Edición   |  Quienes somos    Contáctanos    Regístrate    Cómo publicar en Reeditor
Últimas etiquetas:   Psiquiatría   ·   Psicología   ·   Neurociencias   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Reseña   ·   Crónica   ·   Salud


Trastornos del sueño en las demencias


Inicio > Medicina
05/12/2011


2692 Visitas



 


Los pacientes con demencia pueden tener insomnio, hipersomnia, hiperactividad motora nocturna y alucinaciones y otros trastornos del comportamiento. Estos trastornos aparecen sobre todo en las fases avanzadas de la demencia.

El insomnio puede consistir en dificultad para iniciar el sueño o mantenerlo o en despertar precoz matutino. Los cambios en la arquitectura del sueño son más graves cuanto más avanzada es la demencia. La reducción del tiempo de sueño profundo que es el más restaurador conlleva más dificultad en mantenerse despierto y frecuentes despertares, con vagabundeo nocturno. Estos paseos nocturnos pueden ser un reflejo de la existencia de insomnio, pero también pueden ser efecto secundario de los tratamientos (los inhibidores de la acetilcolinesterasa pueden producir insomnio), o ser debido a estrés emocional, a la necesidad de encontrar el cuarto de baño, a sentir algún tipo de dolor o sufrir el síndrome de piernas inquietas. Los pacientes con demencia tienen además dificultad para explicar por qué se levantan por las noches. En ellos es especialmente recomendable reducir el consumo de cafeína y hacer ejercicio moderado por las tardes

Estrategias pare encarar el problema

La mayoría de la gente con demencia tiende a dormir cada vez más durante las últimas etapas de la enfermedad. Por ello es importante el que reconozcamos las causas que llevan a una somnolencia, esto nos ayudará a planear las estrategias para hacer frente a este tipo de problema.

1 Consulte a su médico

·                  Realícele un examen médico de rutina a fin de identificar algún tipo de síntoma o trastorno físico.

·                  Utilice medicamentos solamente bajo supervisión médica.

·                  Tenga cuidado con los efectos colaterales de los medicamentos suministrados.

·                  Recuerde que no todos los analgésicos y sedantes funcionan de igual manera, discuta todo esto con su doctor.

·                  Tenga mucho cuidado con los tranquilizantes, algunos de ellos pueden ser contraproducentes y causar efectos negativos.

2. Medio ambiente

·                  Trate de mantener un ambiente lo más cómodo y estable posible.

·                  Asegúrese que la persona no tenga calor o sienta frío. Una persona con demencia tiene su termostato interno afectado.

·                  Asegúrese de tener una iluminación adecuada. El tener poca luz y ver sombras, desconciertan fácilmente a la persona, causándole angustia y agitación, incluso provocándole alucinaciones.

·                  El dejar encendida alguna luz, ya sea la lámpara de tocador, la ropería o el baño, pueden ayudarle para que si se despierta y levanta entre la noche, no sienta confusión e incluso pueda ir al baño.

·                  Si tiene problemas para desplazarse e ir al baño, puede optar por poner un cómodo o pato debajo de la cama.

·                  Tenga en su cuarto objetos que le sean familiares que puedan ubicar y orientar a la persona.

·                  Evite el tener la ropa que se puso ese día o se va a poner al día siguiente a fin de prevenir el que la persona piense que es hora de levantarse o tener que salir.

·                  Tratar que la persona haga bastante ejercicio durante el día.

3. Alimentos y bebidas

·                  Disminuir el consumo de cafeína (café, cola, té, el chocolate) durante el día y eliminarla totalmente después de las 5 de la tarde.

·                  Disminuir el consumo de bebidas alcohólicas y discutir con su doctor los efectos adversos de las mismas y los medicamentos.

·                  Si cree que la persona puede tener hambre y despertarse entre la noche, trate de tener algunos bocadillos a la mano, ya sea galletas o cuadritos de queso.

·                  Una tacita de te o un vaso de leche tibia puede ser reconfortante.

4. Rutinas Diarias

·                  Trate de no molestarlo u hostigarlo durante el día con tareas que no le agradan.

·                  Si la persona rehúsa ir a la cama, intente otras alternativas como invitarle a que duerma en el sofá.

·                  Si la persona suele vagar por las noches, asegúrese que la casa esté segura, que todo esté cerrado para que no se vaya a salir, caer o perderse. Cierre con llave puertas y ventanas, impida el paso a las escaleras, quite alfombras o cualquier otro mueble u objeto con el cual pueda topar, caerse y hacerse daño.

·                  Si la persona despierta durante la noche, trate de tranquilizarla, proporcionándole seguridad y apoyo.

·                  Si se despierta entre la noche, recuérdele que ya es muy tarde, que es de noche, afuera está obscuro y es mejor que descanse y duerma.

·                  Dejar encendido un foco o un poco de luz durante la noche. Una pequeña lámpara o dejar encendida la luz de la ropería o el baño, será suficiente.

·                  Una ducha o un baño con agua tibia puede ser reconfortante y resultar muy útil en algunos casos, mas no en todos.

·                  Un sabroso y rico masaje en los pies y la espalda caen muy bien. La persona se sentirá a gusto y con ganas de dormir.

·                  Cántele una canción como una forma arrullarlo y mostrarle su amor; lo mismo puede intentar a través de un contarles un cuento o leerles una poema o recitación. Son fórmulas que realmente funcionan.

Problemas al atardecer

A medida que atardece y va cayendo el sol, mucha gente que padece demencia empieza a presentar una inquietud que se expresa en un constante querer levantarse de donde está, caminar por toda la casa, querer abrir puertas, cortinas y ventanas; en fin, una inquietud exasperante para todos aquellos que conviven con el enfermo. Es lo que en inglés se conoce como “sundowning” y que se traduce como ocaso o caída del sol). No obstante y que esto se presenta con mucha frecuencia, a continuación incluimos algunas sugerencias que nos pueden ayudar a enfrentar este tipo de situaciones.

·                  Distraiga a la persona, póngale música, sáquela a dar un paseo, juegue a algo con ella.

·                  Minimice todo tipo de ruidos, evite que haya mucha gente en el mismo cuarto o que el radio o la televisión estén a todo volumen.

·                  No presione ni aturda a la persona con tantas reglas que lo único que hacen es inquietarle más y provocar que se quiera ir de la casa.

·                  Pruebe el que se siente en una mecedora.

·                  Trate de mantener una rutina teniendo las mismas horas para levantarse, bañarse, comer, dormir siesta e ir a la cama.

Tratar que durante el día no se la pase todo el tiempo dormido, manténgalo activo lo más que pueda, de lo contrario será difícil que concilie el sueño durante la noche.

BIBLIOGRAFÍA:

1.      Ancoli-Israel S. A primary care guide to assessing 4 common sleep problems in geriatric patients. Geriatrics 2002; 59: 37-40.

2. Phillips B, Ancoli-Israel S. Sleep disorders in the elderly. Sleep Med 2000; 2: 99-114.

3. Barthlen M. Obstructive sleep apnea syndrome, restless legs syndrome, and insomnia in geriatric patients. Geriatrics 2002; 57: 34-39.

4. Avidan AY. Sleep changes and disorders in the elderly patient. Curr Neurol Neurosci Rep 2002; 2: 178-185.

5. Chokroverty S. Sleep and degenerative neurologic disorders. Neurol Clin 1996; 14: 807-826.

6. Bliwise DL. Review: Sleep in normal aging and dementia. Sleep 1993; 16: 40-81.

7. Janssens JP, Pautex S, Hilleret H, Micel JP. Sleep disorder breathing in the elderly. Aging 2000; 12: 417-429.

8. Grenberg G, Watson R, Deptula D. Neuropsychological dysfunction in sleep apnea. Sleep 1987; 10: 254-362.

9. Bliwise D. Is sleep apnea a cause of reversible dementia in old age? J Am Geriatr Soc 1996; 44: 1407-1408.

10. Scheltens P, Visscher F, Van Keimpema A, Lindeboom J, Taphoorn MJ, Wolters EC. Sleep apnea syndrome presenting with cognitive impairment. Neurology 1991; 41: 155-156.

11. Touitou Y. Human aging and melatonin. Clinical relevance. Exp Gerontol 2001; 36: 108-1100.

12. Schenck CH, Bundlie SR, Patterson AL, Mahowald MD. Rapid eye movement disorder: a treatable parasomnia affecting older adults. JAMA 1987; 257: 1786-1789.

13. Fantini L, Corona A, Clerici S, and Ferini-Strambi L. Idiopathic REM sleep behaviour disorder: toward a better nosological definition. Neurology 2005; 65:780-786.

14. Almenar C. Trastornos del sueño. En: López Pousa S, Turon A, Aguera LF, ed. Abordaje integral de las demencias en fases avanzadas. Science, Barcelona. 2005: 171-184.

15. Pareja Grande J. Alteraciones del sueño en las demencias. En: Alberca R, López Pousa S. eds. Enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Panamericana. 2006: 71-74.

16. http://www.alzheimermonterrey.com/publicaciones/folletos/folleto-09.html



Etiquetas:   Salud   ·   Tercera Edad   ·   Sueño   ·   Demencia
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario










Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
15182 publicaciones
4006 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora