Probablemente, el mejor anuncio del mundo



Probablemente, el titular suene un poco pretencioso, pero al comprobar que el mensaje proviene de la marca de cervezas Calsberg, comenzamos a entenderlo mejor.

 


 

Y, también es más que probable que la idea planteada no sobresalga por su cuidado diseño, ni por su complejidad técnica, ni por su impacto... Pero tampoco se trata de eso, porque los creativos de la agencia Duval Guillaume, han sido capaces de encontrar un nuevo enfoque al 'concepto de utilidad de la publicidad impresa', que convierte el anuncio en una buena referencia a la hora de focalizar el valor creativo de la marca.

 

Un anuncio -sencillo, directo y barato- que busca la interacción con un público perfectamente segmentado -la iniciativa se plantea en la revista masculina, Menzo, que es más leída en Bélgica-, convirtiéndose en 'una herramienta' que le acerca a su satisfacción personal.

 

Carlsberg nos propone una experiencia plasmada en papel, que se moldea y reinventa de forma muy sencilla hasta convertirse en un 'abre-botellas improvisado'.

 

El valor de 'utilidad' conferido a la página de publicidad es lo que realmente diferencia y destaca esta iniciativa, convirtiéndola en una excusa sobre la que se articula una experiencia memorable para el target.

 

Probablemente, no se trate del mejor anuncio del mundo... Pero está claro que el efecto no desmerece en absoluto... Y sus consecuencias -poder degustar una cerveza fresquita-, tampoco.

 

Muy interesante.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE











Probablemente, el mejor anuncio del mundo


Probablemente, el titular suene un poco pretencioso, pero al comprobar que el mensaje proviene de la marca de cervezas Calsberg, comenzamos a entenderlo mejor.

 


 

Y, también es más que probable que la idea planteada no sobresalga por su cuidado diseño, ni por su complejidad técnica, ni por su impacto... Pero tampoco se trata de eso, porque los creativos de la agencia Duval Guillaume, han sido capaces de encontrar un nuevo enfoque al 'concepto de utilidad de la publicidad impresa', que convierte el anuncio en una buena referencia a la hora de focalizar el valor creativo de la marca.

 

Un anuncio -sencillo, directo y barato- que busca la interacción con un público perfectamente segmentado -la iniciativa se plantea en la revista masculina, Menzo, que es más leída en Bélgica-, convirtiéndose en 'una herramienta' que le acerca a su satisfacción personal.

 

Carlsberg nos propone una experiencia plasmada en papel, que se moldea y reinventa de forma muy sencilla hasta convertirse en un 'abre-botellas improvisado'.

 

El valor de 'utilidad' conferido a la página de publicidad es lo que realmente diferencia y destaca esta iniciativa, convirtiéndola en una excusa sobre la que se articula una experiencia memorable para el target.

 

Probablemente, no se trate del mejor anuncio del mundo... Pero está claro que el efecto no desmerece en absoluto... Y sus consecuencias -poder degustar una cerveza fresquita-, tampoco.

 

Muy interesante.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE