Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Cultura   ·   Sociedad   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Biografía   ·   Privacidad   ·   Poder Mediático   ·   Tecnología   ·   Base de Datos


Trastorno Facticio


Inicio > Medicina
24/12/2011


5129 Visitas



Los trastornos facticios se caracterizan por síntomas físicos o psicológicos fingidos o producidos intencionadamente, con el fin de asumir el papel de enfermo. La apreciación de que un síntoma se ha producido de manera intencionada es posible tanto por comprobación directa como por la exclusión de otras causas. Por ejemplo, un individuo que acude por hematuria y se descubre que tiene anticoagulantes y niega haberlos tomado, mientras los análisis de sangre demuestran lo contrario. Cabe pensar, pues, que si no existe prueba alguna de ingestión accidental, el paciente ha ingerido intencionadamente este tipo de fármacos. Debe reseñarse que la presencia de síntomas facticios no excluye la coexistencia de síntomas físicos o psicológicos verdaderos. Los trastornos facticios son distinguibles de los actos de simulación. En la simulación el «paciente» también produce los síntomas de modo intencionado, pero su objetivo es fácilmente reconocible cuando se conocen sus circunstancias. Por ejemplo, la producción de síntomas de manera intencionada para evitar una vista judicial o la incorporación al Servicio Militar. De manera semejante, un enfermo mental hospitalizado puede simular la agravación de su enfermedad para evitar su traslado a otra institución menos deseable, produciendo así un acto de simulación. En cambio, en el trastorno facticio existe una necesidad psicológica de asumir el papel de enfermo, tal como se pone de manifiesto por la ausencia de incentivos externos para tal comportamiento. Mientras que un acto de simulación puede considerarse adaptativo bajo ciertas circunstancias (p. ej., en situaciones hostiles), por definición, el diagnóstico de trastorno facticio implica siempre un determinado grado de psicopatología.


Criterios DSM-IV para el diagnóstico de trastorno facticio

 A) Fingimiento o producción intencionada de signos o síntomas físicos o psicológicos.

 B) El sujeto busca asumir el papel de enfermo.

 C) Ausencia de incentivos externos para el comportamiento (p. ej., una ganancia económica, evitar la responsabilidad legal o mejorar el bienestar físico, como ocurre en el caso de la simulación).

 Trastornos facticios con predominio de signos y síntomas psicológicos

En este subtipo los pacientes exhiben predominantemente sintomatología psiquiátrica, que muy frecuentemente no se corresponde con un patrón específico o característico de ninguna afección, con un curso evolutivo y una respuesta terapéutica inusual, y que se agrava cuando la persona se sabe observada.

Las quejas que estos pacientes manifiestan con más frecuencia incluyen elementos depresivos, con ideación suicida, amnesias, ideas delirantes, síntomas del trastorno por estrés  postraumático y síntomas disociativos. Pueden ingerir sustancias psicoactivas (estimulantes, sedantes o alucinógenos) para favorecer la presentación de los síntomas

b. Trastornos facticios con predominio de signos y síntomas físicos (síndrome de Münchhausen)

Predominan los síntomas y signos de enfermedad orgánica. Pueden llegar a ser muy severos. Frecuentemente aparecen:

infecciones autoprovocadas (por ejemplo: abscesos por inyección de materias fecales u otras sustancias); fiebre de origen indeterminado; retraso en la curación de heridas; hipoglicemias; anemia, hemoptisis masivas; hemorragias por ingestión de anticoagulantes; vómitos; diarrea; síntomas y signos neurológicos; como crisis convulsivas; quejas de mareos con pérdida de conocimiento; quejas de dolores abdominales con náuseas y vómitos; aparición de lesiones cutáneas; excoriaciones y abscesos.

c. Trastornos facticios con combinación de signos y síntomas psicológicos y físicos

Estos trastornos presentan una combinación de síntomas psíquicos y orgánicos. La verdadera etiología de los trastornos facticios, sin importar el subtipo ni forma de presentación, es la  perturbación psiquiátrica subyacente, de gravedad variable, pero siempre presente.

Los pacientes actúan de manera consciente al producir sus enfermedades, pero las motivaciones permanecen inconscientes para él. Saben que están actuando pero no pueden detenerse, porque su conducta está determinada por factores inconscientes. Lo más aceptado es que estos pacientes presentan una necesidad imperiosa de ser atendidos y cuidados, de ser el centro del interés.

La hostilidad de los pacientes es incontrovertible. Bajo su apariencia de desamparo se percibe el resentimiento contra los médicos, al que dan rienda suelta cuando son descubiertos, o se sospecha la inautenticidad de sus síntomas. En este momento el paciente siente que ya no controla al personal de salud, por lo que se retira enojado y acusando a los médicos de mala práctica.

Tratamiento

La función más importante del psiquiatra es alertar a sus colegas sobre la patología psiquiátrica  siempre subyacente. Ninguna terapia ha demostrado gran eficacia en el tratamiento de estos pacientes. Es una paradoja que los pacientes que simulan enfermedades importantes, que buscan y se someten a tratamientos innecesarios, se nieguen a sí mismos y a los demás su verdadera enfermedad. La mayoría de los autores que hacen referencia al tema remarcan lo dificultoso que resulta el tratamiento de estos pacientes.



Etiquetas:
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario










Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15899 publicaciones
4135 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora