De López y los asesinados sacerdotes

“Del crimen y sus azotes . . .”

 

. . .”

La violencia se ha enquistado

en Chihuahua, lindo estado,

Urique buen municipio

del infierno es triste sitio.

El crimen organizado,

pues, se ha deshumanizado

la podredumbre echa brotes,

ahora matan sacerdotes.

Y hasta sus cuerpos se llevan,

los mafiosos, pues, no llenan,

nos pasman entre sus bailes,

hoy, le ha tocado a los frailes:

Javier Campos, Joaquín Mora,

“El Chueco” fue ruin espora

que no respetó rosarios

de ambos octogenarios.

Con sus actos terroristas

pobre del Guía de Turistas

Pedro Eliodoro, sufrido,

muerto por un malnacido.

Y López acomoda todo,

da los datos a su modo

las cifras las tergiversa,

el cambio fue la reversa.

De esto dijo desfazado:

“hay mucho crimen organizado

en la lejana región”,

siguió con esta canción:

“Es de que es fuero común”,

así, con un tan tan, tun tun,

lava sus manos Andrés

sin jabón y en dos por tres.

Entre tantas incoherencias

ya aprendió a dar condolencias,

se ha vuelto todo un experto

de echar culpas, del pretexto.

En menos de cuatro años

superó, en muertes, los daños

de Peña y de Calderón,

pobre de nuestra nación.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 21 de junio del 2022

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales