera una conferencia de prensa y permanentemente maltratar a los cronistas. El Grupo era el único que podía perjudicarlo, si optaba por una posición crítica, pero eligió obtener beneficios. Sin embrago el ex Presidente, se movía, como si la prensa lo hostigara. Sus pocos detractores de ese momento eran los programas, que más que informar, ironizan sobre la información: TVR, DDD y CQC- hoy son lo opuesto y solo atacan a Clarín y a la oposición- luego las portadas de Critica Digital - que no tardó en  quebrar- le quitaban el sueño al Presidente y la reaparición de diario Perfil lo terminó de enfrentar a la prensa. Esos dos diarios, fueron -Perfil lo sigue siendo- un punto de inflexión para el poder- no solo para el gobierno nacional- pero además hicieron que Diario Clarín, en el último año de la gestión de Néstor Kirchner, tuvieran que girar hacía  la crítica, ya que uno, le quitaba ventas de lunes a viernes y el lector joven y el otro, la venta del domingo y el lector más informado.





Si hasta ese momento nada había sido muy normal, de ahi en más fue peor. La crisis con el campo "Paro Historico..." título Clarín, "Guerra Gaucha.." Crítica Digital  y "Paro Agropecuario..."Perfil,  convirtió el maltrato a la prensa, en la gesta de "un gobierno progresista e igualitario, contra los medios- que ahora tenían a Clarín del  mismo lado-  que atacaban al gobierno, para defender el espacio de la derecha y los grupos de poder económico". Rápidamente Clarín olvidó las leyes y decretos, que lo habían convertido en un multimedios corporativo y poderoso y que le ahorraron deudas internacionales. También olvidó que el gobierno, haciendo uso de su poder en la justicia, le había sacado del camino a Marquevich y a Gils Carbó, juez que cumplió con lo que luego sería la obsesión de Néstor Kirchner, meter presa a Hernestina Noble y la Fiscal que le hizo una docena de denuncias al grupo por irregularidades. 





El ex presidente no soportó ese giro a la crítica, del ahora Multimedios, ya habían tenido relámpagos, cuando  por algunas portadas que no eran de su agrado, había enviado una inspección a Papel Prensa y le exigíó"reconvertir sus producción y no contaminar". A Clarín nadie le marcaba los tiempos y sus acciones- en ese entonces- por eso su respuesta fue mediática,  y pusieron al aire una investigación de TN, sobre Romina Picollotti la secretaría de Medio Ambiente y  los familiares y amigos, que había contratado con sueldos escandalosos, en su secretaría. 





Ambos se conocían, sabían que el otro era capaz de hacerles la vida difícil ,  pero creo que ni Clarín, ni  el resto de la  prensa,  ni la sociedad, imaginó lo que vendría. "Estás nervioso Clarín" fue la insinuación y la consigna, graciosa para algunos y revolucionaria para otros. Para Clarín fue la certeza,  de que Zaninni  el  Secretario Legal y Técnico estaba dibujando. Y lo que imaginaba el gobierno, era muy distinto, a esa infografía que mostró alguna vez Lanata del universo Clarín.





 Pero retroceder en el tiempo, y achicar el poder mediático dominante, que le habían otorgado, requería más, que de una buena ley, necesitaba de consensos, de divisiones ideológicas y de un fuerte apoyo popular. "Clarín Miente" fue la consigna que siguió, luego  "TN Todo Negativo" y después la relación de "Clarín y la Dictadura" que fue lo que más se explotó, hasta hoy con Papel Prensa. "Clarin y el Menemismo.." se les cayó enseguida, ya que Menen también se había quejado del medio, al igual que Alfonsin, y cuando solo era un diario. Indudablemente Clarín tenía una manera histórica de operar,  era condescendiente, neutro y luego crítico, con todos los gobiernos y según su etapa de gestión. Primero obtenía beneficios, luego se alejaba y por último accionaba criticamente, esperando el cambio de administración, para volver a empezar. Con el Kirchnerismo esto no le resultó. Y la guerra con Clarín estaba en marcha





La gesta necesitaba un ideólogo y lo tenía: Ernesto Laclau, también necesitaba de un grupo de personas pensando, elaborando relatos, consignas y comunicación. Y si esto estaba o no sustentado en echos de la realidad, poco importaba, el objetivo era que Clarín , el multimedios y todos sus detractores, perdieran su credibilidad. Para esto, los intelectuales de Carta Abierta fueron el concepto y los comunicadores, luego autoproclamados periodistas militantes, la comunicación.  La imagenes reales o editadas de 6-7-8 podían poner a Ernestina Noble y a Magnetto  con los Dictadores del 76' y hasta increiblemente a Lanata , a continuación. Luego la continua reproducción de los mismos conceptos, en : DDD, TVR, los comentarios en las AM y FM  y los diarios oficialistas,  cerraban el círculo de desprestigio.





Si el desprestigio a Clarín, su historia y sus titulares, era merecido o no, no estoy en posición de juzgarlo, se,  que lo que le hicieron a Lanata, a Fontevecchia,  a Tenembaum, a Nelson Castro , a Magdalena, a Majul y a varios periodistas más, fue injusto e infundado . Y también se, que el desprestigio a Clarín, nunca hubiera existido, si el multimedios, no los hubiera criticado. Esta lucha de poder, que todavía es difícil acertar, de qué tipo de poder se trata, dividió, generó un pensamiento binario y simplificó la realidad a consignas y relatos,  que desplazaron a los hechos y hasta le quitaron total importancia.





 Los enemigos señalados por el gobierno, eran , La Dictadura , el Menemismo, los corruptos, las corporaciones , la derecha, los grupos de poder económicos y Grupo Clarín. Cualquiera que los criticara, aún un modesto periodista digital, estaba de su lado. No importaba si el matrimonio Kirchner, había sido socio de un estudio que defendió a represores en Santa Cruz, si sus primeras propiedades las habían conseguido como resultado de la Circular 1050, si habían sido parte del Menemismo hasta el final,   si su patrimonio personal seguía creciendo a un ritmo cercano al 100% anual, con sueldos de empleados públicos y si en realidad ellos había otorgado los beneficios a Clarín y a otras corporaciones monopolicas o dominantes.  Todo "había sido por la causa", esa era la justificación "necesitaban ser más poderosos, para luchar contra los monopolios y las corporaciones"





Hasta aquí todo fue pasado, pero un pasado que está acá nomás y que no se termina de resolver. Hasta aquí también, la primera parte de esta crónica, que si bien  puede tener omisiones y hasta errores, trata de encontrar alguna explicación a la anormalidad  en la tarea periodística, que todos los periodistas, aún los que apoyan todo esto, estamos viviendo. Estudié periodismo, con el fin, con el sueño, con la utopía de ser el cuarto poder y no un poder de cuarta*.





 * de cuarta, es un argentinismo que hace alusión a algo que es ordinario, perdió prestigio, credibilidad o es vulgar







Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18024 publicaciones
4594 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora