Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Pandemia   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Lectura   ·   Filosofía   ·   Libros   ·   Reseña   ·   Coronavirus



¿Podemos Predecir nuestro Futuro?


Inicio > Empresas
17/12/2011


1843 Visitas



 


Días atrás leía que Thomas Alva Edison (1847 - 1931) en determinado momento, como buen inventor, decidió que construiría una bombilla eléctrica.  En su empeño por lograr el objetivo, un colaborador le preguntó porqué insistía e insistía si ya llevaba 168 fracasos. Edison, muy serio, le replicó que estaba muy equivocado, no se trataba de fracasos, sino del descubrimiento de 168 maneras distintas en que la bombilla eléctrica no podría ser realidad. Y continuó en su empeño. El final de la historia es de todos conocido.

 

Si tomamos este ejemplo, la respuesta a la pregunta con que titulo esta columna, necesariamente debe ser afirmativa, pero para ello, como todo lo importante, más que depender de terceros, la clave está en nosotros mismos, en la actitud con que nos hacemos cargo de los desafíos inherentes al hecho de estar vivos desplazándonos por este mundo. Los invito a repasar sus respuestas a las siguientes preguntas:

 

·      ¿Qué he hecho hoy, distinto de lo que hago todos los días en mi trabajo? ¿Y ayer respecto de antes de ayer?

·      ¿Qué proyecto personal, desafío, anhelo, sueño me inspira mientras avanzo en la rutina laboral?

·      ¿Qué estoy haciendo ahora, para cuidar que mis competencias personales no decaigan sino que aumenten?

·      ¿Qué estoy haciendo para que, ante problemas, mi foco no esté en los errores y culpas de otros, sino en mi rol respecto de lo que me tiene complicado?

·      ¿ …. (coloque acá, usted mismo, otras interrogantes que le permitan ver si está o no siendo protagonista de su propia vida) ….?

 

Mientras más respuestas positivas, objetivas, observables y dimensionables registre a las preguntas anteriores, más certeza de que el lector/a es un protagonista de su vida. Esto implica que, tanto en el trabajo, como en la familia, las amistades, los afectos y los proyectos, se está prediciendo el futuro dado que este está muy claro.

 

Lewis Carroll en su obra más conocida, “Alicia en el País de las Maravillas”, coloca a su personaje principal en un diálogo muy clarificador:

 

gatito de Cheshire … ¿Me podrías indicar hacia donde tengo que ir desde aquí?” pregunta Alicia.”Eso depende de a dónde quieras llegar” responde el gato. “No me importa demasiado a dónde”. “En ese caso, da igual hacia donde vayas”. “Siempre que llegue a alguna parte”. “¡Oh! Siempre llegarás a alguna parte, si caminas lo bastante”.

 

El gran problema es que, cuando tomamos cualquier camino, porque no sabemos hacia dónde vamos, se multiplican las posibilidades de que lleguemos a dónde NO queremos llegar. Esto ocurre cuando dejamos de ser protagonistas de nuestra vida.  ¿Me explico? 

 

Y si  no somos protagonistas de nuestra vida, inevitablemente seremos sólo víctimas de ella, repitiendo casi como un péndulo de movimiento perpetuo, una y otra vez, el (o los) mismo error.

 

Frases de esta actitud auto victimizante son, por ejemplo: (1) “No me alcanzó el tiempo” (la culpa es del reloj); (2) “Pésima la información para encontrar el lugar” (la culpa es de la señalética); (3) “Me caí porque alguien dejó el juguete con que tropecé, dónde no debe estar” (la culpa es del niño), (4) “No me enseñaron eso” (la culpa es del profesor); (5) “No me dieron claras las instrucciones” (la culpa es del jefe); en fin, usted me puede ayudar con muchas otras reacciones de este tipo.

 

Como el reloj seguirá marcando horas de 60 minutos, la señalética continuará ausente o difusa, los juguetes seguirán estando en cualquier lugar, el profesor seguirá enseñando lo que enseña y el jefe seguirá actuando como lo hace, usted seguirá en problemas.

 

Mientras no cambiemos la perspectiva hacia nuestras propias acciones y actitudes, continuaremos llegando atrasados, perdidos en el camino, con las rodillas magulladas, cometiendo errores en el proceso formativo o realizando deficientemente el trabajo.

 

Siempre es más cómodo (opino que todos nos movemos en parte importante del día a día en este rol) ser víctima de lo que nos sucede. Con ello, desligamos responsabilidades y andamos más tranquilos por la vida. Pero, como contrapartida, dejamos escapar quizá cuantas oportunidades de crecimiento, de desarrollo, de alegrías y de felicidad, al depender de otros (personas o circunstancias).

 

En esta columna de fin de año, los invito a reflexionar en esta perspectiva del futuro para nosotros mismos, en todas las dimensiones de ella. Si logramos tener claridad acerca de lo que queremos que nos ocurra,  y nos enfocamos entusiastamente en hacer que suceda aquello que queremos que ocurra, y avanzamos sin renuncias pero con mucho aprendizaje, cada uno de nosotros (usted también) podremos hoy predecir lo que nos ocurrirá durante el año 2012. Si no pierde el foco, ni se rinde a medio metro de la meta, le pido que, en diciembre del 2012, me cuente cómo se ha sentido, al ser protagonista de verdad, de la vida propia.

 

Feliz 2012!!



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

11 comentarios  Deja tu comentario


, leída tu columna no puedo más que pensar en tu sabiduría de vida y tengo la sensación que ha sido casi por intuición. Tus palabras no me habrían hecho aentidohace un año atrás, pero un juguete se cruzó en mi camino y tuve una fuerte caída por lo que debí reformulaer mis movimientos, empezar a caminar sabiendo que llegaría a algún lugar.Hoy Héme aquí,intentando predecir mi futuro. Gracias y un abrazo.


víctor Machuca, Educación Muy buena columna, sólo agregaría que no es malo poner el foco en las veces que fracasamos o erramos si queremos encontrar las soluciones que esperamos, lo malo es poner el foco sólo para buscar sentirnos mal o hacer sentir mal a otros. Sin duda yo, también, en la organización trato de resaltar los aspectos positivos, las fortalezas para mantener con ánimo positivo a los profesionales que trabajan conmigo, pero trato de crear un ambiente en ocasiones que permita aprender de los errores, debería ser más frecuente, pero no es parte de nuestra cultura todavía.

Un abrazo mi estimado amigo


Ramón Quinteros, Profesor comparto su columna, que mas que una columna es un forma de entender la vida y bien vale considerarla como un regalo generoso suyo para estas fechas.
Reiterar mis gracias y saludos afectuosos de fin de año


Polilla Cross, Relaciones Públicas tarde llego a leer esta columna, la verdad es que siempre concuerdo con tus escritos y ante la pregunta que hice diferente hoy en mi trabajo para crecer? , aquí estoy creciendo en la lectura de tu columna... somos dueños y responsables de todo lo que nos pasa, el que no lo asume errá y el que lo asume con culpa y miedo errá doble...


Hugo Vergara Reyes, Académico, Facilitador y Consultor Organizacional Estimado Alfredo.

Tu reflexión me parece medular. Los seres humanos somos los únicos capaces de construirnos el futuro a nuestra medida, porque nuestra vida no es inercial, como el resto del reino animal. Por lo mismo, la capacidad de fijarnos metas y actuar en su búsqueda es un privilegio que que no debemos soslayar. Y claro, un paso a la vez, disfrutándolo y valorándolo, porque las riendas permiten ir hacia donde se quiere llegar. Gracias por tu tiempo d lectura y por dejar tu opinión, estimado amigo.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20604 publicaciones
5120 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora